9 consejos para hacer una excelente presentación de negocios

9 consejos para hacer una excelente presentación de negocios

De la organización a las habilidades de oratoria y las técnicas de persuasión.

Preparar presentaciones casi siempre es una tarea complicada, y suele ser más difícil aún   cuando necesitamos hacer una presentación de negocio. 

Esto es porque, generalmente, el éxito de nuestra carrera puede depender de esta presentación o ella puede resultar en la realización de una negociación importante para nuestro propio negocio.

Por eso, es fundamental saber manejar técnicas que van desde la organización de la presentación en sí, hasta nuestras habilidades en oratoria y técnicas de persuasión.

¿Quieres saber cómo hacer una presentación de negocio capaz de encantar y ayudar a apalancar tu carrera? ¡Entonces continúa leyendo este post y examina nuestros 9 consejos!

Índice
  1. Crea un design atractivo
  2. Practica tu oratoria
  3. Demuestra conocimiento y autoridad
  4. Estudia a tu público
  5. Ten un plan B
  6. Elabora un guion
  7. Presta atención al tiempo de duración
  8. Cuida la expresión corporal
  9. Utiliza las técnicas de storytelling

1. Crea un design atractivo

 

Uno de los principales puntos que hacen una presentación de negocios interesante es un design atractivo. 

Esto significa que debes siempre prestar bastante atención al layout, a los colores y a las informaciones contenidas en las diapositivas que prepares.

El exceso de informaciones es un error muy común al escoger lo que debe y no debe aparecer en la presentación. 

Las diapositivas necesitan funcionar solo como guías y no competir con tu discurso. Por eso, procura utilizar bastantes recursos visuales como imágenes, gráficos y algún vídeo más puntual.

Además de ayudar a la platea a seguir más claramente la presentación, las diapositivas funcionan como apoyo, evitando momentos de desesperación cuando te queda un blanco durante tu exposición.

2. Practica tu oratoria

Más que un don natural, ser bueno en oratoria es cuestión de práctica y entrenamiento. 

Al hacer una presentación de negocio, tienes que expresarte de manera firme y decidida, al mismo tiempo que expresas cohesión y claridad en tus argumentos.

Cuando hablamos en público, es buena idea elevar levemente el tono de voz, mostrando presencia y dominando el escenario que ocupas.

Procura hablarle directamente a tu platea, fijando tu mirada en algunas personas por algunos segundos y cambiando el enfoque de tanto en tanto.

Mira este video sobre cómo hablar frente a las cámara, también puedes utilizar sus consejos para prepararte para tus presentaciones.

3. Demuestra conocimiento y autoridad

Un buen conferencista domina completamente el asunto que aborda en el escenario. Esto significa que debes mostrar una imagen de autoridad, presentando los argumentos sin titubeos.

Otro punto importante aquí es definir con claridad el ritmo de tus palabras. Evita hablar demasiado rápido para no demostrar nerviosismo.

En contrapartida, no discurses muy lentamente, pues puedes dar la impresión de que estás inseguro en el tema.

4. Estudia a tu público

Obviamente, no siempre tendrás esta oportunidad, pero siempre que sea posible, no renuncies a conocer bien al público con quien hablarás.

Además de darte más comodidad saber quién estará escuchando tu presentación, tendrás la oportunidad de adaptar el lenguaje y el contenido de acuerdo con el público.

Una conferencia con temas más técnicos es adecuada para un público con conocimientos profundos, con quien puedes avanzar aún más en los argumentos.

Pero un público lego demanda un esfuerzo de simplificación del tema, para evitar que las personas se sientan perdidas y pierdan el interés porque no conocen el tema.

De esta forma, logras mantener a tu público siempre interesado y, consecuentemente, bajo control. 

Dominando a tu platea, logras hablar con mucha más naturalidad, sabiendo exactamente los tipos de interacción que podrán ocurrir y respondiendo las dudas de manera adecuada.

5. Ten un plan B

Si conoces al público y sabes exactamente todo lo posible sobre el tema, estarás más preparado para imprevistos. 

Esto significa que problemas con la computadora, con la presentación de diapositivas o con Internet, que podrían arruinar una conferencia mal planificada, no te afectarán.

En este sentido, el mejor camino es tener algún backup de tu presentación accesible off-line, evitando así la dependencia de recursos inestables como Internet.

Además, ten anotaciones manuscritas para no depender de las diapositivas. Así, si ocurre algún imprevisto, podrás hacer tu presentación de negocios normalmente, aún sin recursos tecnológicos.

6. Elabora un guion

Muchas personas, cuando están hablando de un tema que les gusta y que dominan, pueden acabar dejándose llevar por el tema huyendo del planeamiento.

Eso es aún más perjudicial cuando una presentación de negocios tiene un tiempo delimitado y, generalmente, más corto.

Para evitar que esto ocurra, es esencial elaborar un guion con tópicos que contengan todo lo que abordarás en tu presentación.

Procura anotar palabras y frases clave, que te ayudarán a recordar enseguida los puntos sobre los que deberás hablar.

7. Presta atención al tiempo de duración

El guion te ayuda a controlar el tema y a evitar divagaciones, pero él también es fundamental para que te atengas al tiempo disponible.

Una presentación de 30 minutos puede ser completamente diferente de una presentación de 2 horas sobre el mismo tema.

Recuerda también que, además de la presentación, posiblemente deberás abrirte a las preguntas de la platea.

De esa forma, probablemente el tiempo disponible será aún más corto de lo planeado inicialmente, exigiendo flexibilidad para adaptar todo lo que tengas que decir en ese tiempo.

8. Cuida de la expresión corporal

La expresión verbal es la manera más obvia de comunicación, pero nuestro cuerpo puede decir mucho más que nuestra voz. Eso porque los gestos y la postura corporal influencian mucho la forma como las personas absorben lo que vas a decir.

Así, dentro de la idea de demonstrar conocimiento, autoridad y confianza, intenta asumir una postura corporal que transmita esa imagen.

Postura erecta, gestos leves y decididos y la mirada en los ojos de la platea es un ejemplo de lenguaje corporal que ayuda a conquistar al público.

https://img.culturacolectiva.com/content/2016/02/liar-liar-gif.gif

9. Utiliza las técnicas de storytelling

Storytelling es una técnica que consiste en contar historias relevantes, utilizando recursos audiovisuales para enriquecer la narrativa.

Muy utilizado actualmente en las estrategias de marketing, el storytelling puede ser incluido en varias otras situaciones, como en una presentación de negocios.

Para eso, basta adaptar una narrativa que apoye la transmisión de las informaciones aprovechando, por ejemplo, un case de éxito o una historia de superación.

Son grandes las posibilidades de enriquecer tu presentación, garantizando la atención del público y aumentando su interacción con el tema que estás transmitiendo.

El storytelling es una excelente forma de utilizar los disparadores mentales, decisiones automáticas que nuestro cerebro toma inconscientemente cuando es estimulado. Pero esa es solo una de las técnicas que puedes usar para mejorar mucho más tu presentación de negocios.

Hay varios otros disparadores que pueden hacer tu presentación más interesante para tu público. ¿Quieres saber cuáles son?

Haz clic en la imagen y descarga nuestro ebook con 23 tipos de disparadores mentales.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.