Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

Producción de contenidos vs. Marketing de contenidos: ¿cuál deberías elegir?

Producción de contenidos vs. Marketing de contenidos: ¿cuál deberías elegir?

Descubre, en este guest post de Marketing de Contenidos, qué significan estos conceptos y cómo usarlos en tu estrategia digital.

Elaborar contenidos en el medio digital es una excelente manera de actuar estratégicamente en un mercado cada vez más competitivo.

Pero lo que mucha gente no sabe, es que para generar impacto en el público y lograr buenos resultados, es necesario trabajar dos puntos que, a primera vista, pueden parecer lo mismo.

El marketing de contenidos y la producción de contenidos pueden no tratarse de conceptos iguales, pero tampoco son tan aislados, hasta podemos decir que no existe uno sin el otro.

En este artículo, descubrirás la definición de cada uno de ellos y cómo gestionar su unión para desarrollar contenidos increíbles.

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos es el primer paso para empezar una producción de contenidos eficaz. Su objetivo es crear y distribuir contenidos de valor para llamar la atención y retener al público objetivo, y al fin, incentivarlo a tomar decisiones lucrativas para la empresa.

Entre las técnicas que componen el marketing de contenidos están el análisis del público, la creación de una buyer persona y la elección de temas relevantes acorde las necesidades del lector.

En definitiva, el marketing de contenidos es el “qué”: define qué se hará y de qué forma se abordará al público.

¿Qué es la producción de contenidos?

La producción de contenidos trata, básicamente, de estructurar la redacción adecuadamente, de forma que informe, eduque o entretenga al público.

Producir contenidos requiere un excelente dominio de redacción, pero no sólo eso. También exige conocimientos de marketing y de buenas prácticas de webwriting. Quienes se dedican a la producción de contenidos, tienen muchos aspectos que considerar.

Si el marketing de contenidos es el “qué”, podemos definir en la producción de contenidos el “cómo”: cómo se arquitecta y desarrolla el contenido.

¿Marketing de contenidos o producción de contenidos?

Si bien es posible producir contenidos sin tener en cuenta una estrategia de marketing de contenidos, no recomiendo que lo hagas, especialmente si buscas comunicarte con tu audiencia y generar resultados positivos para tu marca.

De manera bastante simple, cualquier página, blog u otro formato que proporcione alguna información, puede considerarse un contenido. Pero eso no significa que tiene valor o que está impactando a alguien efectivamente.

Al entender el concepto de ambos, es evidente que la mejor opción no es elegir entre uno u otro, sino trabajarlos en conjunto. Sólo así crearás contenidos increíbles para tu público.

¿Cómo producir contenidos de forma estratégica?

Como dicho anteriormente, una buena producción de contenidos requiere la unión con estrategias de marketing eficaces.

A continuación, separé algunos tips, tanto de marketing como de producción, para que generes contenidos de calidad y de forma inteligente.

Tips de marketing de contenidos

Conoce al público

Entender al público es fundamental. Una vez que sabes con quién hablas, la comunicación se volverá mucho más fácil, porque sabrás exactamente qué decir, en qué momento decirlo y de qué forma hacerlo.

Para conocer bien al público, hay que realizar investigaciones a profundidad para comprender el momento actual en el cual se encuentra, saber cuáles son sus necesidades, sus dolores y demás aspectos que merecen atención.

Define la buyer persona

La buyer persona es la representación semi ficticia de tu audiencia. Una vez investigas a tu público y recolectas datos sobre sus hábitos, su comportamiento, sus principales problemas y retos, tienes lo necesario para personificarlo y transformarlo en tu cliente ideal.

El personaje representado por la buyer persona, vuelve mucho más fácil identificar qué lenguaje utilizar con tu cliente, por medio de qué canal alcanzarlo, con qué frecuencia hablarle, entre otras definiciones claves. Es con la buyer persona que tu estrategia de marketing de contenidos empieza a tomar forma.

Ofrece temas interesantes

Proporciona materiales interesantes al público, con temas que le generen curiosidad y le colaboren de alguna forma. Ten en cuenta todo lo que sabes sobre tu persona para ofrecer contenidos en el área de su interés.

El estudio de palabras clave puede ser muy provechoso en este paso, ya que te ayuda a identificar las tendencias más relevantes para tu público, mostrándote precisamente qué es lo que buscan en Internet.

Elige los canales adecuados de comunicación

¿Dónde comunicar, divulgar y distribuir tu contenido? En el lugar que esté tu buyer persona. Una vez más, todo dependerá de lo que descubriste sobre tu público. Si son impactados con anuncios patrocinados, email marketing o redes sociales, entonces tendrás que estar allí, alcanzándolos de la mejor forma.

Ten un calendario editorial

El calendario editorial es muy importante para mantener una estrategia organizada y bien planificada. En él determinas los plazos de creación, la frecuencia de publicación y los temas de tus contenidos. Sirve como una herramienta de control, responsable por asegurar la calidad de tus contenidos y la salud de tu rutina de producción.

Tips de producción de contenidos

Sé original

Llegó el momento de poner manos a la obra y producir tu contenido, y mi primer consejo es que veles por la originalidad. Un buen contenido llama la atención cuando tiene su propia identidad y utiliza la creatividad para diferenciarse de los demás contenidos que existen en Internet.

Aunque te bases en referencias externas para tu producción, haz lo posible para escribir sobre el tema con tus propias palabras y volver tu contenido único, a tu manera.

Escribe algo útil

Para desarrollar un contenido útil, hazte la siguiente pregunta: ¿qué quiere saber mi buyer persona al acceder a mi contenido?

Las personas que buscan y acceden a contenidos en la web, tienen un objetivo bien claro: quieren resolver una necesidad. Por eso, siempre que produzcas un contenido, busca responder las preguntas y dudas de tu público, ofrece información que le proporcione una solución a un posible problema.

Esto es lo que hará de tu contenido algo útil, capaz de conquistar la simpatía del público y el reconocimiento de la audiencia.

Aprende, a continuación, a escribir contenidos a la medida de tu público.

Piensa en la experiencia del usuario

Agradar al usuario está entre las principales preocupaciones de la gran mayoría de las empresas que invierten en estrategias de contenidos. Las personas que acceden a una página, sitio o blog y tienen una mala experiencia, suelen no regresar, al menos no por un tiempo.

La experiencia del usuario está relacionada con muchos factores, entre ellos:

  • Estética: Interfaz visualmente atractiva;
  • Usabilidad: Eficacia con la que los usuarios logran navegar por el sitio;
  • Arquitectura de información: El modo que el contenido está organizado en una página;
  • Contenido: Contenido con información enriquecedora.

Aunque parezca que la producción sólo tiene relación con el último elemento, la calidad del contenido, en realidad también tiene responsabilidad sobre los demás.

Los elementos visuales que puedes insertar en un contenido, como imágenes, gifs y videos, por ejemplo, interfieren directamente en la estética del post.

La usabilidad depende del modo cómo distribuyes call-to-actions, formularios, banners, etc., y diriges la navegación de tu visitante por tu blog.

Y la arquitectura está relacionada con la organización de tu contenido, la facilidad de la lectura a través de un texto escaneable, la división en subtítulos, el uso de listas, bullet points y más.

Elige el formato ideal

La elaboración de un contenido personalizado y contextualizado al universo de tu buyer persona puede tener diferentes formatos e ir más allá de publicaciones en blogs. Tu lector puede preferir un podcast a un post o un webinar a un ebook.

Es responsabilidad de la estrategia de marketing de contenidos identificar qué formato se adecua mejor a la persona, teniendo en cuenta el estilo de comunicación de la marca. Pero es la producción quien debe entregar la misma calidad y atender las necesidades en los diferentes formatos disponibles de entrega.

Entre los formatos más comunes, encuentras:

  • Publicaciones;
  • Newsletters;
  • Webinars;
  • Cursos online;
  • Ebooks;
  • Whitepapers;
  • Videos;
  • Infográficos;
  • Imágenes;
  • Podcasts;
  • Tutoriales;
  • Y más.

Considera las técnicas de SEO

El SEO jamás debe olvidarse en un proceso de producción de contenidos. Él es quien optimiza tu contenido y asegura que llegues a un buen posicionamiento en los motores de búsqueda.

¡Y alcanzar buenos posicionamientos en las páginas de resultados significa ponerte en la línea de visión de tu público!

Al ocupar resultados favorables en los buscadores, obtienes mayores visitas, mayores valorizaciones y, consecuentemente, más autoridad para permanecer en el tope de los motores.

El SEO gira, básicamente, alrededor de la palabra clave. La estructuración y la pauta del texto dependen del término que elegiste trabajar (cuando investigaste los temas más relevantes para tu público en tu estrategia, ¿recuerdas?)

Existe una variedad de técnicas SEO que puedes (y debes) utilizar en tu producción, pero los elementos básicos que debes tener en mente al crear tu contenido son:

  • Título: Se sugiere tener la palabra clave al inicio de su estructura;
  • Primer párrafo: La parte del texto responsable por atraer al lector. Es recomendable contener la palabra clave en la primera oración;
  • Títulos H2: Subtítulos que dividen el texto. Es recomendable que al menos uno debe contener la palabra clave;
  • Meta description: Pequeño texto del artículo que aparece en la descripción de la búsqueda de Google. Debe ser breve (máximo 156 caracteres) y contener la palabra clave.

¡Conoce más sobre las técnicas de SEO ingresando al enlace!

Conclusión

Marketing de contenidos o producción de contenidos: el hecho es que no debes elegir uno y descartar el otro. Como pudiste ver en este artículo, el éxito de un contenido depende esencialmente de la asociación de ambos.

Los dos ofrecen técnicas y herramientas imprescindibles para invertir en una estrategia de valor y crear contenidos relevantes que resulten en oportunidades para tu empresa.

Espero que el artículo te haya sido útil, y si aún tienes alguna duda sobre el tema, ¡escríbenos a través del campo de comentarios!

Este artículo fue escrito por Marketing de Contenidos, Rock Content

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.