¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cómo invertir en publicidad pagada sin perder dinero

Cómo invertir en publicidad pagada sin perder dinero

Conoce las principales ventajas de la publicidad pagada y aprende cómo usarla para impulsar tu negocio y realizar más ventas.

En un mundo ideal, la línea de tiempo de tu negocio sigue el siguiente orden: creas una empresa > creas tu sitio web/blog/redes sociales > conquistas decenas de seguidores > tu marca se convierte en un éxito > empiezas a hacer dinero con él.

De todos modos, ya sabes que para alcanzar la curva de madurez de tu negocio necesitas tiempo, esfuerzo y un cierto conocimiento para optimizar los canales dedicados a la conversión.

Por supuesto que hay casos de personas que crean sus negocios, y en menos de seis meses alcanzan el liderazgo en sus segmentos, ¡pero hay que saber que estos casos son la excepción y no la regla!

¿Eso significa que mi negocio va a fracasar?

¡Al contrario! En este post te presentamos una alternativa para que puedas ganar clientes de manera eficiente a través de un camino más corto: la publicidad pagada.

Pero ¡ojo! No estamos diciendo aquí que debes dejar de lado tu trabajo de SEO o dejar de invertir en la calidad del contenido.

La publicidad pagada sólo servirá como un catalizador destinado a atraer público. El trabajo de convertir y encantar depende de ti y, sobre todo, de la calidad del contenido que compartes en tu página.

A continuación te mostramos cómo tu empresa puede optimizar sus anuncios siguiendo los principios de inbound marketing.

“SEO” versus “publicidad pagada”

El objetivo principal de los motores de búsqueda es mostrar a los usuarios el contenido más relevante relacionado con un término en particular.

En pocas palabras, los sitios que están más arriba en la búsqueda orgánica son aquellos que cumplen con los estándares de calidad del motor de búsqueda.  

En el caso de Google son más de 200 factores analizados para “rankear” un sitio web, todos ellos basados en la experiencia del usuario.

Llegar a los primeros lugares de la búsqueda orgánica requiere tiempo y una labor ardua y continua de SEO, además de una adaptación constante del contenido para mantener la página actualizada y, como consecuencia, relevante.

Eso puede y debes hacerlo, pero hasta que logres ser autoridad en un tema en particular es necesario que tengas visibilidad en Internet a fin de promocionar tu marca y vender tu producto. Después de todo, tienes que tener un retorno sobre lo que has invertido.

La decisión de efectuar publicidad pagada te ahorrará tiempo, mientras trabajas tu estrategia orgánica en paralelo.

Utiliza las herramientas disponibles

Una de las principales ventajas de decidirse a realizar publicidad pagada es la cantidad de herramientas que pueden ayudarte a crear y distribuir tus anuncios con eficacia.

En este caso, vale la pena señalar que Google Adwords es quizás la más conocida de ellas.

Para acceder a Adwords sólo tienes que registrarte en Google Partners con tu cuenta de correo electrónico de Google.

Después vas a tener acceso a un panel de funcionalidades y servicios que te ayudarán a definir no sólo las palabras clave de tu campaña, sino también tu presupuesto diario, la frecuencia de la divulgación, los lugares y los dispositivos.

Adwords también genera unos resultados muy completos sobre el rendimiento de la competencia, lo que te puede proporcionar ideas con miras a mejorar constantemente tus anuncios.

Esto no quiere decir que no es necesario invertir en profesionales cualificados para optimizar tus campañas, pero es bueno saber que, ante la ausencia de recursos, tú eres capaz de hacerlo usando herramientas gratuitas.

Define cuál es tu público objetivo

Si has llegado a este punto crucial de tu negocio y has decidido utilizar la publicidad pagada, entonces deberás definir una estrategia para asegurar que tu anuncio va a conducir al público correcto hacia su página.

Lo primero que tienes que llevar a cabo es definir tu avatar.

Si tu negocio está en sus inicios, quizás no cuentes con la suficiente información para “crear” tu cliente ideal.

En este caso te recomendamos que efectúes una búsqueda de los clientes de la competencia, converses con tus amigos y con aquellas personas que ya han consumido tu producto y evalúes las principales características de tu mercado.

Elige el tipo de anuncio

Actualmente Google trabaja con la Red de Búsqueda, la Red de Display y la Red de Búsqueda con selección de Display.

  • Las campañas en la Red de Búsqueda se recomiendan a los anunciantes que desean conectarse a los clientes en el momento que están buscando sus productos y servicios, haciendo coincidir las palabras y frases en la barra de búsqueda.
  • En una campaña en la Red de Display, los anuncios se hacen coincidir con sitios web y otros canales, como YouTube y aplicaciones para dispositivos móviles, con contenidos relacionados con su segmentación.
  • Con una campaña Red de Búsqueda con selección de Display tú logras mostrar tus anuncios (incluyendo texto, gráficos, rich media y vídeo) con resultados de búsqueda en la Red de Búsqueda de Google y en canales relevantes en la Red de Display.

         * (Informaciones extraídas de la página de Google)

La elección de la red para dar a conocer tu campaña dependerá de tu estrategia, del tipo de servicio que ofreces y del formato de tu anuncio. Veamos los más comunes:

Enlaces patrocinados

Los enlaces patrocinados son aquellos contenidos que se destacan en la primera página de búsqueda, por encima de los resultados de la búsqueda orgánica.

Este tipo de campaña puede ser dirigido al público objetivo de tu empresa (haciendo uso del avatar, ¿recuerdas?), de acuerdo con las herramientas de segmentación que ofrece Adwords.

Remarketing

El remarketing es muy útil para que puedas llegar a las personas que han visitado tu sitio.

La estrategia es muy simple y consiste en la repetición de tu anuncio en otras páginas (de segmento similar), para recordar tu lead sobre tu producto o servicio.

¿Sabes aquella sensación que tienes a veces de ser “seguido” por una marca en particular? ¡Eso es el remarketing!

Social Ads

La lógica de las redes sociales es la misma que la de los otros sitios: el anuncio está dirigido a las personas tomando en cuenta sus perfiles, el tipo de contenido con el que interactúan, comparten y les gusta.

Debido a la variedad de redes sociales disponibles (Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, Snapchat, por nombrar algunos) el anunciante debe centrarse en las que concentran el mayor número de clientes potenciales, que tengan sinergia con su producto/servicio y que sean relevantes para su avatar.

Estar enfocado en esta etapa va a facilitar, y mucho, el proceso de medición.

Estructura tu campaña

En esta fase vas a registrar tus ideas. Piensa en recomendaciones de llamadas y en las informaciones que debe contener tu anuncio.

El anuncio realizado sólo en la Red de Búsqueda debe tener extensiones sobre tu producto, como por ejemplo teléfono de contacto o tu ubicación, si tienes tienda física.

Si has optado por la Red de Display tendrás que invertir en imágenes de calidad que atraen la atención de tu cliente potencial. Puede ser un banner, un vídeo o incluso una animación.

Estas piezas se mostrarán en los sitios que forman parte del mismo nicho que el tuyo, así que estate atento a la publicidad que ya se transmite en estas páginas.

Efectúa una labor asertiva, respetando las políticas de anuncios de las redes sociales sobre el tamaño de las piezas, la cantidad de texto y la aplicación de la logomarca, con lo cual no tendrás que rehacerlas.

Utiliza sólo imágenes que tú has producido o sean de libre uso y dominio público.

En ese sentido Shutterstock, por ejemplo, te ayudará.

Utiliza la información que has recogido en las otras etapas para “hablar el mismo idioma” que tu avatar.

Si el público consume información de forma rápida, aprovecha el “hype” del momento en tu estrategia, en el caso de promociones, por ejemplo.

Estos son consejos sencillos que te ayudarán a alcanzar una mayor parte de tu mercado.

Recuerda que la publicidad mal efectuada (¡la mala también!) influye en la percepción de los consumidores sobre tu marca, y tú deseas que ese primer contacto sea positivo.

Define tu presupuesto

El presupuesto dependerá de cuál es el propósito de la campaña, bien sea generar conciencia de marca, ganar adeptos o aumentar las ventas.

¡Nada exagerado aquí, por favor! Si todavía estás probando tus hipótesis comienza con presupuestos modestos y poco a poco aumenta la inversión, acorde con el rendimiento de la campaña.

Es importante recalcar que la empresa que elige hacer publicidad a través de Google paga por la cantidad de clics, es decir, si nadie hace clic en tu anuncio entonces sólo tendrás que pagar la inversión inicial.

Segmenta la audiencia

Tras definir la forma de abordaje, es el momento de segmentar tu anuncio.

Palabras clave, sitio de acceso, idioma del usuario, edad y dispositivos utilizados, por ejemplo, son algunas opciones destinadas a seleccionar tu audiencia. De todas maneras, tú puedes combinar más de un tipo para lograr un resultado específico.

Pero, ¿de qué sirve segmentar adecuadamente el anuncio sin que el contenido logre convertir?

Nuestra recomendación es: piensa siempre en el consumidor y en la mejor experiencia para él, lo cual incluye tener una página de respuestas para todos los dispositivos móviles.

Lo ideal es que él pueda ver tu anuncio o página de destino con la misma calidad que lo vería en una pantalla más grande, independientemente de dónde se encuentre.

Mide los resultados

Si has llegado hasta aquí has notado que el uso de la publicidad pagada puede ser una estrategia muy eficaz, además de ahorrarle tiempo y esfuerzo al emprendedor.

Pero tal vez la mejor parte de la publicidad en línea es que, a diferencia de los medios tradicionales, es fácil de medir.

En verdad, las informaciones sobre los sitios a los que tus clientes potenciales acceden, el tiempo que permanecen en tu página de destino y la tasa de apertura de un banner son indicadores que pueden ayudarte a descubrir las fortalezas y debilidades de tu anuncio a fin de seguir mejorando permanentemente.

Es importante que crees varios anuncios de la misma campaña, pruebes diferentes páginas de destino y cambies el Call to Action de tus textos, todo ello con el fin de encontrar el formato que logra los mejores resultados, a efectos de luego replicar el modelo.

Por último, si bien no menos importante…

No te dejes llevar por la experiencia de las personas que han tenido éxito a través de la publicidad pagada.

Tu éxito dependerá del conocimiento que tienes de tu producto y tu público, aparte del hecho de que estés dispuesto a llevar a cabo la cantidad de pruebas que sean necesarias.

Desarrollar una estrategia de distribución es importante, independientemente de si vas a optar por hacer campañas semanales/mensuales o si vas a invertir en campañas perennes.

¿Qué tal poner en práctica nuestros consejos? ¡Manos a la obra y buena suerte!

¿Te ha sido útil este texto? ¡Déjanos tus dudas o sugerencias en los comentarios!

Hotmart