Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

Seminarios online y gratuitos del 21 al 25 de octubre

¡Regístrate!

Cómo invertir en publicidad pagada sin perder dinero

Cómo invertir en publicidad pagada sin perder dinero

Conoce las principales ventajas de la publicidad pagada y aprende cómo usarla para impulsar tu negocio y realizar más ventas.

En un mundo ideal, la línea del tiempo de tu negocio seguiría el siguiente orden: creas una empresa> creas tu sitio web/blog/redes sociales> ganas docenas de seguidores> tu marca se convierte en un éxito> empiezas a ganar dinero con ella.

Pero sabemos que alcanzar la curva de madurez de tu negocio requiere mucho tiempo, esfuerzo y cierta cantidad de conocimiento para optimizar tus canales de conversión.

Por supuesto, hay casos de personas que crean sus empresas y, en menos de seis meses, alcanzan el liderazgo en sus segmentos y se vuelven competitivos en su nicho de acción, pero tienes que saber que estos casos son la excepción, no la regla.

“¿Eso significa que mi negocio, eventualmente, va a fracasar?” ¡Claro que no!

En este post, te presentaremos una alternativa para que puedas ganar clientes de manera eficiente y recorrer un camino más corto, utilizando la estrategia de la publicidad digital.

 ¿Cuál es la diferencia entre el tráfico pago y el tráfico orgánico?

 Tráfico orgánico

Es una forma de atraer clientes en la Internet sin gastar dinero en esto. Las formas de obtener tráfico orgánico son a través de las redes sociales y de Google.

En las redes sociales, puedes mantener un perfil con publicaciones constantes e involucrar a tu público con interacciones.

Para obtener tráfico orgánico de Google es necesario llevar a cabo una estrategia de SEO en tu sitio web y blog, de modo que se muestre a más personas cuando buscan un término que se relacione con tu negocio.

El objetivo principal de los motores de búsqueda, como Google, es mostrar a los usuarios el contenido más relevante relacionado con un término en particular.

En pocas palabras, los sitios web que lideran la búsqueda orgánica son aquellos que cumplen con los estándares de calidad exigidos y evaluados por los bots de los motores de búsqueda.

Es decir, sitios web que ofrecen contenido de calidad, buena estructura de texto, excelente experiencia de usuario, entre otros. Hay más de 200 factores analizados para la clasificación de un sitio.

 >> Lee nuestro contenido completo sobre SEO 

Llegar a la cima de la búsqueda orgánica requiere tiempo, paciencia, mucho trabajo estratégico, continuo y enfocado en SEO, así como seguimiento de datos, análisis y mejoras cuando sea necesario.

Esto se debe hacer hasta que alcances el estatus de autoridad y empieces a tener visibilidad en la Internet. Así, verás que empezará a haber retorno, con más tráfico en tu sitio web y nuevos clientes.

Tráfico pago

Por otro lado, existe una forma más rápida de conseguir clientes en la Internet, una opción para cualquiera que quiera y pueda invertir: pagar por el tráfico.

Puedes pagar para patrocinar y aumentar los posts en las redes sociales, para que se vean incluso por personas que no siguen tu perfil. La mejor parte de esta estrategia es que puedes dirigirte exactamente al público que deseas alcanzar.

Además de las redes sociales, puedes pagar para aparecer en los primeros resultados de Google o hacer anuncios en los sitios asociados. Con la inversión adecuada, es probable que tu sitio web o blog obtenga más visibilidad que los sitios y páginas publicados orgánicamente.

Lo que debes tener en cuenta es que la opción por la publicidad digital te ahorrará tiempo mientras trabajas en paralelo con SEO. Por tanto, la compra de tráfico debe ser una estrategia complementaria a la orgánica.

 ¿Cómo hacer publicidad digital en internet?

 1- Define tu público objetivo y persona

Si deseas optar por el uso de publicidad digital, inicialmente, deberás diseñar una estrategia para asegurarte de que tu anuncio atraiga al público correcto a tu página.

Sin esto, habrás invertido dinero y esfuerzo en vano.

Para que tu estrategia funcione, las primeras cosas que debes hacer son:

  1.  definir tu público objetivo;
  2.  definir tu persona.

El público objetivo es un grupo de personas o segmento social que consume o está propenso a consumir tu producto/servicio. El documento debe contener información como: rango de edad, clase social, geolocalización y género de tu público objetivo.

La persona ya es la representación de un cliente específico que, a su vez, está dentro de tu público objetivo. El documento que define a tu persona debe contener el nombre, la edad, la profesión, las aficiones y las preocupaciones de este cliente ficticio.

Para descubrir ambos, es necesario recopilar datos a través de entrevistas con clientes, estudios de mercado, entre otros.

Si tu negocio está muy al principio, es posible que no tengas suficiente información para definir a tu público objetivo y a tu persona.

En este caso, puedes buscar informaciones sobre los clientes de la competencia, hablar con amigos y personas que hayan consumido productos similares a los que deseas ofrecer y evaluar las características de ese mercado.

 2- Segmenta la audiencia

Con las informaciones del público objetivo y de la persona en manos, tendrás la base que necesitas para orientar adecuadamente tu anuncio. Y, así, alcanzar a las personas con mayor probabilidad de acceder o consumir lo que estás ofreciendo.

Todas las herramientas de publicidad digital en la Internet ofrecen opciones de segmentación y esto es lo que hace que este tipo de publicidad sea tan efectiva y rentable.

Las opciones de segmentación incluyen palabras clave, lugar de acceso, idioma del usuario, edad, dispositivos utilizados y más, y aún puedes combinar más de un tipo.

 3- Elige la herramienta y el tipo de anuncio

Cuando hablamos de publicidad digital en la Internet, los medios de publicidad más comunes son:

  1. Google
  2. Youtube
  3. Facebook
  4. Instagram
  5. Twitter
  6. LinkedIn

Básicamente, las herramientas que permiten crear y publicar anuncios son Google Ads (Google y Youtube) y Social Ads (herramientas de publicidad en redes sociales: Facebook Business -Facebook e Instagram-, Twitter Ads y LinkedIn Ads).

Google Ads

El Google Ads es la herramienta de Google para crear anuncios. Te permite hacer estos tipos de anuncios que son los más comunes:

  1. anuncio en una Red de Búsquedas;
  2. anuncio en una Red de Display;
  3. anuncio en vídeo en Youtube.

Así es como funciona cada uno de ellos:

Red de Búsqueda: puedes crear anuncios orientados con diferentes objetivos para que aparezcan en los resultados de búsqueda, así como en la búsqueda orgánica.

Lo que cambia es que, en este caso, el snippet indica “Anuncio” antes del enlace de la página y aparece antes de los resultados orgánicos.

resultados de búsqueda con anuncios

Red de Display: Estos anuncios también pueden ser segmentados y se mostrarán en formato de banner o como noticias en sitios asociados que tengan temas similares a los tuyos.

Imagen que muestra dos anuncios de publuicidad digital en un sitio web de viajes

(Fuente: 65ymas)

Anuncio de vídeo en Youtube: también realizado por la Red de Display, siguiendo los mismos pasos de configuración y orientación, pero con formato de vídeo.

Imagen con anuncio de uber eats antes del vídeo proncipal.

Dado que todos estos tipos de anuncios se realizan en la misma plataforma, también existe la posibilidad de fusionarlos para que se complementen entre sí.

Para acceder al Ads, simplemente regístrate en Google Partners utilizando tu cuenta de correo electrónico de Google.

Después de eso, tendrás acceso a un panel de funciones y servicios que te ayudarán a configurar no solo las palabras clave de tu campaña, sino también tu presupuesto diario, frecuencia de divulgación, locales y dispositivos.

Los Ads también generan resultados bastante completos sobre el rendimiento de tu competidor, lo que puede brindarte información para mejorar constantemente tus anuncios. Todo al alcance de un clic, literalmente.

Esto no quiere decir que no haga falta invertir en profesionales cualificados para optimizar tus campañas, especialmente cuando aumente la demanda de tu empresa, pero es bueno saber que, en ausencia de recursos, puedes hacerlo utilizando herramientas gratuitas.

Social Ads

En las redes sociales, la lógica es similar a la de Google Ads. El anuncio está dirigido a las personas teniendo en cuenta su perfil, el tipo de contenido con el que interactúan, comparten y disfrutan.

Cada red social tiene su propia herramienta para crear anuncios e impulsar posts. Ellas son Facebook Business, Twitter Ads y LinkedIn Ads .

Como cada red social tiene su particularidad, para una estrategia más eficiente, el anunciante debe centrarse en invertir en canales que tengan sinergia con su producto o servicio y que sean relevantes para sus clientes.

Observa, por ejemplo, que una campaña que se desarrolla bien en Facebook no tendrá el mismo impacto en LinkedIn. Esto se debe a que los perfiles de las dos redes son bastante diferentes, sin mencionar el alcance.

Es por eso que hablamos tanto sobre la importancia de planificar y analizar el público objetivo y la persona para obtener resultados positivos y sin perder dinero. Además de eso, el enfoque en este paso también facilitará enormemente el proceso de medición.

 Sugerencia: ¡Haz remarketing!

Otra estrategia complementaria interesante disponible en Google Ads y Social Ads es la estrategia de remarketing. Esta es una estrategia muy útil para llegar a las personas que ya hayan visitado tu sitio.

La estrategia es muy simple, consiste en repetir tu anuncio en otras páginas (similares a la tuya), para recordarle a tu lead acerca de tu producto o servicio.

¿Sabes aquella sensación que a veces tienes de que una marca en particular te está “siguiendo”? ¡Esto es remarketing!

 4- Define tu presupuesto

El presupuesto dependerá de cuál sea el objetivo de esa campaña, si generará reconocimiento para tu marca, atraerá tráfico a tu sitio/blog, ganará seguidores o realizará ventas.

Si sigues todos los pasos descritos anteriormente, tendrás una buena idea de cuánto tiempo debe durar tu campaña y qué valor debes invertir.

¡Sin locuras por aquí! Si aún estás probando tus hipótesis, empieza con presupuestos modestos y aumenta tu inversión a medida que la campaña se desarrolle.

Hay 3 tipos de costes de campaña para anuncios en la Internet y para hacer una buena inversión, debes comprender qué representa cada uno:

 1- CPM: costo por mil impresiones

Es un tipo de costo en el que pagas una cantidad predeterminada por 1,000 visualizaciones de tu anuncio.

Se utiliza principalmente para alcanzar los objetivos de reconocimiento de marca, esta métrica se recomienda para empresas medianas y grandes, que ya tienen estrategias claras y un equipo de medios bien preparado.

 2- CPC: costo por clic

El CPC es uno de los cobros más comunes, incluidos los utilizados en las campañas de la Red de Display de Google.

Consiste en pagar por el anuncio cada vez que hacen clic en él. O sea, si creas un anuncio para generar tráfico a tu sitio, cada vez que alguien haga clic en un banner con tu anuncio y acceda al sitio, pagarás.

Como se ha dicho, es adecuado para generar tráfico y se recomienda para cualquier persona que esté comenzando a hacer publicidad digital, ya que es fácil de controlar.

 3- CPA: costo por adquisición

En este tipo de costo, solamente pagas cuando alcanzas los objetivos finales, tales como: vender, descargar material, registros en el sitio web, etc.

Si bien es una estrategia de bajo riesgo, es la más cara entre las demás y está indicada para aquellos que tienen altas ganancias con el objetivo final, de modo que la inversión no se convierta en un gasto.

 5- Estructura tu anúncio

En esta etapa, pondrás en práctica la planificación. Pero, antes de eso, piensa detenidamente sobre las sugerencias de llamadas y la información que debe contener tu anuncio. La copy debe ser muy buena porque necesita atraer la atención de las personas.

El anuncio que se hace solo en la Red de Búsquedas debe tener extensiones sobre tu producto, como el número de teléfono de contacto o tu ubicación, si tienes una tienda física.

Si has optado por la Red de Display, tendrás que invertir en imágenes de calidad que llamen la atención de tu prospect. Puede ser banner, un vídeo o incluso una animación.

Estas piezas aparecerán en sitios que forman parte del mismo nicho o similares al tuyo. Así que, estate atento a los anuncios que se publican en estas páginas, de modo que estés preparado para adaptar tu contenido a lo que tus usuarios quieren ver.

Otra sugerencia es: ¡respeta las políticas de publicidad en las redes sociales! Atención a los tamaños de las piezas, cantidad de texto permitido y aplicación de logotipo, para evitar tener que rehacerlo todo.

Utiliza solo las imágenes que hayas creado o que sean de dominio público. Hay varios bancos de imágenes gratuitos y pagados para ayudarte con esta tarea.

Además, asegúrate de utilizar la información que has recopilado en los otros pasos para hablar el mismo idioma que tu persona.

Si tu público consume informaciones rápidamente, aprovecha el hype, es decir, crea anuncios que se ajusten a la ola de tendencias actuales en tu estrategia, especialmente en el caso de promociones.

Son sugerencias sencillas que van a ayudarte a alcanzar una mayor cuota de mercado. Al fin y al cabo, una publicidad bien hecha (¡y una mal hecha también!) reverbera en otros medios.

 6- Mide tus resultados

Si has llegado hasta aquí, te has dado cuenta de que utilizar la publicidad digital puede ser una estrategia muy ventajosa, además de ahorrarle tiempo y esfuerzo al emprendedor.

Pero, tal vez, la mejor parte de la publicidad en línea es que, a diferencia de los medios tradicionales, es fácilmente medible.

Las herramientas te permiten analizar y optimizar varias métricas:

  • Informaciones sobre los sitios a los que tus prospects acceden;
  • Características de quién hizo clic en tu anuncio;
  • ¿Cuánto tiempo permanecen en tu landing page?
  • Tarifas de clic, apertura de un anuncio y retención de un vídeo.

¡Todas estas métricas pueden ayudarte a descubrir los puntos fuertes y negativos de tu anuncio para que puedas seguir mejorándolo cada vez!

También puedes crear varios anuncios para la misma campaña, probar diferentes páginas de destino, variar el call to action … Todo para descubrir el formato que genera los mejores resultados y luego replicar el modelo.

Sugerencia de oro

No te dejes llevar por la experiencia de personas que no hayan tenido éxito con la publicidad digital.

Recuerda que tu éxito está unido al conocimiento que tienes de tu producto, de tu audiencia y todo el proceso.

Por esto, asegúrate de estudiar tu negocio y tu mercado, buscar nuevos aprendizajes y actualizarte todos los días.

Finalmente, reúne estas sugerencias, tu determinación y las oportunidades del medio digital y ¡hazlo realidad!

Si quieres saber más sobre este asunto, echa un vistazo a nuestro post sobre cómo crear anuncios de alta conversión.

*Este post se publicó originalmente en enero de 2018 y se actualizó para contener informaciones más completas y precisas. 

 

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.