Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

Público objetivo: concepto y consejos para definir el tuyo

Público objetivo: concepto y consejos para definir el tuyo

¡Aprende más sobre esta parte fundamental para promocionar tu negocio!

¡Qué bien! Estás planificando tu negocio, ya definiste la idea, buscaste opciones para hacerlo rentable y estás organizando todo para iniciar el nuevo trabajo lleno de nuevas expectativas y buscando rentabilidad.

Pero, ¿sabes quién es tu público objetivo?

En cualquier tipo de negocio, es de extrema importancia entender quién es tu audiencia para definir mejor las estrategias que utilizarás en tu promoción.

Por eso, en este post te vamos a contar:

Índice
1. ¿Qué es el público objetivo? 2. ¿Por qué es importante la definición de tu público objetivo? 3. ¿Cómo definir a tu público objetivo?

¿Qué es el público objetivo?

El público objetivo son las personas a quienes tu negocio está destinado, porque de alguna manera se identifican con tu producto o servicio.

Para entender mejor, vamos a pensar en el siguiente ejemplo: Ana Paula tiene 18 años. Vive en Madrid y le gusta el rock and roll. Con ese perfil, ella sería un ejemplo de público objetivo para una casa de conciertos o una tienda de discos, por ejemplo.

Veamos un ejemplo por el camino contrario.

El sueño de Pablo es abrir una cervecería artesanal en la ciudad donde vive, que posee tan solo 20 mil habitantes. Aunque Pablo conoce toda la técnica, ya ha elaborado su plan de negocios y tiene la inversión necesaria para empezar, aún tiene un temor: ¿será que tendrá público para consumir su producto?

Es necesario, entonces, que investigue y conozca a sus posibles clientes.

Al realizar una investigación de preferencias, Pablo descubre que los apreciadores de cerveza artesanal son: hombres y mujeres entre 20 y 40 años, con renta media X. Al verificar los datos demográficos, el emprendedor se da cuenta de que sí, muchas personas forman parte de esta audiencia y, por lo tanto, su negocio puede ser rentable.

De esta manera, entendemos que el público objetivo es la parte de la población a quien se destina tu mensaje, servicio o producto. El público objetivo puede definirse por: región, clase social, poder adquisitivo, grupo de edad, sexo, comportamiento y preferencias.

Un negocio completo puede ser creado para todos, pero considerando que cada persona tiene sus preferencias y particularidades, será mucho más eficaz si la empresa se centra en las necesidades de un grupo específico.

Con ese conocimiento es posible dirigir, no solo los productos o servicios, sino también el tipo de contenido que será producido y los canales ideales para la promoción.

Hasta aquí hemos entendido lo que es el público objetivo. Ahora vamos a ver más específicamente otros motivos por los que es tan importante definirlo.

¿Por qué es importante la definición de tu público objetivo?

En su libro “Planificación de Propaganda”, Roberto Corrêa explica que al inicio de la era industrial, período en el que surgieron varios productos, se creía que los consumidores formaban parte de una gran masa y que lo lógico era que esas personas consumieran todo lo que la industria produciría.

Sin embargo, con el surgimiento de la competencia y a medida que el avance tecnológico fue creciendo, muchos productos comenzaron a ser similares o incluso iguales, invirtiendo ese proceso: el mercado es el que necesita adaptarse a lo que el público desea consumir.

Basta pensar, ¿aquello que te gusta y consumes es exactamente igual a las preferencias de todas las personas que conoces? Si la respuesta es negativa, entonces una propaganda, por ejemplo, puede tener más sentido para ti que para esas personas.

El público consumidor es cada vez más específico, es decir, no sirve englobar a todos genéricamente.

Es necesario segmentar para satisfacer las necesidades de cada grupo.

¿Cómo definir a tu público objetivo?

La sugerencia principal tiene que ver con saber bien quién es la audiencia y enfocarse en estrategias para propagar mejor el mensaje, servicio o producto.

¿Cómo seguir este consejo?

1.Investiga tu mercado

Es así que entiendes quién es la gente que busca las posibles soluciones que ofreces.

La investigación de mercados comienza con el esfuerzo por entender la rama o nicho en el que se pretende actuar e incluso los competidores.

También es importante verificar los datos de investigación sobre el segmento, ya realizados por organismos competentes, como algunas agencias de estadísticas estatales, por ejemplo, que podrían proporcionarte mucha información relevante sobre la población y, consecuentemente, sobre los consumidores.

2. Delimita un público específico dentro de tu mercado

No sirve de nada atraer a todo el mundo, es necesario delimitar el tipo de audiencia que quieres alcanzar.

Para ello, puedes elaborar tu propia investigación con preguntas sobre las preferencias de las personas. Si tienes o deseas invertir en un canal online de juegos, por ejemplo, puedes elaborar un cuestionario al respecto y empezar a comprender mejor a tu público.

Las preguntas básicas siempre se refieren a la edad (grupo de edad), región donde vive, género y renta media.

Estos elementos ya delimitan bastante a tu público, ya que con ellos entiendes mejor, por ejemplo, cuál es el rango de edad que más te interesa de acuerdo al tema que estás proponiendo, para luego dirigir tu contenido y orientar tus anuncios a ese grupo.

El cuestionario puede ser aplicado tanto por Internet como personalmente, dependiendo del nicho que deseas abarcar.

3. Utiliza las redes sociales

Si la tecnología y, como consecuencia de la misma, la facilidad de la información están disponibles (y además gratis), ¿por qué no valernos de ella?

Si aún no tienes una red social destinada a tu empresa, crea por lo menos una en los canales más utilizados por tus clientes potenciales.

Recordando que crear una página es más eficaz que un perfil común, ya que la página empresarial en redes sociales, como Facebook, por ejemplo, no solo pasa más credibilidad, sino que te permite crear anuncios.

Una vez que tengas tu página empresarial y/o otras redes sociales dirigidas a tu negocio, busca quiénes son las personas que más interactúan contigo por estos medios, ya que pueden darte ideas interesantes sobre tu público objetivo.

4. Haz uso de herramientas online

Es posible utilizar herramientas online, como Google Trends, para ver lo que más ha sido investigado y quién más investiga sobre determinados temas.

Esta herramienta proporciona muchos datos y puedes buscar a aquellos que te interesan a ti y a tu empresa a fin de conocer y delimitar tu audiencia.

Si deseas abrir un negocio orientado a regalos, por ejemplo, puedes ver en Google Trends el volumen de investigaciones por este término en los últimos meses y la información demográfica de quien ha investigado.

Las respuestas son una ayuda en la comprensión de tu público y lo que está buscando.

Y entonces, ¿vamos a poner todo lo aprendido en práctica?

Como hemos visto, conocer y delimitar a tu público objetivo es vital para que tengas una idea general de quiénes son las personas a las que quieres alcanzar.

El mercado está cada vez más segmentado y saber quiénes son los clientes potenciales es el camino correcto hacia el éxito, ya que los productos, servicios, acciones y marketing se enfocarán en este público.

Además del público objetivo, es importante también conocer bien a tu buyer persona, que garantizará, aún más, los rumbos para el crecimiento de tu empresa. Para entender mejor sobre este tema, lee nuestro post sobre cómo crear un buyer persona para tu negocio.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.