Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

¿Qué es brainstorming y por qué es importante hacerlo?

¿Qué es brainstorming y por qué es importante hacerlo?

Descubre cómo incentivar a tu equipo a proponer nuevas soluciones para tu empresa.

Todas las empresas tienen un foco en común: la creación de nuevas ideas para la resolución de problemas.

Pero ¿ya te detuviste a pensar en cuál es el método utilizado para llegar a esas ideas y proponer soluciones?

Principalmente en empresas de tecnología, hay una técnica llamada de brainstorming que  incentiva la integración e intercambio de conocimientos de los equipos para que, al final, todos lleguen a una posible solución para los problemas apuntados.

El  intercambio de conocimientos en un brainstorming lo transforma en un modo especial de abrir el pensamiento de equipo ya que hace que todos oigan ideas diferentes de las propias, además de posibilitar juntar las propuestas que solas no tendrían un gran efecto.

Si tú  tienes un equipo y quieres incentivarlo a compartir más sus conocimientos y trabajar mejor como equipo para proponer óptimas soluciones para tus clientes, continúa leyendo.

Además de enseñarte cómo hacer un brainstorming, te mostraremos el motivo para que este sea un proceso recurrente dentro de tu empresa.

Origen y significado de brainstorming

El concepto de brainstorming surgió alrededor de los años 30 y fue creado por Alex Osborn, un gran publicitario de los Estados Unidos, nacido en 1888.

El brainstorming es una técnica o método utilizado en reuniones e impone un objetivo: reunir lo máximo posible de informaciones para solucionar un problema o mejorar las potenciales ideas.

Al principio, debe ser realizado en una reunión en grupo. Mientras tanto, el brainstorming también se puede hacer individualmente, pero aun así es una herramienta útil en el momento de pensar en ideas nuevas para tu negocio y soluciones a problemas.

El brainstorming gira alrededor del pensamiento de que las ideas siempre provocan otras ideas. Por eso, cuando una persona comparte lo que está pensando, las otras a su alrededor se sienten estimuladas a compartir sus propuestas también.

Es normal que algunas sugerencias imprevisibles aparezcan durante el brainstorming, pero eso no es malo. Al fin y al cabo, son esas ideas extrañas que pueden despertar soluciones innovadoras y creativas.

No importa el tipo de empresa que tengas, lo importante es utilizar esa técnica siempre que sea posible. Además de ejercitar el trabajo en equipo, lo que ayuda a integrar mucho más a los empleados, esa es una manera de tornar el trabajo más productivo, porque todos entenderán lo que hay que hacer desde el comienzo de cada proyecto.

¿Cómo realizar el brainstorming?

Es esencial para todo emprendedor saber los pasos más comunes para hacer un buen brainstorming, ya sea en equipo o individualmente.

Los 4 pasos principales son:

Índice
  1. Identificación del problema
  2. Reunión de los participantes
  3. Respeto a las ideas
  4. Evaluación de las propuestas

Explicaremos a continuación, de modo más detallado, cada uno de ellos.

1. Identificación del problema

Antes de todo, es necesario colocar un problema sobre la mesa.

Independientemente de cuál sea el dilema que tu empresa quiere superar, ya sea una solución para clientes o incluso algo para optimizar la rutina en el ambiente de trabajo, tú necesitas delimitarlo antes de la reunión para el brainstorming.

Recuerda que la lluvia de ideas que tendrán no debe ser sinónimo de desorden. El objetivo del brainstorming es originar varias posibles soluciones, que necesitan converger entre sí para encontrar la mejor.

Es extremamente difícil e improbable que una solución surja sin un problema bien delimitado.

Por lo tanto, define la pauta del brainstorming antes y trata de discutir un problema por vez para que todos los participantes de tu reunión tengan un objetivo en común.

2. Reunión de los participantes

Con el problema delimitado, es más fácil reunir a los participantes fundamentales para la reunión en la que se hará el brainstorming.

Dependiendo de la solución que sea necesaria, puede ser que la reunión contenga profesionales de varias áreas de tu empresa o que sea necesario llamar solo un equipo. Por eso es fundamental no omitir la etapa anterior.

Vamos a  dar un ejemplo para que quede más claro:

Si tu objetivo es encontrar un nombre para un nuevo producto de tu empresa, el equipo de marketing y del sector más creativo es el más adecuado para reunirse y discutir ese asunto.

Por otro lado, para solucionar un problema de tecnología, es mejor tener un especialista que entienda bien del asunto.

Además de seleccionar a los participantes correctos para la reunión, es de gran importancia avisar a todos los integrantes del equipo antes del encuentro, para que ellos planeen e investiguen sobre el asunto antes del brainstorming. De esta forma tu reunión será mucho más productiva.

3. Respeto a las ideas

Al realizar un brainstorming, una cosa muy importante no puede suceder: la discriminación de las ideas.

El acto de reunirse para discutir ideas necesita ser precedido de un sentimiento de que nadie será juzgado en la reunión por más que su idea sea diferente o inusitada.

Por más improbables que ellas parezcan, las ideas levantadas deben ser siempre respetadas.

Tal vez, la solución propuesta no sea exactamente lo que tú esperabas, pero sin duda ella contribuye para el debate y, quien sabe, puede ser implementada después.

Sentirse cómodo es más que esencial en un brainstorming, porque solo así las personas lograrán quebrar el bloqueo de exponer sus ideas para un público.

Por lo tanto, el tercer paso es mantener el diálogo siempre abierto a nuevas propuestas y hacer solo críticas constructivas, para que todos se sientan a gusto para hablar.

4. Evalúa las propuestas

Al final de cada reunión, es importante aclararles a los participantes que todas las ideas serán analizadas igualmente.

Inclusive, si Uds. logran llegar a un acuerdo juntos es todavía mejor. Así los involucrados en el proyecto ya salen de la reunión sabiendo lo que necesitan hacer para que la solución sugerida sea aplicada.

Además, no siempre es necesario escoger solo una idea. Puede ser que Uds. perciban que varias propuestas presentadas en el brainstorming son aplicables a tu negocio o que ninguna tenga sentido y es necesario investigar un poco más antes de tomar la decisión final sobre lo que hay que hacer.

Lo importante es evaluar todo lo que se habló, entender cuál es la mejor solución al problema planteado antes del brainstorming.

Conclusión

El brainstorming es importante no solo para mejorar la integración de tu equipo, sino también y principalmente para resolver problemas existentes en la empresa.

Discutir y compartir proyectos importantes de tu empresa con tu equipo es una de las formas de mostrar que todos son esenciales para el crecimiento del negocio.

Además, puede ser que algunos problemas que tú demorarías días o meses para resolver solo, sean solucionados en una única reunión.

Por eso, estimula siempre el intercambio de conocimientos entre los profesionales que trabajan contigo y motívalos a formar parte de la empresa como un todo. Eso es un paso importante para mejorar el clima en tu ambiente de trabajo, además de mantener al equipo trabajando con propósitos en común.

¿Quieres saber más sobre trabajo en equipo? Lee también nuestra publicación con sugerencias para tener un equipo armónico y más productivo.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.