Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

¿Qué es endomarketing y cómo aplicarlo en tu rutina?

¿Qué es endomarketing y cómo aplicarlo en tu rutina?

¡Aprende cómo mejorar la comunicación interna de tu empresa!

¿Tu empresa invierte en endomarketing? ¿Este esfuerzo comenzó a partir de una necesidad o ya existían acciones de ese tipo desde el principio?

La respuesta a estas preguntas puede hacer toda la diferencia cuando se trata de mantener a tu equipo feliz, productivo y con poca rotación.

Es muy común que las empresas pequeñas y nuevas enfoquen sus esfuerzos de marketing en la construcción de branding awareness, divulgación de servicios, productos y lanzamientos. Y es aún más común que estos esfuerzos no se alteren tanto con el paso del tiempo.

Invertir en estas estrategias es primordial para el crecimiento de cualquier emprendimiento.

El problema es que casi no se considera la inversión en endomarketing desde el principio y eso hace que la implementación de una cultura y una comunicación interna eficaz demande mucho más tiempo y dinero.

¡La buena noticia es que nunca es tarde para que empieces a aplicar estrategias de endomarketing en tu negocio!

En este texto voy a citar algunos de los puntos vitales para obtener excelentes resultados en tus acciones internas, que son:

Índice
  1. Descubre (o crea) el “problema”
  2. Alinea expectativas
  3. No motives con frases, motiva con acciones
  4. Muestra los resultados

¿Qué es endomarketing?

Endomarketing no es un informativo interno colgado en un mural en la cocina u otra área común de la empresa.

No es ese email marketing para felicitar a los profesionales por el día internacional de la profesión.

Endomarketing es relación. Y cuando una relación es sana, fuerte y muy bien nutrida, todos los involucrados viven felices.

Cuando se crean estrategias de marketing, se venden cosas. O, al menos, se crea la necesidad de compra para lo que te propones a vender.

En el endomarketing es lo mismo, solo que en lugar de un producto o servicio, tu equipo debe “comprar” el conjunto de objetivos, valores y pilares de la empresa.

Las principales razones para apostarle a un endomarketing bien hecho son:

  • Equipo feliz y productivo;
  • Trabajadores buscando siempre la mejora y el crecimiento de la empresa;
  • Personas recomendando profesionales estupendos para entrar en el equipo;
  • Internalización de la cultura organizacional;
  • Cada empleado se convierte en un multiplicador de la marca.
  • Disminución de rotación, aumento de productividad y excelentes profesionales queriendo formar parte de tu equipo.

Parece fantástico, ¿no lo crees?

Hasta hoy, no he encontrado ningún punto negativo en un proceso de endomarketing bien hecho.

Pero ¿cómo hacerlo correctamente?

Simple, se trata solo de decir la verdad siempre. Esta regla es irrompible, inmutable e innegociable. Todo lo que harás después de ese primer paso será arrojado a la basura si no respetas la regla de la verdad..

Las empresas normalmente sufren altibajos en todos los aspectos, desde el aspecto financiero al clima entre los empleados, y es muy importante ser siempre sincero en relación a lo que está ocurriendo.

Pero claro, decir la verdad no quiere decir exponerlo todo. Significa no intentar ocultar nada o, al menos, no fingir que las cosas son lo que no son.

Ejemplo:

La empresa no tiene más dinero para una pequeña celebración de los cumpleaños del mes por haber perdido un cliente o un contrato.

¿Qué no hacer?:

  • Decir que están pensando en la salud de los empleados;
  • Comunicar que las fiestas no traen resultados para el clima;
  • No decir por qué se han dejado de efectuar las confraternizaciones.

¿Qué hacer?:

  • Comunicar en un panorama general el por qué de haber perdido el contrato;
  • Mostrar cuáles son las acciones inmediatas para conquistar nuevos clientes;
  • Proponer que la celebración de los cumpleaños del mes sean financiadas de forma colectiva, o que cada uno contribuya con algo de comer y/o beber.

La solución final, incluso, puede crear una cultura muy sana (en todos los sentidos) para los empleados.

Esta solución muestra confianza en el equipo, además de transparencia. Es una forma también de crear empatía y fortalece el sentimiento de pertenencia.

Recuerda siempre que el primer paso para una relación sana con tu equipo es ser transparente.

Con esto en mente, vamos a consejos más prácticos de cómo mejorar tus estrategias de endomarketing:

1 – Descubre (o crea) el “problema”

Para descubrir los “problemas” que tu endomarketing puede resolver, ¡escucha!

Mantente de oídos abiertos y habla con personas clave de tu empresa. Es allí en el cafecito que se descubren los grandes dolores y necesidades de tu equipo.

Para “crear” un problema, hay que tener sensibilidad para darse cuenta de ciertos comportamientos y del clima.

Cuando yo era parte de la comunicación de una gran empresa de eventos, teníamos un problema serio de clima organizacional. En resumen, no nos dábamos bien y había cada vez más fricciones entre los equipos y sectores. Las personas nuevas eran disputadas por los diversos grupitos y nadie pensaba dos veces antes de jugar en contra de los otros.

La empresa, organizando una súper fiesta y campaña de fin de año para celebrar el mejor desempeño de la historia, quería mostrar cuántas personas, juntas, hicieron todo posible.

Pero “juntos” estaba lejos de ser verdad. El problema que teníamos en manos era: ¿cómo hacer que las personas se respetasen?

Llegamos a la conclusión de que para respetar a una persona, necesitas primero conocer su historia. Es muy difícil tener motivos para que no te agrade alguien cuando sabes su procedencia.

Contamos nuestras historias y eso cambió completamente el clima de la empresa. La gente empezó a saludarse por el nombre, tuvimos cada vez menos quejas sobre el clima y todos se sentían menos estresados.

2 – Alinea expectativas

Promete cosas grandiosas solamente cuando puedas cumplir, de hecho, las expectativas.

Es muy común encontrar pequeñas empresas que intentan motivar metas a través de premios y bonos.

Muchas veces, la expectativa es un monstruo que puede causar varios problemas si se alimenta de forma incorrecta.

Por eso, si decides ofrecer algún premio por desempeño, deja siempre claro cuál será el bono, para que la expectativa no se rompa.

3 – No motives con frases, motiva con acciones

Usar frases motivadoras para animar a tu equipo hace tanta diferencia en la productividad como masticar un chicle te ayudó a resolver problemas de matemáticas en una prueba, en la época del colegio.

¿Sabes lo que motiva a un equipo?

Promesas cumplidas, salarios, bonificaciones y beneficios justos y condicionantes con el nivel de exigencia de los cargos, expectativas alineadas y un clima bueno.

Descarta las frases y los emails marketing de fechas conmemorativas. Abusa de acciones efectivas que resuelvan los problemas que has encontrado.

Comunicar estas acciones y por qué se hacen causan un efecto mucho mayor que una felicitación genérica o frases lindas y motivadoras.

4 – Muestra los resultados

Haz investigaciones sobre el clima organizacional, encuestas y preguntas regulares a todo el equipo.

Después de cada acción, pregunta lo que les ha parecido cada acción. Cualquier cambio basado directamente en investigaciones muestra que la empresa escucha a sus empleados. Esto hace toda la diferencia del mundo.

Los problemas existen y siempre existirán. El secreto es cómo, cuándo y por qué estamos enfrentando este problema.

Al final del cuarto paso, repite el proceso.

Es cierto que, después de acciones e investigaciones, sabrás cada vez más qué hacer y qué camino seguir con tu endomarketing.

Pero recuerda no romper la primera regla. Nunca. Las relaciones sanas se construyen con confianza. Tu equipo dedica sus días a contribuir con tu misión, eso quiere decir que ya tienes el mejor tipo de “comprador”, aquel que es fiel.

Nunca es tarde para empezar a aplicar estas estrategias y ningún equipo es demasiado pequeño para ser conquistado.

Si deseas saber más sobre estrategias para mantener a tu empresa cada vez más fuerte y prometedora, no dejes de consultar nuestro post con consejos para tener un equipo más armónico y productivo.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.