Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Motivación: ¿Sabes qué es y cómo mejorarla?

Motivación: ¿Sabes qué es y cómo mejorarla?

¡Lee este texto y descubre un montón de cosas sobre este tema!

Motivación: una palabra muy usada en el día a día, que supone una gran responsabilidad. Representa un sentimiento decisivo para nuestra realización personal, nuestro éxito profesional y — ¿por qué no? —nuestra felicidad.

Pero, ¿de dónde viene? ¿Por qué la falta de motivación tiene tantas consecuencias? ¿Hay alguna técnica para desarrollarla? ¿Cómo podemos mantener ese estado de ánimo?

En este texto, hablaremos un poco sobre este tema denso, complejo y fundamental.

¿Vamos a enfrentarlo juntos? ¡Ya veremos!

Índice
  1. Al final, ¿qué es la motivación?
  2. ¿Hay relación entre la vida personal, la productividad y la motivación en el trabajo?
  3. ¿Cómo aumentar tu motivación?
  4. 9 sugerencias que te pueden ayudar con tu motivación

Al final ¿qué es la motivación?

De acuerdo con la epistemología, la palabra motivación viene del Latín “moverè”, representando una fuerza motora que impulsa comportamientos. En otras palabras, podemos decir que significa un movimiento para la acción.

No es difícil entender este concepto partiendo de nuestro sentido común. La motivación es lo que nos impulsa a actuar.

Pero no a una acción mecánica, sin consciencia. Cuando estamos motivados, hay algo en nuestro interior que nos instiga a ello. Hay una fuerza interna que nos lleva a hacer cosas.

Entonces, cuando decimos que estamos desmotivados, no necesariamente dejamos de hacer algo, sino que lo hacemos superficialmente.

Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando trabajamos sin motivación.

Te despiertas, desayunas y comienzas tu actividad profesional “porque sí” — las cuentas continúan llegando, sin empleo no hay poder de compra y otras cosas por el estilo.

Pero la motivación no se refiere solo al ejercicio profesional — aunque, como veremos más adelante, ese sea un tópico de gran importancia. Es más que eso, el estado de desmotivación es capaz de afectar otras áreas de la vida.

Una relación amorosa que mantenemos por comodidad. Una facultad que cursamos por presión social. Un proyecto que no abandonamos porque, a esta altura del campeonato, no conviene volver atrás.

Pésimas sensaciones ¿Verdad?

Sí, pero muy comunes. Lo que pasa es que, por más que la motivación sea esencial para las realizaciones personales y profesionales, es un sentimiento muy inestable. Tanto factores externos como internos pueden afectarla.

¿Vamos a hablar más sobre esto?

La motivación extrínseca

Todo lo que es extrínseco viene de afuera. En este caso, estamos hablando de una motivación externa al individuo, es decir, ambiental: viene del ambiente al que pertenecemos o de las personas presentes en él.

Este sentido de motivación es muy importante en el mundo corporativo. El motivo es simple: un negocio necesita sacar lo mejor de su equipo.

Pero, como los resultados dependen de ese intercambio, los gestores no pueden esperar que todos los colaboradores estén automotivados.

Entonces, apuestan en elementos externos que pueden contribuir a ese sentimiento:

  • acciones para el desarrollo de personas;
  • campañas de incentivo;
  • plan de carrera;
  • reconocimiento y premios etc.

¡Esas iniciativas son muy válidas! Porque realmente impactan el estado de ánimo del equipo y son esenciales para la salud de un negocio.

Sin embargo, los efectos de la motivación extrínseca son un poco más breves que los de la intrínseca, que es la que parte del individuo.

La motivación intrínseca

La motivación intrínseca es la que viene de adentro. Esta es la más importante para la realización personal, pues está estrechamente relacionada al éxito en la búsqueda de los sueños.

Está conectada con los propósitos y la identidad del individuo. Podemos decir, incluso, que la motivación intrínseca es capaz de anular o potenciar la extrínseca.

Una persona puede estar en el mejor empleo del mundo, con varios elementos externos que normalmente le darían ánimo.

Pero si no logra mantenerse automotivada, las iniciativas exteriores no logran promover su mejor desempeño.

También ocurre lo contrario: cuando la motivación intrínseca es fuerte, aún las mayores adversidades externas no logran corromper nuestra capacidad de acción.

¿Hay relación entre la vida personal, la productividad y la motivación en el trabajo?

¿Ya te diste cuenta de cómo la vida personal interfiere en la motivación profesional?

Sí, esto es real. Cuando los aspectos internos de nuestra vida no van bien, se espera que falte ánimo en el trabajo. Eso ocurre porque todo está conectado.

Todas las áreas de nuestra vida se comunican y tienen un factor en común: giran alrededor del individuo.

Por este motivo, aunque el negocio sea excelente para motivar un equipo, un colaborador que no encontró sus verdaderos propósitos personales puede no tener un buen desempeño.

Por ejemplo, recibir un feedback negativo de vez en cuando es absolutamente normal. Si sabes que tu trabajo es importante para alguna realización personal, una crítica constructiva no te va a quitar las ganas de actuar.

Al contrario, vas a usarla para aprender y mejorar como persona. Pero, para alguien con una motivación intrínseca frágil, un comentario mal interpretado ya es suficiente para que el trabajo se vuelva sinónimo de frustración.

Lo que se desprende de esto es que la motivación es fundamental para el éxito personal y profesional. Y no estamos hablando de acumular fortunas o ser la persona más feliz del mundo. Las pequeñas conquistas diarias ya son influenciadas por el estado de ánimo y el compromiso genuino en pro de alguna acción.

Cuando te sientes motivado, hasta el acto banal de elegir tu ropa por la mañana tiene una importancia mayor—estás pensando en tu marketing personal, que te llevará a establecer contactos, que contribuirá a alcanzar una meta profesional, que conducirá hacia tu gran objetivo de carrera.

¿Cómo aumentar tu motivación?

¿Estás reconociendo tu vida cotidiana en estas descripciones sobre los impactos de la falta de motivación?

Entonces, es una señal de alerta para que intentes mejorar este aspecto de tu vida.

¿Pero por dónde comenzar?

¡A continuación detallamos algunos hábitos que tienen todo para ayudarte! Entretanto, enfócate en esta palabra: hábitos.

¿Qué queremos decir?

Bien, la motivación es una cosa muy volátil. Algunas personas tienen una tendencia mayor a mantenerse automotivadas, pero aún así, es un ejercicio constante.

Por lo tanto, intenta transformar las siguientes sugerencias en una nueva manera de vivir tu rutina, preocupándote diariamente por cada uno de estos aspectos. ¿Vamos echarle un vistazo?

Haz una autoevaluación: ¿Quién eres? y ¿quién te gustaría ser?

El primer paso para tener más motivación es — ¡adivina! —, descubrir qué te motiva. Parece obvio ¿no? Sin embargo, no lo es tanto.

¿Ya te diste cuenta de qué difícil es entender quiénes somos y, principalmente, quiénes queremos ser?

Desde niños y adolescentes, nuestro instinto es buscar adaptación, no autoevaluación.

Por ejemplo, en la escuela es muy común que haya “círculos cerrados”, ¿no es cierto? Las niñitas ricas, los rebeldes, los nerds. Pero debemos concordar que el ser humano es mucho más complejo de lo que esos estereotipos indican.

Lo que ocurre es que renunciamos a parte de nuestra personalidad, a nuestros gustos y hasta a nuestros valores para encajarnos en algún lugar.

Y lo que tú necesitas descubrir— o redescubrir — para tener más motivación son justamente esos rasgos que muchas veces dejas de lado, a lo largo de toda una vida de adaptaciones.

Intenta volver a tu infancia: ¿qué querías ser cuando crecieras? ¿Cuáles eran las cosas más importantes del mundo en tu visión incipiente de niño?

¿Son preguntas difíciles?

¡Sí, y mucho! Pero entender cuáles son tus verdaderos propósitos es el primer paso para ser una persona automotivada.

Al final, cuando sabemos mejor qué nos mueve, las influencias externas — como un día malo en el trabajo, una decepción personal o una puerta cerrada — serán cada vez menos capaces de perjudicar tu movimiento para la acción.

Traza objetivos y metas: ¿Adónde quieres llegar?

Después de este verdadero salto hacia tu yo interior, vamos a hacer un ejercicio más práctico para mejorar tu motivación.

Teniendo en cuenta tus reflexiones sobre quién quieres ser, ¿qué tal empezar a ver esas aspiraciones como algo posible?

Sí, ya lo sabes: ¡es hora de establecer metas!

A través de ellas lograrás, poco a poco, darle forma a tu rutina, de manera que esté más acorde con tus ambiciones positivas.

El resultado será que las acciones de tu vida cotidiana serán fácilmente automotivadas. Al final, sabes exactamente adónde quieres llegar con ellas y lo que le aportan a tu vida.

¡Para lograrlo, puedes construir un mural de sueños! y te tenemos una sugerencia: para que tus objetivos sean más eficaces, vale la pena utilizar el método de las metas SMART, que son:

  • S — Específicas (Specific): dile sí a la claridad y no a las generalidades;
  • M — Medibles (Measurable): deben poder evaluarse objetivamente;
  • A — Alcanzables (Attainable): ¿soñar alto? ¡Sí! Pero nada de utopías, ¿oíste?
  • R — Relevantes (Relevant): recuerda lo que descubriste sobre ti mismo en el paso anterior y define objetivos que marquen la diferencia en tu vida;
  • T — Temporales (Time based): atribuye un plazo para la realización de cada meta.

Ten autodisciplina: ¿La motivación es realmente tan espontánea?

Con tus principales objetivos de vida más claros, la motivación será natural. ¡Pero cuidado! No es tan espontánea como parece y exige mucha dedicación. Si te desvías de las metas definidas anteriormente, el efecto será contrario a lo que deseas: ¡desmotivación segura!

No hay nada que nos desanime más que sentir que nosotros mismos saboteamos nuestros sueños ¿no es así?

Por eso ¡hazlos realidad! Concentrarte en tus objetivos es esencial para mantener la motivación en alto. Y para eso, esmerarte en la  gestión del tiempo es esencial.

Muchas veces, nos desanimamos en relación a algún aspecto de nuestra vida — ya sea el trabajo, los estudios, una relación amorosa, etc. — sin que, de hecho, tengamos un problema.

Lo que pasa es que una rutina descontrolada puede desencadenar un estrés generalizado. La tendencia es que le echemos siempre la culpa del desorden interno a factores externos.

Invierte en el autodesarrollo: ¿qué tal valorizarte más?

Otro paso fundamental para tener motivación es cuidar de sí mismo. Entonces, anota: ¡autodesarrollo! No te dejes de lado: aprender cosas nuevas es siempre un combustible más en nuestra vida.

Recuerda que quieres transformarte en una persona increíble, la que descubrimos en el primer paso. Entonces, ¿qué tal comenzar un curso, aprender un nuevo idioma o emprender en algo que te guste?

¿No sabes qué te gustaría hacer para tu autodesarrollo? Existe una herramienta muy útil para eso: el canvas personal.

Funciona como una evaluación de tu proyecto de vida. Usándolo, vas a descubrir, por ejemplo, cuáles son tus puntos débiles y fuertes, con quién puedes relacionarte para ver tus objetivos hacerse realidad, entre otras cosas.

Aléjate de lo que te limita: ¿qué te desmotiva?

¡Listo! Tú sabes quién eres, qué te mueve, qué necesitas hacer para realizarte personal y profesionalmente y cómo estimular tu autodesarrollo. Lo tienes todo, la motivación estará siempre presente, ¿verdad?

Hum, no exactamente, debido a un gran problema: las creencias limitantes. El ser humano está lleno de pensamientos que le impiden avanzar, lo que, como consecuencia, lo desmotiva.

Esas creencias pueden hacerte botar en la basura tu mural de sueños. Por eso, vale la pena prestarles atención.

Arriesgarse es importante para el ser humano, aún cuando te has metido “cosas” en la cabeza que te llevan hacia el lado opuesto: el del conformismo.

Por ejemplo, ¿tu trabajo te desmotiva? ¿Te aleja mucho de tus objetivos de vida? Entonces, cambiar de profesión es una buena idea. ¿Qué tal crear un producto digital y comenzar a dar clases?

¿Pero, y si no eres suficientemente bueno para enseñar? Tu oratoria no es de las mejores, ¿no es cierto? Veredicto: ¡la seguridad de ese empleo desmotivador es mejor que una aventura por Internet!

¡Esas son las creencias limitadoras que necesitas eliminar de tu vida! En vez de eso, esfuérzate por mantener pensamientos positivos.

Realiza un cambio de perspectiva y dale lugar a las creencias libertadoras. ¡Tú puedes hacerlo! ¡Tú te lo mereces!

¿Quieres un bono? Aquí te dejamos 9 sugerencias que pueden ayudarte con tu motivación

¿Qué tal… ya sientes la motivación creciendo dentro de ti? Vamos a ayudarte un poco más.

¡Te dejamos a continuación 9 sugerencias de aplicaciones, libros y vídeos para darte aún más ánimo!

1. App: Thirty

motivación - logo del apo Thirty

¡Si eres una de esas personas que pierden la motivación cuando no ven resultados rápidos, esta aplicación es para ti!

 Thirty sirve para que pongas desafíos en tu vida, que debes concluir en 30 días.

Vale cualquier cosa: leer un libro, hacer un curso técnico, aprender algo nuevo y cosas por el estilo.

La idea de la app es interesante porque, como el plazo para concluir la meta es corto, hace los objetivos más “palpables” y estimula el cambio de hábitos.

2. App: Get Sh*t Done

motivación- logo del app Get Sh*t Done

Esta aplicación tiene el mismo objetivo de la anterior: llevarte a alcanzar metas y a terminar cosas que empezaste.

Sin embargo, su gran diferencial está en el estilo de lenguaje y en el tono humorístico de todo su contenido— comenzando por el nombre, que no se puede traducir aquí.

El Get Sh*t Done funciona como un “verdugo virtual” muy gracioso, pero también muy malvado. Es un modo eficaz de evitar la procrastinación con buen humor y algunos tirones de orejas de la app.

3. App: Shuffle My Life

motivación - logo del app Shuffle My Life

Ahora, si tu falta de motivación viene de una rutina mecánica en la que, poco a poco, te vas olvidando de tus verdaderos propósitos, ¿que tal experimentar la Shuffle My Life? El nombre ya te muestra su propósito: ¡barajar tu vida!

Sí, el truco de esta app es completamente opuesto al de las anteriores. La idea es que hagas una cosa diferente por día.

De esa forma, tu rutina va siendo cambiada por actividades aleatorias, como:

  • aprender una técnica de supervivencia, en caso de que te pierdas en la selva;
  • comprar un adorno nuevo;
  • preparar una receta que tenga, por lo menos, 7 ingredientes que nunca usaste en tu vida;
  • escribir una “bucket list” (cosas para hacer antes de morir), que tenga por lo menos 20 cosas;
  • diseñar el proyecto de la casa de tus sueños, etc.

¿Y si es un poquito de diversión inusitada lo que falta en tu vida para que tengas más motivación en el día a día?

4. Book: Drive

motivación - portada ele libro Drive

Libro disponible en Inglés

Más orientado a la motivación profesional, este libro de Daniel Pink, un gran especialista en gestión y liderazgo, trae una crítica al modelo motivacional corporativo más popular — recompensas financieras y promociones, además de castigos como incentivo a la productividad.

De acuerdo con el autor, la motivación que más contribuye al desempeño profesional y personal de alguien es la que viene del sentido más profundo. Encontrar los verdaderos propósitos, valores e identidad hace que uno se sienta más energizado para cumplir desafíos.

5. Libro: Girl Boss

motivação - capa do livro girl boss

Si amas las historias de personas que se superaron — perfectas para la motivación ¿no? — te va a encantar este libro: Girl Boss, que cuenta la historia de Sophia Amoruso.

La trayectoria de esta muchacha muestra que nos podemos superar, aún cuando la falta de motivación no depende de dificultades ambientales, y sí de tus decisiones. En su caso, la preocupación con el futuro era mínima: dejó la escuela, robó e iba de empleo en empleo.

Hoy en día, es dueña de una red de moda femenina exitosa y considerada una de las mujeres mejor pagadas del mundo.

Además, la organización de Amoruso, la Nasty Gal, es un gran ejemplo de marca alineada a un sentido de propósito.

6. Libro: Manual para Jóvenes Soñadores

motivación - portada del libro Handbook for Young Dreamers

Libro disponible en Inglés

Este es otro ejemplo de un buen libro de cabecera: el Manual para Jóvenes Soñadores. La autora, Nathalie Trutmann, es una emprendedora especialista en protagonismo personal.

La joven embajadora de la Singularity University escribió este libro para guiar a los lectores en la concretización de metas. Para Trutmann, las mejores inversiones en el éxito profesional o personal son las que están alineadas a nuestros verdaderos sueños.

7. Vídeo: “Cómo lograr el equilibrio entre la vida personal y profesional”

¿Y cuando el trabajo se torna una actividad estresante y desmotivadora porque parece que no sobra tiempo para nada más? Según Nigel Marsh, cambiar esa realidad ¡solo depende de nosotros!

Al final, “el equilibrio entre la vida personal y profesional es demasiado importante para dejarlo en manos del patrón”, como dice el propio conferencista.

En su TED, llamada “Cómo lograr el equilibrio entre la vida personal y profesional“, da algunas sugerencias para que esa balanza funcione,  de modo que el desgaste diario no interfiera en nuestra motivación.

8. Vídeo: “La sorprendente ciencia de la motivación”

¿Recuerdas a Daniel Pink, el de nuestra 4ª sugerencia? Él también dio una conferencia que se tornó una de las más conocidas TED Talks para inspirarse. El tema es el mismo: ¿Cómo alcanzar la verdadera motivación?

Dejó varias lecciones en su “Sorprendente ciencia de la Motivación“. Entre ellas, el conferencista afirma que el verdadero compromiso para realizar objetivos viene de tres ingredientes: autonomía, dominio y propósito.

9. Vídeo: discurso de Steve Jobs en Stanford

Para terminar, tú probablemente conoces al fundador de Apple, Steve Jobs, ¿no es cierto?

Pues bien, en 2005, la Universidad de Stanford invitó a este emprendedor a discursar en una ceremonia de graduación.

Durante poco más de 14 min, Jobs habla de una serie de cosas que él aprendió en su trayectoria de éxito.

El discurso contiene lecciones tan valiosas que se hizo viral en Internet como un gran vídeo motivacional.

Él habla, por ejemplo, de la necesidad de arriesgarte y seguir tu intuición, además de creer en algo — en el destino, en Dios, en ti mismo, en lo que sea — para tener valor de seguir tu corazón, aunque te lleve por caminos diferentes de lo previsto.

Jobs también refuerza la importancia de hacer lo que realmente te gusta en la vida: “Yo estoy convencido de que lo único que me permitió seguir adelante fue mi amor por lo que hacía. Tienes que descubrir lo que amas.”

¿Y entonces… se puede mejorar la motivación?

Después de esta lectura, aprendimos que la motivación corresponde a una fuerza interna que nos lleva a una actitud.

Por eso, a pesar de que existen maneras de incentivarla externamente, la cuestión fundamental es cómo desarrollarla desde adentro.

Las noticias fueron buenas: existen algunos comportamientos que contribuyen al estado de motivación. Más aún si se transforman en hábitos.

Ahora ya sabes, por ejemplo, que es bueno establecer metas y librarse de creencias limitadoras.

Pero no sirve de nada estar motivado y no quedarte parado, ¿no es así?

¡Por eso, lee también nuestro texto sobre cómo evitar la procrastinación!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.