Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Qué es rapport y cómo puede mejorar tu comunicación

Qué es rapport y cómo puede mejorar tu comunicación

Aprende a crear una buena relación con tus clientes.

Una de las formas de construir relaciones personales y profesionales más satisfactorias gira alrededor de la comprensión de lo qué es rapport. Al final, todos ya pasamos por situaciones en que, aún frente a una propuesta ventajosa o de un consejo valioso, el interlocutor parecía no estar dispuesto a oír ¿no es verdad?

El motivo es que más allá de las buenas intenciones, necesitamos establecer condiciones para que el otro se sienta cómodo para tomar decisiones y actuar. Para eso, es fundamental crear un vínculo de confianza, armonía y cooperación.

¿No entendiste de qué estamos hablando?

En este post, aprenderás un poco sobre rapport y cómo ser más eficiente al comunicarte con amigos, familiares, clientes, proveedores y asociados.

¿Qué es rapport?

En “Introducción a la Programación Neurolingüística: cómo entender e influenciar a las personas”, Joseph O’Connor y Seymour presentan una concepción de rapport relacionada a la idea de empatía:

En el campo de la educación, de la terapia, del asesoramiento psicológico, en el mundo profesional, de ventas o de entrenamiento, la empatía, que en el lenguaje de la PNL se llama rapport, es esencial para crear una atmósfera de confianza y de participación en la cual las personas puedan reaccionar libremente.

La noción de “crear una atmósfera” es importante para no confundir el rapport con la manipulación del interlocutor. El objetivo es ofrecer condiciones o construir ciertos pilares que harán la comunicación más eficiente.

¿Cuáles son los principales elementos del rapport?

En las comunicaciones interpersonales en que existe rapport, notamos ciertos patrones. Si logramos incorporarlos a nuestro lenguaje, estaremos más cerca de construir pilares de confianza, armonía y cooperación.

¿Listo para el reto?

Contacto visual

En el rapport existe un sincronismo en relación al contacto visual. El foco se establece en la medida correcta para transmitir seguridad, variando de frecuencia y duración según las características de la persona con la que hablamos.

Un tímido, por ejemplo, se sentirá confortable con movimientos más eventuales, mientras otros con contactos más continuos. Todo depende de entender la situación y adaptarse correctamente a cada persona.

Equilibrio emocional

Otro punto relevante es evitar excesos.

La comunicación es una vía de dos manos en la que tanto provocamos como tenemos reacciones. Entonces, aún si una persona durante la conversación dice algo que no nos gusta, hay límites para nuestra respuesta, incluso porque nosotros mismos podemos estar equivocados respecto de las intenciones de la otra persona.

Tono de voz

El tono de voz, a veces comunica más que las propias palabras. Un simple “buen día” puede ser un deseo sincero, cumplir una formalidad, o hasta pasar un toque de sarcasmo.

La forma de expresarnos debe ser compatible con la intención al hablar.

Desarrollo

La comunicación debe ser armoniosa. Además del tono, debemos tener cuidado con el volumen y el ritmo, espejando lo máximo posible el comportamiento del interlocutor.

Si una persona comunica algo de forma acelerada y respondemos con poca energía, podemos parecer desinteresados y poco empáticos, solo para citar un ejemplo.

Comunicación no verbal

Los gestos, la postura y las expresiones faciales también interfieren. Y eso exige un cuidado especial, porque muchas veces adoptamos una comunicación no verbal negativa sin ser conscientes de efectuarla.

El rapport exige atención con las actitudes, cuidando para que el lenguaje corporal esté en sintonía con una atmósfera de confianza y participación.

Comunicación verbal

Las palabras ejercen una doble función. En la comunicación, transmiten tanto un mensaje como orientan los demás elementos.

En otras palabras, pensamos los gestos, el tono y el ritmo a partir de lo que tenemos que decir. Luego, pensar la situación por los ojos del otro y escoger las palabras correctas hacen toda la diferencia.

Al final ¿por qué debemos crear rapport?

En una comunicación invadimos el círculo personal, accionando todos los mecanismos de defensa que involucrar ese movimiento. Por ello, si quien está del otro lado no se siente seguro y libre para participar, los efectos pueden no ser los más deseados.

Sin rapport, los alumnos no hablarán sobre sus dudas ni los clientes darán feedbacks sinceros sobre los productos. Y qué decir de las personas más allegadas, que no hablarán de las dificultades de la relación clara y abiertamente.

¿Si las personas tienen el derecho de permanecer calladas, como dicen en las películas, ¿de qué forma resolveremos un problema, tomaremos una decisión conjunta, ofreceremos consejos o alcanzaremos cualquier otro objetivo de la comunicación?

Saber lo que es rapport es un paso importante para mejorar la eficiencia de las relaciones personales y profesionales.

¿Cómo conectar rapport y ventas de manera eficiente?

La conquista y fidelización de clientes son procesos que exigen rapport. En realidad, la confianza es de tal forma importante que a menudo el consumidor ni siquiera conoce plenamente los aspectos técnicos de los productos que adquiere.

Al vender un curso online, por ejemplo, por más que el programa, el currículo y la metodología de enseñanza presentados sean interesantes, la persona solo conocerá realmente las clases al participar. Es decir, la venta es una promesa de valor que dará origen a una entrega.

En ese sentido, la conexión entre rapport y ventas ocurre en las diferentes etapas del embudo, lo cual se debe a que cada paso en dirección a la adquisición del producto o servicio exige una confianza más firme en la capacidad de entrega del proveedor.

Ahora bien, la fidelización se basa en una visión de largo plazo. El cliente confía que aquella satisfacción originada en un primer momento se repetirá en el futuro, prefiriendo volver a los servicios que a buscar un competidor.

Entonces, conocer a la persona de los destinatarios, sus deseos, expectativas, hábitos y costumbres es esencial. A partir de ahí, podemos incluir los elementos de rapport en los procesos relacionados a las ventas, creando confianza y comunicándose de forma armoniosa.

Verifica 3 técnicas de rapport

Para ser eficiente al construir rapport, dominar las técnicas será de vital importancia. Ya sea en contextos personales o profesionales, ellas facilitan la construcción de los elementos de una atmósfera de confianza y participación.

Espejarse

Es reproducir un comportamiento similar al del interlocutor, actuando en sintonía con el tono de voz, gestos, contacto visual y desarrollo utilizados.

Se trata de observar la manera de actuar de la persona con la que se habla y entrar en su mundo.

Optimismo en el proceso de interacción

Desarrollar un lenguaje positivo en el que se evita juzgar, reclamar, criticar o actitudes similares. Es decir, el foco debe estar en animar, resolver problemas, aprender de experiencias pasadas.

De todos modos, es importante no exagerar. Es natural que sea difícil equilibrar mostrarse optimista y al mismo tiempo espejarse.

Si una persona está deprimida y llegas a ella saltando y festejando, difícilmente habrá empatía ¿no es cierto?

Por eso, lo ideal es entender el momento y comenzar con una postura más contenida, progresando en dirección a una conducta más positiva.

Buena nutrición

Es necesario presentar un contenido relevante al inicio de una comunicación. Para eso, precisamos conocer sus puntos de dolor y expectativas, lo cual nos permitirá después posicionarnos como alguien que, de hecho, tiene algo que ofrecer para resolver un problema o ayudar en algún punto.

Recuerda, por lo que vimos hasta aquí, que el rapport depende bastante de entender a la persona con quien hablamos. Esa es la puerta de entrada hacia una atmósfera de armonía, confianza y cooperación.

Aprender sobre esto será útil en diversos momentos. Nuestro objetivo puede ser presentar un producto, resolver un problema familiar, invertir en marketing personal o integrar profesionales a nuestro networking. Si hay una buena comunicación, podemos beneficiarnos de ella.

Entonces, ahora que ya sabes lo que es rapport, el camino está abierto para relaciones personales y profesionales más satisfactorias.

¿Y tú? ¿Cómo te has comunicado con tu público? Cuéntanos aquí en los comentarios.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.