Descubre qué es SEO y cómo esta estrategia puede llevarte a las primeras posiciones de Google

Descubre qué es SEO y cómo esta estrategia puede llevarte a las primeras posiciones de Google

Conoce las principales técnicas de optimización para que tu contenido se destaque en las búsquedas de Google

Uno de los mayores sueños de casi todas las personas que tienen un negocio en Internet es aparecer en los primeros resultados de la búsqueda de Google. Después de todo, estar en la parte superior de las búsquedas es casi una garantía de más visitantes y, en consecuencia, ¡de ventas!

Pero tener un sitio web, un blog o un comercio electrónico no es suficiente para conquistar la primera página de Google. Para esto, es necesario invertir en una serie de optimizaciones para garantizar que tu contenido aparezca para las personas que buscan tu negocio.

Estas optimizaciones tienen como objetivo mejorar la experiencia del usuario en tu sitio web, blog o tienda virtual, además de mostrar a los motores de búsqueda que tu contenido es relevante.

Esta estrategia tiene un nombre: Search Engine Optimization, o ¡SEO!

En este post, te presentaremos los principales conceptos para comenzar a trabajar con SEO, además de darte consejos sobre cómo aplicar esta estrategia en tus páginas. De esa manera, tendrás más oportunidades de ganar el tan esperado primer lugar en Google.

¿Estás interesado? Entonces sigue leyendo. Mira lo que aprenderás:

Índice
¿Qué es SEO? ¿Por qué el SEO es tan importante? ¿Cómo funciona la búsqueda de Google? ¿Cuáles son los principales factores de posicionamiento de Google? Principales técnicas de SEO Herramientas de SEO ¿Cómo planificar una estrategia de SEO?

¿Qué es SEO?

SEO significa Search Engine Optimization, u optimización para motores de búsqueda, en español. Es un conjunto de técnicas de optimización y perfeccionamiento para sitios web, blogs y páginas de Internet.

Estas optimizaciones (que veremos detalladamente más adelante) sirven para lograr buenas posiciones en los resultados de búsqueda y, por lo tanto, generan tráfico orgánico y autoridad para un sitio web o blog.

Funciona algo como esto:

Cada vez que se publica una nueva página en Internet, Google intenta indexarla en su base de datos para poder encontrarla cuando una persona realiza una búsqueda.

El problema es que miles de páginas nuevas se publican todos los días. Debido a esto, la competencia es enorme. Además, los motores de búsqueda no pueden “leer” las páginas web.

El SEO surge como una herramienta para ayudar a los algoritmos de los motores de búsqueda a identificar el contenido de una página y definir la mejor ubicación de esta página para un determinado término de búsqueda.

Mira, en el siguiente video, algunos consejos de optimización para motores de búsqueda que Ana nos explica en este Hotmart Tips:

¿Por qué el SEO es tan importante?

Al escribir estas líneas, hay más de 1,7 mil millones de sitios en línea en todo el mundo. Y ese número sigue creciendo.

El problema es que todas estas páginas compiten entre sí por la atención de los usuarios de Internet y para ver quién atrae más tráfico.

Pero, ¿cómo destacarte de la competencia y garantizar más visitantes a tu sitio web o blog?

Simple, apareciendo entre los primeros resultados de búsqueda de Google. Y, preferiblemente, entre los 3 primeros.

Las estadísticas muestran que el 61% de las personas que buscan algo en Google hacen clic en los primeros tres resultados.

Esto significa que sólo 4 de cada 10 personas deciden hacer clic en un sitio web que está debajo de la tercera posición en los resultados de búsqueda.

Cuando optimizas tus contenidos para SEO, haces con que se vuelvan compatibles con los parámetros de clasificación utilizados por los motores de búsqueda.

Por lo tanto, los algoritmos podrán identificar de qué trata tu sitio web o blog y clasificarlo correctamente. Esto permite que tu página obtenga mejores posiciones y sea vista por un mayor número de personas.

Y ya sabes, cuantas más personas vean tu marca, mayor será el alcance de tu negocio dentro y fuera de la web.

No importa si eres un afiliado o un productor, ¡debes ser visto para ganar buenas oportunidades de negocio! Y el SEO te ayuda con eso.

¿Cómo funciona la búsqueda de Google?

Bien, ya sabes qué es el SEO y por qué es importante para tu negocio. Sin embargo, para desarrollar una estrategia de optimización eficiente, es esencial comprender cómo Google funciona.

Todos los días, millones de personas buscan contenido sobre los temas más diversos de la plataforma. De hecho, ¡hay más de 5 MIL MILLONES de búsquedas por día! Es mucha cosa.

Y si has utilizado Google, ya conoces la SERP, en inglés: Search engine results page, o la página de resultados de búsqueda. También has notado que los resultados se dividen en dos grupos: resultados orgánicos y resultados pagados.

Los resultados pagados (en el cuadro rojo en la imagen a continuación) se muestran en la parte superior de la página con la marca “Anuncio”. Estos contenidos son de empresas que utilizaron la herramienta de anuncios de Google Ads para promocionar sus páginas.

Debajo de los anuncios están los resultados orgánicos (en el cuadro azul). Estos resultados se clasifican en orden de relevancia.

Pero, ¿cómo define Google la ubicación de cada página? Esto es lo que veremos a continuación.

Rastreo, indexación y visualización

Estos son los tres procesos principales que componen las búsquedas realizadas en Google.

Durante el rastreo, los robots de Google, conocidos como Googlebot, identifican nuevas páginas que deben agregarse al enorme índice del buscador.

A medida que Googlebot visita las páginas, identifica y analiza todos los enlaces existentes y los incluye en la lista de rastreo. Este proceso también detecta nuevos sitios, cambios en el contenido y exclusión de sitios.

Luego, Google procesa cada una de las páginas rastreadas y las incluye en su base de datos. Este proceso se llama indexación.

El índice de Google registra una serie de datos sobre cada página, como contenido, fecha de publicación, región de publicación, título, descripción, etc.

Entonces, cuando un usuario realiza una consulta, el algoritmo de Google busca en ese índice páginas coincidentes. Luego, se muestran los resultados más relevantes.

Pero esta relevancia no es arbitraria. Se define en base a más de 200 factores de clasificación que los algoritmos de Google tienen en cuenta.

¿Cuáles son los principales factores de posicionamiento de Google?

Nadie sabe exactamente qué tiene en cuenta Google al clasificar las páginas web. Sin embargo, se realiza mucha investigación para al menos tener una idea de los factores de clasificación.

Backlinko ha reunido los 200 factores de clasificación más importantes en una lista. Y a continuación, puedes ver los 10 más importantes:

  • Autoridad de la página: este criterio de clasificación se refiere a la relevancia que tiene una determinada página dentro y fuera de su sitio y la calidad del contenido;
  • Autoridad de dominio: la autoridad de dominio, a su vez, indica que un dominio es una referencia para otros sitios. Este factor se mide en función del número de enlaces externos de calidad, número de visitantes, conversión, duración de la permanencia en las páginas, entre otros;
  • Relevancia de los enlaces: otro criterio de clasificación es el número y la calidad de los enlaces externos, o backlinks, recibidos por la página;
  •  Calidad del contenido: los motores de búsqueda valoran los sitios con contenido relevante y que realmente responden las preguntas de los usuarios;
  • Tamaño del contenido: en general, el contenido más grande suelen presentar un enfoque más completo y gana la preferencia de los algoritmos;
  • Palabra clave en el título de SEO (tag title): la presencia de la palabra clave en el título de SEO (el título que aparece en los resultados de búsqueda) tiene un gran peso en la evaluación de los algoritmos de Google;
  • Palabra clave en el contenido: del mismo modo, tener la palabra clave presente en las primeras 100 palabras y en subtítulos, también es interpretada como un signo de relevancia por Google;
  • Tiempo dedicado a la página: el comportamiento de los usuarios de Internet es un indicador de la calidad de una página. Entonces, cuanto más tiempo pasan interactuando con el contenido, más relevante es;
  • Velocidad de carga de la página: Google otorga un alto valor a la experiencia del usuario. Por esta razón, las páginas que son livianas y se cargan rápidamente tienden a clasificarse mejor;
  • Diseño receptivo: desde hace algún tiempo, el algoritmo de Google ha priorizado los sitios adaptados para dispositivos móviles, dando preferencia a las páginas adaptadas para smartphones y tabletas.

Principales técnicas de SEO

“Pero, ¿cómo puedo mejorar la clasificación de mi sitio relación a estos factores de clasificación?”

Simple. Poner en práctica algunas optimizaciones de SEO.

Por supuesto, a medida que Google evalúa más de 200 criterios, nos centraremos en las mejoras que afectan directamente a los 10 factores más importantes que hemos enumerado anteriormente.

Estas mejoras se pueden dividir en on page e off page.

SEO on page

Los factores de SEO on page son aquellos detalles que pueden optimizarse dentro del sitio web o de la página en sí.

Son importantes para mostrar a los motores de búsqueda que tu contenido está relacionado con los términos de búsqueda que usan los usuarios.

Algunos de los factores principales en la página incluyen:

Contenido

¿Recuerdas que dijimos que la calidad del contenido es uno de los criterios más importantes para Google? ¡Así que no subestimes este factor!

El algoritmo de Google ha estado priorizando páginas y sitios que ofrecen contenido relevante al público por algún tiempo.

Es decir, cuanto mejor sea el texto, mejor escrito y más alineado con las dudas de tu persona, más posibilidades tendrá de aparecer en las primeras posiciones de SERP.

Además, es importante tener en cuenta el tamaño del contenido. Como Google favorece el contenido más completo, es natural que también sean más largos.

Según una encuesta realizada por el blog Cognitive SEO, el tamaño promedio del contenido que aparece en las primeras tres posiciones es de 2.500 palabras.

Pero esto no es una regla. Después de todo, el perfil de tu persona o el tema de la publicación puede requerir menos contenido.

En cualquier caso, cada vez que escribas una publicación de blog, intenta ofrecer información completa y relevante de manera objetiva.

Título SEO y meta descripción

El título SEO es diferente del título interno. Es el título que aparece en la página de búsqueda y tiene la función de llevar a los visitantes a tu sitio web o blog.

El título SEO es uno de los primeros elementos de un sitio web con el que los usuarios entran en contacto. Debido a esto, es muy valorado por Google.

Un buen título de SEO:

  • tiene aproximadamente 60 caracteres;
  • contiene la palabra clave a la izquierda;
  • es más objetivo y resume la idea del contenido.

A continuación, puedes ver un ejemplo de una publicación aquí en nuestro blog, destacando el título SEO y la meta descripción (que veremos más adelante):

Un ejemplo de un título SEO y una meta descripción de Hotmart

La meta descripción, a su vez, sirve como complemento del título y un incentivo adicional para que el usuario haga clic en tu enlace. Y, aunque no tiene influencia en la clasificación, afecta directamente la tasa de clics, que es un criterio importante para los motores de búsqueda.

De esta forma, intenta escribir una meta descripción llamativa, interesante e informativa que aliente al usuario a hacer clic en tu enlace.

URL

Otro elemento que el robot de Google considera al clasificar una página es la URL en sí.

La URL es la dirección única de cada página y, aunque no tiene un peso muy grande, puede influir en la experiencia del usuario y la tasa de clics.

Elige URLs simples y cortas que contengan preferiblemente el foco de palabras clave del contenido.

Además de ayudar a los algoritmos a relacionar tu página con la palabra clave, es aún más fácil para los lectores hacer clic en tu enlace.

Como en el contenido de nuestro ejemplo anterior:

Ten en cuenta que, además del dominio “blog.hotmart.com”, la dirección es bastante simple y contiene solo la palabra clave para la que queríamos clasificar.

Las mejores prácticas para hacer una URL amigable son:

  • incluir la palabra clave;
  • tener como máximo un subdominio;
  • ser breve y fácilmente interpretable;
  • contener guiones para separar palabras (ya que Google no lee espacios);
  • estar relacionado con el título de la publicación.

Por otro lado, trata de evitar:

  • URL que no tienen sentido para el lector;
  • direcciones muy grandes;
  • números, puntos, mayúsculas y símbolos;
  • Subdominios de abuso (por ejemplo: tusitio.com/blog/contenidos/marketing/nombre-del-post).

Heading tags

Las headings son características que ayudan a clasificar la información en una página según la prioridad.

Funcionan como títulos y subtítulos y presentan el contenido más importante (H1) y sus complementarios (H2 a H6). Además, los títulos indican a Google la información más relevante y optimizan la lectura de los textos.

Por ello:

  • Siempre usa H1, H2 y H3 en tu contenido;
  • Intenta incluir la palabra clave en foco en H1 y, si es posible, en H2;
  • Incluye sólo un H1 por página (generalmente el título del contenido);
  • Los títulos de H4 en adelante son solo estéticos y no interfieren en la clasificación.

Para que sea más fácil de entender, mira un extracto de una de nuestras publicaciones. En este ejemplo, H2 es “¿Cómo utilizar los flujos de nutrición de emails en tu estrategia?”.

Para indicar cuáles son los propósitos de los flujos de correo electrónico de una manera más organizada, hemos incluido algunos subtítulos en forma de H3 “Para hacer ventas” y “Para generar autoridad”.

Enlace interno

Consiste en insertar enlaces en todo el contenido que llevan al usuario a otros textos en tu sitio web o blog que tienen un tema similar.

La vinculación interna permite al algoritmo de Google analizar cómo es la experiencia del usuario en sus publicaciones e identificar a qué contenido estás enviando a los lectores.

Además, cuando cierto contenido recibe muchos enlaces internos en tu sitio, Google lo reconoce como más relevante.

Por lo tanto, utiliza esta estrategia para destacar los textos más importantes en tu blog o sitio web y guiar a los usuarios a través de todo tu contenido.

Texto alternativo

Google no puede entender las imágenes, al menos hasta ahora. Debido a esto, debes decirle al buscador de qué se trata la imagen. Y esto se hace a través del texto alternativo o alt text.

El alt text también funciona como una descripción de imagen para lectores de pantalla utilizados por personas con discapacidad visual o en el caso de imágenes rotas.

Por lo tanto, cada vez que agregues una imagen a tu publicación de blog, asegúrate de completar el texto alternativo, preferiblemente usando la palabra clave del contenido.

SEO off page

Como su nombre lo indica, los criterios de SEO off page están relacionados con factores fuera del dominio de tu sitio web que terminan afectando su posicionamiento orgánico.

Estos criterios generalmente se relacionan con los sitios que indican tus páginas a través de enlaces y la autoridad que tu dominio tiene en Internet.

Abordaremos estos factores con más detalle a continuación:

Autoridad de dominio

Como explicamos anteriormente, la autoridad tiene que ver con la relevancia e importancia que tiene un dominio en un tema determinado. Es decir, es una métrica que indica si un sitio web es o no una referencia en un nicho.

El factor principal que influye en la autoridad es la cantidad y calidad de los enlaces que mencionan la marca. Cuantas más menciones, más relevante y confiable es el dominio.

Además, la edad es otro factor que afecta la autoridad del dominio. Cuanto más antiguo sea el sitio, más autoridad tendrá.

La cantidad de contenido publicado también influye directamente en su autoridad.

Presencia de la marca

La presencia de la marca en Internet, aunque no ayuda a aumentar directamente la autoridad del dominio, afecta la confianza de los buscadores en tu marca. Y cuanto más confiable sea tu marca, es menos probable que sea penalizada.

Entre los factores que pueden afectar la presencia de una marca, podemos mencionar:

  • Menciones sin un enlace al nombre de la marca en otros sitios;
  • Presencia activa en YouTube;
  • Comentarios positivos de los usuarios en Google;
  • Fans que participan en las redes sociales.

Link building

La construcción de enlaces es el aspecto más importante del SEO fuera de la página y uno de los que más ayuda a aumentar la autoridad de tu página y dominio.

Esta estrategia consiste en hacer que otros sitios y portales inserten enlaces que apuntan a tu página. Esto indica que tu contenido es relevante.

Pero lo más importante es la calidad de los enlaces recibidos. Los backlinks  de dominios con más autoridad son más valiosos que los enlaces de sitios desconocidos o que publican SPAM o abordan temas no relacionados con tu marca.

SEO para mobile

Los teléfonos inteligentes y las tabletas están afectando los resultados de búsqueda en todo el mundo.

Y ahí es donde entra el SEO móvil. El objetivo es ofrecer una buena experiencia para aquellos que acceden al contenido a través de un smartphone o tableta.

Este tipo de optimización no es gran cosa, especialmente si el contenido de tu sitio ya está optimizado para motores de búsqueda. Solo necesitas hacer algunos pequeños cambios.

Velocidad de carga

Otro aspecto que puede afectar el posicionamiento de tu sitio web es el tiempo de carga.

Además de ser muy molesto tener que esperar mucho tiempo para que se cargue una página, muchos usuarios acceden a Internet a través de redes móviles más lentas.

Y debido a que Google valora una buena experiencia, penaliza aquellos sitios que tardan más en cargarse.

Bloqueo de recursos

Para disminuir el tiempo de carga de las páginas, muchos sitios terminan bloqueando ciertas características de los usuarios móviles.

Esta es una práctica que debe evitarse, ya que perjudica la experiencia de navegación de quienes usan smartphones, algo que Google condena.

Herramientas de SEO

Con tantas técnicas de optimización y detalles que involucran el search engine optimization, surgió la necesidad de racionalizar y automatizar estos procesos.

Existen varias herramientas que facilitan el trabajo de los profesionales de marketing y emprendedores.

Descubre algunas de las herramientas de SEO más utilizadas:

Google Search Console

Search Console es una herramienta gratuita ofrecida por Google y que te permite comprender cómo el motor de búsqueda ve tu sitio web.

A través de informes y funcionalidades, Search Console hace posible:

  • ver datos de tráfico y resultados de búsqueda para monitorear y optimizar las acciones de SEO;
  • identificar y corregir errores de indexación;
  • identificar las fuentes de backlinks;
  • recibir alertas sobre el rendimiento de tus páginas.

SEMrush

SEMrush es una de las herramientas de búsqueda más populares, gracias a la gran cantidad de funciones que ofrece.

La plataforma te permite descubrir qué palabras clave, orgánicas y pagas, son las que más atraen a los visitantes a un sitio web, monitorean el posicionamiento de una determinada página, administran proyectos, generan informes analíticos, entre otros.

Yoast SEO

Para aquellos que tienen un sitio web o blog en WordPress, Yoast SEO es uno de los plugins más recomendados.

Disponible de forma gratuita en la biblioteca de complementos de WordPress, te permite crear sitemaps, configurar plantillas con estándares para título, descripción y URL, analizar el SEO de una publicación específica y mucho más.

¿Cómo planificar una estrategia de SEO?

Para atraer el tráfico orgánico tan esperado a tu sitio web, es esencial que tu contenido sea relevante para el público. Pero eso solo no es suficiente. Los usuarios también deben poder encontrar tu sitio web o blog en Internet.

Y para eso es necesario estructurar una buena estrategia de SEO. A continuación, puedes ver lo que debe hacerse para optimizar tu contenido:

Búsqueda de palabras clave

Como ya mencionamos, Google tiene una gran base de datos con miles de páginas indexadas. Cuando una persona realiza una búsqueda, los algoritmos de la herramienta buscan en esa base de datos para encontrar los mejores resultados.

Esta búsqueda se realiza mediante términos, llamados palabras clave, que indican la duda, necesidad o intención que el usuario desea resolver.

Para que tu contenido aparezca entre los resultados de la búsqueda que está haciendo tu audiencia, necesitas saber qué palabras clave usan más.

Hay dos formas de obtener esta información. La primera es conocer bien a las personas de tu negocio. Y la segunda es realizar una búsqueda por palabra clave.

Pero antes de revisar este proceso paso a paso, vamos a conocer los dos tipos de palabras clave: head tail y long tail.

Head tail 

Son términos más genéricos y no expresan explícitamente la real intención del usuario que la utiliza.

El término “cursos online”, por ejemplo, es un head tail.

Solo con ese término no es posible identificar si la intención es saber qué son cursos online, comprar cursos online o vender cursos online.

Por ser términos muy generales, poseen un alto volumen de búsquedas e, inevitablemente, una alta competencia, una vez que el sitio que logra posicionarse para un término amplio recibe mucha visibilidad. Esto no significa que éste deba ser tu objetivo.

Vamos a entender mejor ahora las palabras clave long tail (o cola larga).

Long tail 

Los términos long tail son palabras más específicas que indican más claramente cuál es la intención del usuario.

El término “cómo crear cursos online” expresa muy bien la duda que el usuario desea aclarar. Este es un término long tail.

A pesar del volumen de búsquedas por términos long tail ser relativamente menor, la competencia por ellos también es baja.

Otra ventaja importante de trabajar con este tipo de palabras clave es que es posible ser más asertivo con tu público.

Si tienes una floricultura y consigues posicionarte bien para el término “dónde comprar cactus”, la oportunidad de atraer más clientes es alta.

¿Head tail o long tail? ¿Cuál elegir? 

Si te estás preguntando qué tipos de palabras clave debes utilizar en tu estrategia, la respuesta es simple: las dos.

Por más que un término muy amplio no genere negocios inmediatamente, puede ser que un futuro cliente venga a comprar contigo después de cierto tiempo que accede a algún contenido más genérico que ya has puesto antes.

Además, aparecer con términos más amplios es interesante para generar Brand Awareness, que significa hacer que tu marca sea recordada y reconocida.

En cuanto a los términos long tail, es fundamental que inviertas mucho de tu tiempo con esas palabras clave, pues es con ellas que los usuarios buscan resolver sus dudas más particulares. Posicionarte con términos de este tipo, significa la solución para lo que tus clientes buscan.

¿Cómo realizar una búsqueda de palabras clave?

Ahora que ya entiendes el concepto principal de palabras clave, vamos al paso a paso para hacer una búsqueda de palabras clave:

Identifica a tu buyer persona:

Para realizar una buena búsqueda de palabras clave necesitas entender a quién deseas alcanzar con tus acciones de SEO, ya que son tus clientes potenciales.

En este sentido, identifique la persona de su empresa para comprender cuáles son las principales dudas que tienen y cómo su empresa puede ayudarlos.

Utiliza herramientas de palabras clave

Hay algunas herramientas (de pago y gratuitas) que ayudan en esta tarea. Te permiten identificar los términos más populares y el volumen de búsqueda para cada uno.

Google Keyword Planner

Esta es una herramienta gratuita muy utilizada por quien publica anuncios en Google y es muy útil para quien trabaja con SEO.

Solo tienes que acceder al sitio y entrar con una cuenta de correo electrónico de Google.

Introduce el tema sobre el que deseas saber. Por ejemplo:

Haz clic en “Get ideas” u “Obtener ideas”.

A continuación, verás una pantalla con el volumen de búsquedas mensuales del término insertado y, a continuación, algunos términos relacionados.

SEO - Ejemplo de los resultados del Keyword Planner

Nota que hay una estimación de búsquedas para los términos.

Selecciona los términos que consideres relevantes y transfiérelos a tu hoja de cálculo de palabras clave.

Para saber más acerca de cómo utilizar el KeyWord Planner, ¡dale un vistazo a nuestro post completo sobre el tema!

Keywordtool.io

Esta herramienta también es gratuita y tiene una versión más completa pagada. La versión gratuita ya te será de mucha utilidad.

Simplemente introduce el término deseado en el cuadro en blanco.

seo - ejemplo de keyword toolLa herramienta te dará varias opciones de complementos para el término que has introducido.

Ubersuggest

Esta herramienta también es gratuita. Se enumeran las palabras clave y sus complementos en orden alfabético.

El Ubersuggest también puede ser utilizado como un arsenal de sugerencias para términos relacionados con la palabra clave principal.

SEO - ejemplo de ubersuggest

SEMRush

La herramienta de SEMRush es una de las más completas para quienes trabajan con SEO. El acceso completo se paga, pero hay algunas características gratuitas.

A diferencia de las ya citadas, esta herramienta te permite entregar un panorama más claro con nuevos insights acerca del tema que estás buscando.

SEO - imagen del panel principal de SEMRUSH

Para quien está empezando, es interesante buscar términos que tengan un volumen considerable de búsquedas mensuales, pero que la competencia no sea tan fuerte.

Puedes descubrir estos índices en el marco de “palabras clave de concordancia de frases”.

En la versión completa de SEMRush, también es posible analizar las palabras clave para las cuales tus competidores están posicionados, lo que es un buen comienzo para entender cuál debe ser tu enfoque si quieres alcanzarlos.

Después de analizar las palabras clave más interesantes para tu negocio e insertarlas en la hoja de cálculo, deja una columna para indicar la prioridad de cada una. Identifica cuáles de ellas tienen prioridad alta, media o baja para entender la urgencia de trabajar el SEO de cada una de ellas.

Con la búsqueda de palabras clave en las manos, debes centrarte en los factores onpage y offpage de tu negocio.

Análisis de la SERP y de la competencia 

Una vez que hayas definido en qué palabras clave te centrarás, es hora de saber con quién estás compitiendo por esos términos de búsqueda.

En este sentido, uno de los análisis que pueden ayudar a tu planificación es el de la página de resultados para la palabra clave principal.

Una sugerencia es que instales MozBar, un complemento de navegador que te da acceso a algunas métricas muy útiles, como la autoridad de página y dominio y la cantidad de backlinks para cada resultado SERP.

Con estos datos, puedes identificar a tus principales competidores para una palabra clave en particular. Luego, intentes comparar cómo cada sitio trabaja el SEO y si cometen algún error.

Al hacer esto, presta atención a los siguientes puntos:

  • ¿La URL es amigable?
  • ¿El título y la meta descripción son apropiados?
  • ¿La palabra clave está bien diseñada y distribuida en todo el texto?
  • ¿Utilizan variaciones de la palabra clave principal?
  • ¿El texto es escaneable?
  • ¿Se ha actualizado el contenido recientemente?
  • ¿Qué formato de contenido (video, imagen, infografía, etc.) no utilizan?
  • ¿Cómo hacen los enlaces internos?

Después de responder a todas estas preguntas y reunir los datos en una hoja de cálculo o documento, intenta identificar lo que los competidores no están haciendo para poner en práctica.

Comienza la producción y monitorea los resultados

Después de seleccionar los términos estratégicos para tu negocio y analizar a tus competidores, comienza a producir tu contenido en función de los conocimientos que hayas reunido.

Pero no te detengas ahí. Para que tu estrategia tenga éxito, es esencial que supervises el rendimiento de estos contenidos.

Haz un seguimiento del tráfico orgánico de tu sitio web para cada palabra clave que quieres posicionar y qué contenidos se clasifican mejor.

Para observar los primeros resultados, es necesario monitorear diariamente tu rendimiento, producir contenidos de calidad, hacer siempre el check-up de tu sitio para asegurar que todas las prácticas están de acuerdo con las buenas directrices de Google.

Google Analytics es un buen aliado en este aspecto. En este post te enseñamos todo sobre la herramienta y cómo instalarla para empezar a analizar tus resultados.

Recuerda observar a tus competidores de cerca y monitorear las acciones que se están ejecutando para que no te quedes atrás.

Recuerda también establecer metas para tu trabajo de tráfico orgánico, pues así será más fácil analizar el resultado que estás conquistando.

Si estás empezando el trabajo desde cero, puedes comenzar evaluando el volumen de visitas diarias a tu sitio y los backlinks conquistados y, poco a poco, evolucionar a métricas de ventas generadas con tráfico orgánico, por ejemplo.

Haz del SEO una rutina diaria

Estar bien posicionado en Google no es solo un capricho. Cómo has visto a lo largo de este texto, alcanzar los primeros puestos en la SERP puede garantizar la visibilidad y más ventas para tu negocio.

Y para ganar el primer lugar en Google, es esencial trabajar correctamente el SEO de tu sitio web o blog.

Por mucho que esta estrategia parezca complicada o demasiado técnica, la base de la optimización de motores de búsqueda es producir contenido de calidad y ofrecer una buena experiencia al usuario.

Recuerda que los factores de SEO que describimos en esta publicación son guías para guiar tu producción. Pero el enfoque siempre debe estar en tu persona.

Y si deseas saber un poco más sobre la rutina de SEO que practicamos aquí en Hotmart, asegúrate de leer nuestro texto sobre el tema haciendo clic aquí.

Este post se publicó originalmente en febrero de 2018 y se actualizó para contener información más precisa y completa.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.