Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

Qué es Storytelling y cómo usar ese recurso para vender en Internet

Qué es Storytelling y cómo usar ese recurso para vender en Internet

Crear contenido con el que la gente se identifica no siempre es fácil. ¡Aprende ahora a utilizar la Storytelling para vender tu producto en Internet.

En el mercado de productos digitales, tan importante como tener un buen producto es crear una comunicación atractiva capaz de atraer a los usuarios hacia tu página y mantenerlos comprometidos hasta que se sientan seguros para hacer la compra.

Una de las mejores maneras de ayudar a crecer tu audiencia y mejorar tus conversiones es contando historias, o storytelling, nombre como la práctica se ha vuelto más conocida en el marketing digital.

¿Quieres saber lo que es storytelling y cómo puedes utilizarlo para atraer a compradores hacia tu producto digital?

¡Te invitamos a que sigas leyendo este post!

Al final de cuentas, ¿qué es storytelling?

Storytelling es la técnica básica de comunicar una idea a través de palabras y de otros recursos visuales.

En la práctica, el storytelling va más allá de esta definición, convirtiéndose en una herramienta poderosa para establecer una relación duradera con tus clientes potenciales, siempre que lo emplees de la manera correcta.

Tal vez te preguntes ahora “pero ¿por qué tengo que contarle una historia a la gente para que compre mi producto?”.

Y la respuesta a esta pregunta es muy sencilla: al cerebro humano le resulta más fácil retener historias que retener datos.

Un ejemplo práctico: cuando efectúas una búsqueda acerca de productos para el insomnio, es probable que te identifiques más con un anuncio que cuenta la historia de alguien que sufre los mismos problemas que el tuyo que con un anuncio que presenta datos demográficos sobre el insomnio.

La diferencia de los dos anuncios es el enfoque: mientras que la demografía llama la atención de cifras alarmantes, el storytelling humaniza el producto/servicio y acerca la marca a tu avatar.

Cuando una historia no es emocionante, el tiempo insumido por el visitante a tu sitio web será bajo, lo que tendrá un impacto directo en las ventas.

En pocas palabras, cuanto más pronto domines el arte de contarle historias a tu audiencia, mejores serán los resultados de tu negocio.

Ejemplo de storytelling. Fuente: Pinterest.

Storytelling no es únicamente “buenos textos”

Seguro que ya has escuchado la frase: “una imagen vale más que mil palabras”. En el caso de storytelling es más como “una imagen vale tanto como mil palabras”, es decir, el texto y la imagen tienen el mismo peso y deben jugar un papel complementario.

Consejo: En una página de ventas el usuario tiende a centrarse en los elementos visuales, por eso deben complementar la información del texto en lugar de sobreponerse a él.

En el post La importancia del Diseño para el Marketing Digital  explicamos que cuando se pone una gran cantidad de imágenes o íconos en una página, todo llama la atención y el visitante termina por confundirse.

¡Por eso te recomendamos que tengas mucho cuidado con las imágenes que utilizas en tu página!

Sabemos entonces que las buenas imágenes y vídeos son tan importantes como una buena copy.

Basta con echar un vistazo rápido en Facebook para darse cuenta de que los posts acompañados de imágenes generan un mayor compromiso que los que tienen sólo texto.

Otro dato que legitima este hecho es que las publicaciones con videos reciben tres veces más enlaces externos que las publicaciones corrientes.

Por esa razón tú puedes (¡y debes!) utilizar imágenes y otros medios para enriquecer tu historia y mejorar la experiencia del usuario dentro de tu página.

Utiliza infografías, tutoriales en vídeo, o cualquier otro recurso para ayudar a tu audiencia a entender lo que es tu producto.

Cuanto más informaciones tenga tu página, mayores serán tus posibilidades de conversión.

Una historia mal contada es sólo una historia

De acuerdo con Henrique Carvalho, autor de “Viver de Blog”, una buena historia es auténtica, creativa, realiza una conexión emocional y personal, inspira a la acción y lleva al público a un viaje de transformación.

Pero, para ser capaz de todo, tu historia tiene que transmitirle credibilidad a tu audiencia.

¿Cómo se lo logra?

Una alternativa es utilizar los datos de encuestas para probar tu narrativa.

Ejemplo

Producto: Coach de meditación

Dato: Un estudio realizado por la Universidad de Harvard muestra que el estrés puede aumentar las probabilidades de tener un ataque al corazón en un 60%.

En ese caso puedes hablar acerca de cómo la meditación ayuda a reducir los niveles de estrés y, en consecuencia, a mantenerse saludable.

Relacionar tu historia a una búsqueda es mejor que sugerir subjetivamente que el estrés puede causar enfermedades.

Otra alternativa es contar historias de personas reales en tu página. Puede ser la tuya, la de un cliente satisfecho o incluso de tu madre, siempre que sea parte del contexto de promoción de tu producto.

La gente tiende a identificarse más con una historia verdadera que con una narrativa de ficción, especialmente cuando la persona comparte el mismo problema que le aqueja.

Somos todos narradores de historias  

Desde los inicios el ser humano es un narrador nato.

Basta pensar en las pinturas rupestres de las cuevas, que permitían que la gente registrara su vida cotidiana, incluso antes de la invención de la escritura.

Pinturas rupestres. Fuente: www.semprequestione.com

Si avanzas un par de años verás que la escritura jugó un papel importante en el traspaso de tradiciones de generación en generación, como en el caso de los libros de filosofía y los religiosos, por ejemplo.

De ese modo, todos tenemos la capacidad de contar historias y transmitir conocimientos.

La diferencia de contar una historia en un círculo de amigos y contar una historia con el fin de aumentar las ventas es el uso de algunos disparadores mentales que explicaremos más en los próximos tópicos.

El poder de storytelling de influenciar mentes

La mayoría de la gente cree que las decisiones que tomamos dependen de un análisis racional en el que tenemos en cuenta los pros y los contras, pero en realidad nuestras decisiones están mucho más basadas en la emoción, especialmente con respecto a nuestros hábitos de consumo.

Cuando nos enfrentamos a una situación en la que tenemos que elegir entre dos o más opciones, las experiencias de otras personas con determinado producto tienen un gran peso en nuestra decisión.

Las emociones son la razón principal por la que los consumidores prefieren un producto a otro, incluso si resuelven el mismo problema, o que el producto elegido sea el más caro.

Pero, ¿por qué ocurre esto?

La influencia de las emociones en el comportamiento del consumidor es explicada por la psicología.

Los estudios hacen hincapié que, en la evaluación de las marcas, los consumidores utilizan más las emociones (sentimientos y experiencias personales) que la razón (descripción del producto y funciones).

Essa proporción fué comprobada por una neuroimagen, donde quedan claras las áreas del cerebro que se activan en el momento de la compra.

Y como si no fuera suficiente la evidencia científica, unas encuestas llevadas a cabo por The Advertising Research Foundation demostraron que:

  • La conexión emocional que las personas crean con un anuncio tiene mucha más influencia en la decisión de compra que el contenido del anuncio. Es hasta tres veces superior en el caso de los anuncios de televisión, y dos veces más en el caso de los anuncios impresos o en línea.
  • La percepción positiva de una marca es el factor que más influye en la lealtad del consumidor.
  • Los consumidores perciben el mismo tipo de características de personalidad de las personas en los productos. Y al igual que elegimos un amigo, nos sentimos más atraídos por ciertos perfiles.

¿Has notado como la razón no influye mucho en las elecciones de tu consumidor?

Para tener una promoción exitosa es necesario crear una conexión emocional con tu cliente potencial a un punto tal que genere su fidelización.

Si te enfocas sólo en las características de tu producto, es más difícil convencer a tu público objetivo que es diferente al de la competencia.

Cómo crear un buen storytelling: consejos bomba  

Se estima que Google hace 700.000 búsquedas cada 60 segundos. En este escenario, el storytelling es una forma de diferenciar tu mensaje y prospectar nuevos clientes.

Sigue nuestros consejos y comienza a crear historias para vender tu idea:

1- Conoce a tu público

Hemos hablado ya varias veces aquí en el blog acerca de la importancia de conocer bien al público objetivo.

Y cuando digo conocer, significa ir mucho más lejos que los aspectos representativos generales, tales como sexo, edad y ciudad natal. Es analizar los hábitos de consumo, saber dónde esas personas obtienen informaciones, cuáles son los problemas que enfrentan todos los días y cómo tu producto puede resolver dichos problemas.

Al crear historias alineadas con los intereses de tu avatar, tú serás capaz de atraer el tráfico correcto hacia tu página y ser más asertivo en tu oferta.

A continuación verás algunas informaciones que he enumerado y que te recomiendo saber sobre tu avatar.

Factores culturales: representan los valores que identifican y caracterizan a un grupo de compradores, lo que les gusta hacer, qué tipo de información les gusta, comparten, etc.

Factores sociales: grupos de referencia, familia, roles y posiciones sociales.

Factores personales: edad, ocupación, situación financiera, personalidad y estilo de vida.

Factores psicológicos: motivación, percepción, aprendizaje y creencias.

2 – Ten un objetivo medible

En el post sobre cómo estipular metas enseñamos un método para separar tus metas en sus componentes: objetivo y resultados clave.

El objetivo es el lugar al que deseas llegar y los resultados clave el conjunto de métricas que puedes medir para ver si tus acciones están generando algún resultado.

Con esta separación, tú serás capaz de identificar si el storytelling está trayéndole resultados a tu producto.

Un consejo es utilizar Google Analytics para identificar las palabras clave de tu página que están teniendo un mejor rendimiento antes y después de aplicar storytelling  en tu divulgación.

3- Busca información en diferentes fuentes

Para hablar de un tema con propiedad necesitamos saber lo más posible sobre él.

Lee libros, blogs y vídeos relacionados con tu producto. Charla con la gente, participa en grupos sobre el tema en las redes sociales y observa cuáles son las preguntas más comunes de los usuarios.

Ponte las pilas en todo lo que facilita el proceso creativo y te ayuda a contar una historia que tenga sentido para tu público objetivo.

4- Crea títulos llamativos  

En Internet, el 79% de los usuarios le echa una ojeada al texto en lugar de leer palabra por palabra.

Por eso es necesario que crees un título que llame la atención a fin de mantener al lector “enchufado”, especialmente cuando el título contiene una promesa.

Si el visitante le echa una mirada al título y no le importa, él continuará rastreando sobre el tema en otras páginas.

5 – Utiliza datos para fundamentar lo que dices  

Al cerebro humano le resulta más fácil retener historias que conservar datos. Sin embargo, ¡es posible integrar los dos para crear una narrativa aún más convincente!

Las historias cimentadas con datos generan más confianza en tu público objetivo.

Si no tienes datos de fuentes oficiales u organismos de investigación para validar los beneficios de tu oferta, trata de brindar datos de tu propio rendimiento.

Ejemplo:  

Producto: Curso online sobre cómo aumentar las visitas a tu blog

Dato: Infografía que muestra cómo el productor del curso aumentó las visitas en el propio blog en un 70%.

6 – Cuenta la historia en etapas

Para “mantener” al oyente es necesario crear una narrativa que contenga un principio, un medio y un final bien definido.

Define una historia: ¿De quién es dicha historia? ¿Cuál es el contexto? ¿Cuáles son los agentes de la historia?

Desarrolla: habla de tu experiencia, de las historias de personas que compran tu producto y de otras informaciones que justifiquen tu argumento de venta.

Llamada a la acción: explícale a tu visitante qué acción esperas que éste realice, por ejemplo comprar tu producto, suscribirse a tu newsletter, suscribirse a tu canal, etc.

En un webinar, por ejemplo, si hablas de tu producto desde el principio, la gente perderá el interés de seguir la transmisión hasta el final.

En verdad, es necesario que comprendas las preguntas de tu público, proporciones información precisa, soluciones dudas… y sólo después presentes tu oferta.

7 – Estate atento al estado de arte

La mejor manera de fortalecer tu dominio online sigue siendo crear contenido único y valioso.

Para convencer al visitante de tu página a comprar tu producto hay que ofrecerle algo a cambio, porque así lo mantienes activo en tu base, a pesar de que no haga la compra inmediatamente.

Cada vez que nutres a tu usuario con contenido de calidad, logras que él avance en su “viaje” como comprador, con lo cual deja de ser apenas un acceso y se convierte en un evangelizador de tu marca en Internet.

8 – Dale prioridad a la autenticidad

Cuando una historia es contada desde el punto de vista de los que la vivieron es que se percibe como auténtica.

Al proporcionar información falsa sobre ti mismo o tu producto estás comprometiendo la experiencia del usuario, porque lo estás estimulando a hacer una compra mal informada.

9 – Piensa en las características de tus canales

Así como los usuarios, las redes sociales poseen perfiles diferentes.

En Facebook las personas están más abiertas a hablar de la vida personal, mientras que en Linkedin comparten informaciones profesionales.

Ya en Twitter e Instagram, la limitación de caracteres hace toda la diferencia en la forma de transmisión de información.

Desde esa perspectiva, antes de crear tu historia es importante que tengas en cuenta los canales que normalmente utilizas para hacer la divulgación.

Disparadores mentales

El marketing es hecho para las personas y las personas son seres emocionales.

Algunos disparadores mentales te ayudan a la hora de contrarrestar las objeciones de tu comprador y convencerlo acerca de los beneficios de tu producto.

A seguir hablamos de algunos que puedes incorporar en tu storytelling.

Razón

A las personas les gusta ser educadas sobre el propósito de una compra.

Deja explícito “por qué” el lead debe comprar tu oferta y, si es posible, utilizar fuentes externas para validar tu discurso, como encuestas y noticias.

Seguridad

A medida que el cliente se da cuenta de que tienes confianza en el producto que estás vendiendo, más seguridad tiene de que la solución es la adecuada para él.

Esa percepción aumenta aún más cuando muestras los resultados que otros clientes han logrado con tu producto.

Prueba social

Antes de hacer una compra es corriente que el cliente potencial efectúe una búsqueda sobre el producto. Y nadie mejor para hablar de los beneficios de tu oferta que alguien que se sintió satisfecho con la compra.

Dale voz a estas personas y expón los reviews en tu página de ventas.

Autoridad

Si todavía no eres un líder en tu segmento, utiliza opiniones de profesionales reconocidos que respalden tu producto.

Eso te transferirá autoridad y te ayudará a fortalecer tu reputación online.

Afinidad

Una de las mejores maneras de aumentar tus ventas es crear afinidad con tu audiencia.

Cuenta historias con las que se identifique tu avatar, preferentemente mostrando cómo tu producto puede resolver un problema que comparte.

Escasez

El principio de la escasez o el sentido de urgencia, que funciona tan bien en el outbound marketing, es convencer al cliente potencial de que él tiene que hacer esa compra en este momento, de lo contrario no tendrá una nueva oportunidad.

Frases como “Últimas plazas disponibles”, “descuento válido hasta mañana”, son ejemplos que cumplen bien con este fin.

Historias diferentes para objetivos diferentes

El viaje del héroe

El monomito, también conocido como El Viaje del Héroe, es el tipo más común de storytelling que existe.

Seguramente ya has leído un libro construido a partir de esta técnica.

En este tipo de narrativa, el “héroe”, que puedes ser tú o alguien que ha utilizado tu producto, es llamado a salir fuera de su zona de confort y resolver un problema.

Este viaje a lo desconocido no es lineal, y está lleno de desafíos.

El propósito de este tipo de historia es apreciar lo que el personaje ganó al final del proceso.

Es bueno para mostrar el beneficio de salir de la zona de confort y asumir riesgos e inspirar a la gente a no darse por vencidos ante desafíos.

Mira un ejemplo del Viaje del Heróe en la serie Digital Makers:

 Y para ver más historias como esta, ¡suscríbete a nuestro canal de Youtube aquí!

Historias cruzadas

En esta estructura relacionas dos o más caminos y explicas cómo se influyeron entre sí.

En primer lugar presentas al personaje principal y luego añades a otros personajes que han aportado para que la persona alcance determinada meta.

Piensa en tu trayectoria como emprendedor, por ejemplo. Imagino que has tenido la influencia de alguien cercano a ti antes de empezar tu propio negocio. ¿Verdad?

Como emprendedor tienes el poder de cambiar la vida de un tercer personaje, creando múltiples variaciones de la misma historia.

De atrás hacia delante

Cuenta el final de la historia antes de explicarle a la gente cómo has llegado hasta allí.

Imagina que eres un usuario de YouTube con más de 100.000 seguidores. Tú empiezas a hablar acerca de tu canal, qué tipo de contenido produces hoy en día y cómo una simple decisión te ayudó a convertirte en una referencia en Internet.

Cuando empiezas por la parte más emocionante de tu historia, la audiencia se motiva desde el principio y permanece enchufada para descubrir cómo has logrado buenos resultados.

Soy igual a ti

Resulta obvio que en este caso se utiliza la empatía para acercarse al público.

Yo te entiendo, tengo los mismos sueños que tú o bien nos enfrentamos a los mismos problemas.

Al crear esa conexión con tu público, es natural que estas personas estén más involucradas cuando cuentas la historia de cómo has encontrado una solución.

Thaís, redactora de nuestro blog, ya ha hecho un post contando su trayecto hasta encontrar una profesión que la hiciera feliz. El texto está disponible aquí.

Otros consejos más…  

Por último, voy a transmitir algunos consejos que me ayudan mucho al crear mis propias historias.

  • ¡Lo que es interesante para ti no siempre es interesante para tu audiencia!

Tus textos o vídeos deben responder a las preguntas de tu audiencia, por lo que a veces tendrás que explicar cosas que te parecen obvias, pero recuerda que tu público todavía necesita ser educado sobre tu producto.

  • ¡Reescribe la historia más de una vez!

Nada es tan bueno que no pueda mejorar. Así que nunca confies en la primera versión de tu historia, vuelve a escribirla o grábala tantas veces como sea necesario hasta que tu mensaje sea lo más claro posible.

  • ¡Pon tus ideas en el papel!!

¿Sabes cuando tienes una idea, pero no la puedes poner en práctica en el momento? ¡Anótala! Materializar tus ideales te ayudará a visualizar lo que vale la pena aplicar a tu negocio y lo que no es tan bueno.

¡Ahora que ya sabes lo que es storytelling es el momento de escribir tus ideas y crear historias que lleguen a cautivar a tu audiencia!

¡Llegamos hasta aquí con storytelling! Dinos tus dudas o déjanos tus sugerencias en los comentarios. ¡Hasta pronto!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.