Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar ¿Cómo crear el ebook perfecto para venderlo en Internet?

¿Cómo crear el ebook perfecto para venderlo en Internet?

Aprende a transformar tu conocimiento en un ebook con nuestra guía gratis.

¡DESCARGA EL MATERIAL!

11 aspectos a tener en cuenta para elegir un buen hosting para tu proyecto

11 aspectos a tener en cuenta para elegir un buen hosting para tu proyecto

¡Descubre en este guest post de CuponesHost cómo elegir el mejor servidor para alojar tu sitio web!

10Está decidido, ya tienes tu infoproducto creado y ahora vas a montar una página web para promocionarlo.

El problema es que no es un mundo que controles y, a pesar de que todos dicen que es sencillo, no sabes ni por dónde empezar.

Pues lo primero de todo es contratar un buen servidor para alojar tu web. Pero, ¿cómo puedes saber cuál lo es? Internet está lleno de opciones y es una decisión complicada.

O al menos lo era, porque en las próximas líneas te cuento todo lo que debes saber para escoger el mejor hosting posible.

Es una elección que marcará el devenir de tu web, mejor hacerla con conocimiento. ;)

Por qué es tan importante escoger un buen servicio de hosting

Puede parecer increíble, pero hay gente que cuando se lanza a la aventura de montar una página web, piensa en todo los factores menos en el servidor donde alojarla.

Que si la plantilla, el nombre del dominio… Todo excepto el hosting, ¡y es de lo más importante!

¿No me crees? Pues a ver si con el siguiente ejemplo te convenzo.

Imagina que quieres comprarte un vehículo, ¿qué es lo primero que piensas? Seguro que no es el color, sino si necesitas:

  • Una moto.
  • Un coche.
  • Una furgoneta.
  • Un camión.
  • Etc.

Una vez que tienes claro el tipo, lo siguiente es escoger el que mejor se adapta a tus necesidades porque, si lo que necesitas es un coche, no es lo mismo un mini que una limusina.

Y ahora que sabes el tipo de coche que necesitas, buscas uno cuyas características resuelvan tus necesidades.

Pues todo ese proceso es casi idéntico al de contratar un servidor web. No vale que te quedes con el primero que pase por tu pantalla, sino que debes escoger el que mejor se adapte a las características de tu negocio.

Piensa además en la cantidad de horas que le dedicarás a tu página web, ¿no es mejor que “descansen” en el mejor sitio posible?

Todo lo que un hosting debe tener para ser digno de alojar tu página web

Queda claro que elegir una buena empresa de hosting es muy importante. Pero ahora quizás te estés preguntando qué debe tener un servidor para considerarlo de calidad.

Eso es lo que te cuento a continuación.

1. Utiliza discos duros SSD

Esto es muy sencillo: si un servicio de hosting no cuenta con este tipo de almacenamiento, puedes descartarlo de forma inmediata.

No tienes que darle más vueltas porque es algo casi estandarizado así que, si alguno no lo tiene, significa que no es un servidor de calidad.

Pero, ¿por qué es tan importante que cuente con discos duros SSD? Porque esta tecnología garantiza una velocidad de lectura más alta o, lo que es lo mismo, que tu página web cargue más rápido.

Algo que se traduce en que menos gente abandonará tu sitio y que Google te dará mejores posiciones en sus resultados.

En resumen, solo aporta ventajas.

2. No garantiza el 100% de uptime

Por si alguien no lo sabe, uptime es como se conoce al tiempo que el servidor está operativo. Entonces, ¿cómo puedo recomendar uno que no garantice el 100%?

Por una razón muy sencilla: porque está mintiendo. Es como si un médico te garantiza que nunca te pondrás enfermo con su tratamiento, ¿le creerías? Pues aquí ocurre lo mismo.

Y es que es inevitable que el hosting se caiga de vez en cuando, porque esto ocurre cuando falla un disco, hacen un mantenimiento o actualizan algo.

Así que un buen servidor no garantiza el 100% de uptime, pero te puedes quedar con el que asegure el 99%. ;)

3. Tiene reglas anti hackers

Más tarde o más temprano, a tu página web le tocará lidiar con los ataques de los piratas informáticos y, cuando llegue ese momento, te alegrarás de haber escogido un hosting bien protegido.

Porque si está preparado para esos casos, el problema será menos grave y, lo más probable, es que puedas solucionarlo de forma rápida y sencilla.

Esto incluye también que cuente con un servicio de copias de seguridad lo más regulares posible, ya que así podrás volver siempre al momento en que todo iba como la seda.

4. La comunicación es fluida

Puede que el ataque pirata a tu web se retrase años (aunque créeme, llegará) pero mientra tanto pueden surgir otros problemas “menores” para los que necesites hablar con el servicio técnico.

Y como es obvio, son más fáciles de solucionar si dispones de un método de comunicación fluido, como un número de teléfono, que es la mejor forma de contacto.

Por desgracia, no todas las empresas de hosting cuentan con uno, pero un chat online es también un gran aliado para ponerte en contacto con ellos de forma rápida y sencilla.

Los tickets de soporte también son geniales, porque te permiten seguir todo el proceso y llevar un control de lo que pasa, a pesar de ser la opción más lenta.

Pero por supuesto, lo importante es que habléis el mismo idioma así que, si no dominas el inglés, busca uno con soporte en español.

5. Tiene un panel de control amigable

El panel de control es la zona desde la que puedes gestionar y controlar tu hosting y, aunque en principio no quieras tocar mucho ahí, es vital que sea fácil de utilizar.

Para empezar, porque no deja de ser algo tuyo y no tener el control te lastra. Pero es que además, no vas a estar hablando con el servicio técnico cada vez que quieras crear una cuenta de correo nueva o instalar WordPress, ¿verdad?

Tu tiempo es oro, así que mejor no desperdiciarlo.

6. Crece con tu negocio

La idea es que, a lo largo de la vida de tu web, solo tengas que cambiar de proveedor de hosting 2 o 3 veces como mucho.

Evitar las migraciones es darle una buena vida a tu sitio, ya que te evita un montón de problemas, pero para eso necesitas que tu hosting se adapte a ti.

Es decir, que cuente con un plan inicial para cuando empiezas pero, según vayas creciendo, puedas contratar planes con mejores características que te permitan gestionar todo mejor.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir el hosting

Lo que te hemos contado hasta aquí son los indispensables que cualquier servidor debe tener.

Ahora, por suerte, esas características son bastantes comunes así que, ¿cómo elegir entre tantas opciones? A continuación te contamos otros aspectos que pueden desequilibrar la balanza.

1. Que sea especializado

Volviendo al ejemplo de más arriba del vehículo, si quieres una moto para ir por terrenos sin asfaltar, está claro el tipo que necesitas.

Pues aquí ocurre algo parecido, y es que hay empresas de hosting especializadas (o que cuentan con paquetes especializados) en los distintos tipos de web que existen:

  • Blog.
  • Tienda online.
  • Foro.
  • WordPress.
  • Joomla.
  • Wiki.
  • Etc.

Así que si estás planeando montar una tienda online, no cabe duda que alojarla en un servidor pensado para WooCommerce (si es lo que usarás para crearla) aporta más ventajas que uno genérico.

2. Te regala el dominio

Igual que ocurre con los discos duros SSD, suele ser bastante común que te regalen el dominio al contratar el hosting.

Desde luego que es la mejor opción si no lo tienes ya comprado, ya que la otra alternativa es registrar el dominio por tu cuenta que, a pesar de ser un proceso sencillo, es obvio que conlleva más trabajo.

3. El espacio que te ofrecen

Aquí lo importante no es la cantidad de gigas que ofrezcan (porque menos de uno no te aconsejo) sino que sea suficiente para cubrir tus necesidades.

Ten en cuenta que tu web necesita imágenes, quizás hasta vídeos y demás archivos que ocupan espacio.

Y puede parecer increíble, pero huye de las empresas que te prometen almacenamiento ilimitado, porque es falso y en cualquier momento pueden “cortarte el grifo”.

4. El límite de transferencia mensual

Navegar por Internet consiste, de forma básica, en el movimiento de datos entre 2 dispositivos.

¿Por qué te contamos esto? Porque las empresas de hosting limitan la cantidad de información que tu servidor será capaz de compartir y por tanto, al igual que el espacio, es un aspecto a tener en cuenta.

Y al igual que arriba, nunca contrates un servidor que ofrece tráfico ilimitado porque es mentira.

Ten en cuenta que, en caso de que alcances el límite de forma frecuente, basta con que contrates el plan superior.

Por eso, como te he contado antes, es importante que se adapte a ti.

5. Cuenta con instalador de aplicaciones

Al hablar de aplicaciones no me refiero a WhatsApp o Skype, sino que hablo sobre todo de los gestores de contenidos más comunes como:

  • WordPress.
  • Joomla.
  • Drupal.
  • Etc.

Aunque instalarlos de forma manual es un proceso muy sencillo, muchas empresas de hosting cuentan con herramientas que automatizan el proceso y hacen que sea todavía más ácil.

Y tener tu web lista en unos pocos clics te ahorra un montón de tiempo y trabajo que puedes dedicar a labores más importantes.

¿Tienes algo que añadir sobre este tema?

Esto es todo lo que quería contarte sobre cómo elegir el mejor hosting para alojar tu página web.

Espero que te sea de utilidad y, si tienes algo que añadir o quieres contarme algo, me encantaría que charlásemos en lo comentarios.

¡Nos vemos en ellos!

Este post ha sido escrito por Xabier Prada, de CuponesHost.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.