Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

5 consejos para actuar en el área de servicios de consultoría

5 consejos para actuar en el área de servicios de consultoría

Aprende cómo ganar dinero compartiendo tu conocimiento sobre un área específica.

Los servicios de consultoría existen para ayudar a las personas que necesitan resolver un problema, pero no tienen suficiente conocimiento en el asunto para hacerlo por sí mismas.

Pueden ser contratados por una persona física o por empresas y son varias las áreas de actuación que pueden beneficiarse gracias a la actuación de un consultor.

Hoy, la búsqueda de este tipo de profesional es grande, pues la gente quiere soluciones rápidas y eficientes. Por eso, están cada vez más dispuestas a contratar a alguien que tenga autoridad suficiente para ayudarles a alcanzar los resultados deseados.

Ante esta demanda, los profesionales que soñaban en trabajar por cuenta propia comenzaron a usar sus conocimientos para prestar servicios de consultoría.

¿Tienes conocimiento en un área específica y estás dispuesto a compartir lo que sabes? Entonces también puedes trabajar en esta área y ganar dinero ayudando a tus clientes a alcanzar sus metas.

No te preocupes si te identificaste con la profesión, pero no sabes por dónde empezar. En este texto te vamos a mostrar todo lo que necesitas hacer para convertirte en un consultor.

1. Escoge tu área de actuación

Antes de empezar, trata de identificar lo que haces mejor.

Si te formaste en algún curso superior o técnico, quieres trabajar en el área y tener más autonomía en la carrera, puedes utilizar estos conocimientos para construir un servicio de consultoría.

Sin embargo, no es obligatorio tener diplomas o formaciones específicas para convertirse en un consultor, pues existe demanda para profesionales que trabajan con todo tipo de conocimiento.

Si sabes todo acerca de la organización de ambientes, tienes experiencia con ventas, marketing, finanzas, moda o gestión de personas, por ejemplo, puedes transformar estos conocimientos en enseñanzas y venderlas a tus clientes. Y estas son solo algunas de las posibilidades.

Piensa en todas las habilidades que tienes y que pueden ser usadas para el desarrollo de las personas, ya sea en la vida profesional o personal.

Descubre, además, si tu servicio de consultoría es más recomendado para empresas o para personas físicas.

Una consultoría de ventas, por ejemplo, puede ser una gran solución para una organización que está enfrentando problemas con el equipo del sector o necesita implementar un nuevo programa para impulsar las ventas.

Una consultoría de moda puede ser eficiente para ayudar a los clientes individualmente o en pequeños grupos, ya que es un servicio más especializado, que necesita considerar características bien personales.

2. Estudia tu mercado

Después de decidir el área en la que vas a actuar, es hora de conocer todo sobre el mercado.

Para prospectar o atraer clientes a tus servicios de consultoría, necesitarás saber lo que buscan, cuáles son sus dolores y qué tipo de servicio tienes que ofrecer para destacarte en medio de los competidores. Es decir, además de identificar todas las características de esas personas, necesitas saber cómo agradarlas.

Para hacer esto, no basta con definir solo un público objetivo. Necesitarás identificar un perfil bien detallado del cliente ideal de tu negocio.

Esta definición se conoce como buyer persona y toma en consideración todos los tipos de datos relacionados con las personas que deseas alcanzar, como:

  • Personales (edad, género, nombre);
  • Geográficos (donde nació, donde vive actualmente);
  • Profesionales (profesión, áreas de actuación, satisfacción con el trabajo);
  • Financieros (situación actual, poder adquisitivo);
  • Comportamentales (hobbies, religión, posicionamiento político);
  • Educacionales (grado de escolaridad, temas que tienen afinidad), entre otros.

Intenta reunir la mayor cantidad de información posible, porque esto te ayudará a elaborar acciones más asertivas y con el lenguaje adecuado para acercarte al público, divulgar tu servicio y conversar con los clientes.

Además, observa y estudia a tu competencia para que identifiques lo que está funcionando y lo que puede ser mejorado.

No necesitas, ni debes, copiar lo que otros profesionales están haciendo, pero tienes que conocerlos para ofrecer un servicio que pueda competir en el mercado.

Hacer este análisis te ayudará a construir un servicio diferenciado y prepararse para absorber las demandas de los clientes que aún no están siendo debidamente atendidas.

Si quieres saber más sobre cómo definir a tu buyer persona, no te pierdas este Hotmart Tips donde Rosario nos comparte los mejores consejos:

3. Define el formato de tus servicios de consultoría

Si lo prefieres, puedes prestar servicios de consultoría presencialmente.

Sin embargo, si estás buscando algo más dinámico y con escalabilidad de obtención de beneficios, la mejor opción es la consultoría online.

Cuando el profesional decide hacer sesiones presenciales, alcanza a un público menor, además de tener que desplazarse, organizar la agenda para atender a todos los clientes y repetir el contenido siempre que sea contratado.

En el caso de la consultoría online, el profesional logra atender un número superior de personas con el mismo material y, lo mejor, al mismo tiempo y sin tener que salir de casa. Así, una única inversión inicial genera beneficios recurrentes.

Para trabajar como consultor en Internet es posible crear un curso online de consultoría, que se puede hacer en varios formatos, como videoclases, ebooks o podcasts.

Para elegir el mejor formato, ten en cuenta el tipo de contenido que tu persona consume más y evalúa también lo que es mejor para ti.

Si eres una de esas personas que se bloquea a la hora de hablar a las cámaras, ofrecer servicios de consultoría de vídeo puede no ser la mejor opción.

Si tu dificultad es con la comunicación escrita, tal vez sea mejor evitar los ebooks.

Después de definir si la consultoría será presencial u online y elegir el formato, haz un guión para organizar bien el contenido y no te olvides de ninguna información importante.

Define cuántos módulos la consultoría vas a tener, las actividades que vas a proponerle a los clientes, el tiempo de duración, entre otros detalles relevantes.

A continuación, proporciona y separa los instrumentos que necesitarás, como cámara, micrófono, programas de edición de vídeo, audio o texto, entorno para grabar las clases y todo lo que necesitas para producir tu material.

4. Divulga tu negocio

Por más que tu consultoría sea excelente, los clientes no van a surgir de la nada.

Necesitas invertir en la divulgación de tu negocio para que la gente sepa quién eres, qué haces y qué tipo de ventajas puedes ofrecerles.

Hay varias maneras de hacer que tu servicio llegue al público.

Una vez más, necesitas pensar en tu buyer persona y dirigir las acciones de marketing a los canales donde la posibilidad de atraer clientes es mayor.

Puedes crear perfiles en redes sociales como Facebook e Instagram, mantener un blog o incluso hacer vídeos para compartirlos en tu canal de YouTube.

Lo más importante, independientemente del lugar, es que tu estrategia no sea solo hacer propagandas directas de tu servicio.

Recuerda que necesitas conquistar a la gente, mostrar tu autoridad en el tema y hacer que se interesen por tu trabajo.

Para asegurarte de que esto suceda, céntrate en compartir contenido relevante que haga que tu buyer persona identifique un problema y vea que tiene todas las herramientas necesarias para resolverlo.

Al apostar en este tipo de estrategia, aumentas las posibilidades de atraer a las personas que realmente se interesan por tus servicios de consultoría y, por lo tanto, tienen el potencial para convertirse en tus clientes.

5. Construye una buena relación con tus clientes

No invertir en la relación con los clientes es un error que muchos emprendedores y empresas todavía cometen.

Normalmente, esto sucede porque la gente no sabe el potencial que un cliente tiene de seguir generando ganancias, incluso después de finalizar una compra.

Imagina la siguiente situación:

Necesitas contratar un servicio, pero todavía estás en la duda sobre qué opción debes elegir. Al buscar más sobre cada una, descubres que una de las empresas tiene muchos comentarios positivos e incluso una persona que conoces o admiras es cliente y le gustan mucho los servicios prestados.

Estamos seguros de que la posibilidad de confiar más en esta opción aumenta bastante. Al final, no hay propaganda mejor que un comentario positivo de quien ya efectuó una compra y quedó satisfecho con lo que adquirió, ¿no es así?

Principalmente en Internet, donde encontramos miles de opciones para todo lo que buscamos, un buen feedback ayuda bastante a destacar un producto o servicio.

Por eso, valora a tu cliente y haz que vea tus servicios de consultoría como una experiencia completa, que realmente soluciona sus dolores y agrega valor a su vida personal o profesional.

Así tendrás más posibilidades de recomendar lo que haces a otros clientes o contratar otros servicios en el futuro.

BONUS: Utiliza el programa de Afiliados

Ahora que has visto lo que necesitas hacer para dedicarte a proporcionar servicios de consultoría, es el momento de transformar tus ideas en un negocio de verdad.

Si tienes la experiencia necesaria para crear tu contenido, pero todavía no sabes cómo vender, ¿qué tal conocer el programa de Afiliados?

Este tipo de servicio vincula a las personas que crean productos digitales (¡tú puedes ser uno de ellos!) a otras que usan Internet para divulgar su producto a cambio de comisiones sobre las ventas realizadas.

Para saber más sobre este servicio y descubrir cómo puede ayudarte, consulta esta guía completa sobre el programa de Afiliados.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.