Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

Síndrome de Burnout: aprende cómo evitar el agotamiento profesional

Síndrome de Burnout: aprende cómo evitar el agotamiento profesional

El agotamiento físico y psicológico es común en el ambiente de trabajo. ¡Descubre cómo puedes combatir el síndrome de Burnout!

¿Sabías un entorno de trabajo adverso puede ocasionar problemas físicos y psíquicos, un consumo nocivo de sustancias y de alcohol, absentismo laboral y pérdidas de productividad, según la OMS?

A pesar de ser problemas cada vez más comunes, aún se tratan como tabús en las empresas.

Esto es porque son fácilmente asociados a la locura y, incluso, a una “tontería” – lo que no condice con la realidad. Por eso, está cada vez más común ver profesionales con el síndrome de Burnout.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó el síndrome dentro de la lista de la Clasificación Internacional de Enfermedades con el código QD85 dentro del capítulo de problemas asociados al empleo y desempleo.

En este post, trataremos del impacto que la enfermedad ha tenido en el mundo actual, de cómo puede afectar el trabajo.

También hablaremos de los principales síntomas para puedas identificarlo y combatirlo. ¡Continúa la lectura y echa un vistazo!

Al final, ¿qué significa el Síndrome de Burnout?

El Síndrome de Burnout, o el síndrome del agotamiento profesional, se considera un trastorno psíquico definido en 1974 por el psicólogo alemán Hebert J. Freudenberger.

Se lo asocia a un estado de tensión emocional y estrés crónico, ambos provocados por las condiciones de trabajo ofrecidas al trabajador. Esto abarca los aspectos físicos, emocionales y psicológicos.

Es importante aclarar un punto importante, el origen del término. El burnout es un vocablo constituido de dos palabras de origen inglés: burn (quemar) y out (por entero).

Esto lo diferencia del estrés, con el cual es comúnmente confundido. Este último puede aparecer en contextos distintos, mientras que el primero se motiva por el agotamiento en relación a la actividad o al ambiente laboral.

¿Cómo te puede afectar el agotamiento profesional?

Los costos del agotamiento profesional son altos tanto para las organizaciones, como para sus colaboradores.

Las personas que presentan tal síndrome suelen tener una caída drástica en la productividad, pierden oportunidades, están más propensas a errores, retrasan la entrega de proyectos, entre otros.

De otro lado, el negocio también se ve afectado. Puede comenzar a sufrir con accidentes de trabajo y el aumento de los gastos con la salud del trabajador, que empieza a presentar problemas con y por la mala gestión (dependiendo de la persona que está con el síndrome) y con la alta rotación de colaboradores, etc.

Las consecuencias de todo eso son la pérdida de clientes, la salud de los empleados y la disminución de la competitividad organizacional.

¿Cuáles son los principales síntomas del síndrome de Burnout?

La identificación del agotamiento puede comenzar con los más pequeños signos de alerta. Sin embargo, a lo largo del tiempo, se van volviendo cada vez más grandes, y es cuando ocurre la eclosión del Síndrome de Burnout.

A continuación te mostraré algunos de los principales síntomas.

Caída acentuada de la productividad

Imagínate que nada más es como antes. La productividad bajó mucho y ya no puedes realizar los trabajos en el horario de trabajo.

A su vez, esto genera una acumulación de tareas, lo que genera cada vez más ansiedad y estrés por no poder alcanzar el éxito deseado.

La caída de la producción es uno de los primeros síntomas del burnout y, generalmente, viene seguida de la baja calidad en la ejecución de tareas que antes eran fácilmente realizadas.

Sensación de impotencia

Y hablando en estrés, la acumulación de tareas y responsabilidades y las constantes presiones asociadas al no aprovechamiento de las competencias de los colaboradores causan una sensación de impotencia.

Luego, la falta de expectativas contribuye para que el ambiente de trabajo se convierta en una carga para algunas personas.

En varias ocasiones, esto genera colapso físico y emocional y caída en la autoconfianza, y el colaborador siente que su trabajo no tiene más sentido.

Somatización

Los dolores de cabeza, falta de apetito, taquicardia, baja inmunidad y falta de aire son solo algunos de los problemas causados por la somatización, que es la manifestación física de trastornos mentales.

Cuando percibes que la presencia de ciertas enfermedades está frecuente, sin ningún motivo aparente, el colaborador debe observar el ambiente de trabajo. La manifestación de este síntoma depende del nivel de implicación con él.

Mientras algunas personas logran administrar bien la situación, otras no. Sin embargo, hay que destacar que eso no significa falta de fuerza de voluntad.

Cambio de humor

¿Alguna vez se te ha ocurrido hacer una pregunta cualquiera a una persona en el trabajo y ella de pronto se estresa o te da una respuesta “malhumorada”?

Puedes ver que en gran parte de los casos, esa reacción está vinculada al agotamiento y a las exigencias del trabajo.

Si el síntoma está contigo y cualquier cosa lo irrita, dejándolo sensible o triste, intenta identificar si el problema en el trabajo está sobrepasando las barreras e interfiriendo en la socialización con los colegas.

¿Cómo tratar el problema?

La Organización Mundial de la Salud defiende un tratamiento a partir de medidas de mejoramiento del ambiente laboral, la búsqueda de ayuda en manos de profesionales y una especial que queremos destacar: ofrecer a los empleados programas de desarrollo profesional; y reconocer y recompensar la contribución del personal.

Sin embargo, la propia persona que sufre con el burnout puede ayudarse con algunas actitudes simples aplicadas en lo cotidiano.

Desconéctate de las obligaciones

Practica la desconexión de las redes sociales y también del propio trabajo cuando estés fuera. El exceso de información al que estamos expuestos proporciona más estrés e inmediatismo para nuestro cotidiano, agravando el agotamiento psicológico.

Hoy en día, ya existe hasta una denominación para los excesos de tecnologías y redes sociales en nuestro día a día: FOMO (Fear of Missing Out o miedo de perder algo).

Este problema está asociado al hecho de estar conectados las 24 horas al día, lo que genera angustia y mal humor y contribuye al agotamiento.

Aprovecha los momentos de ocio

Ten momentos para el ocio, practica actividades físicas y está cerca de quien te hace sentir bien. El ejercicio físico, por ejemplo, es un excelente remedio para combatir el estrés, sin contar los beneficios que brinda a la salud.

Por lo tanto, aprovecha los momentos de descanso. Aunque no estés haciendo nada, es posible descansar. Esto te ayudará a tener fuerzas para combatir los síntomas del burnout y evitar la acumulación de estrés y ansiedad en tu rutina.

Busca ayuda de tus coordinadores

¿El trabajo te está desgastando de tal manera que no tienes más ganas de ir? Una buena manera de tratar esta cuestión es hablar con tus superiores.

Exprésales toda la situación, conversa sobre soluciones (como disminución de la carga de las obligaciones) y, si es posible, solicita un permiso o el anticipo de las vacaciones.

La transparencia es crucial para conquistar la confianza de los superiores y también para alertarles sobre la organización del ambiente de trabajo.

En varias situaciones, el problema está en el formato del negocio y en las presiones ejercidas sobre los colaboradores. Así, la conversación puede ser fundamental para eludir la situación y evitar que otras personas sufran con el problema.

¿Por qué la salud mental es tan importante en el ambiente de trabajo?

El ser humano no funciona como una máquina. Tiene emociones, está cansado y le gusta sentirse valorado. Por eso, el Síndrome de Burnout sirve como alerta para que las organizaciones traten con más cuidado la salud mental en el ambiente de trabajo.

Si la mente está cansada, pierde su eficiencia y su rendimiento. Por lo tanto, no sirve más, los resultados serán por debajo de lo esperado. Esto hace que la frustración aumente y las decisiones importantes se aplacen.

Hay una frase interesante del escritor François de la Rochefoucauld que retrata bien la cuestión:

Cuando no logramos encontrar tranquilidad dentro de nosotros mismos, de nada sirve buscarla en otro lugar.

A la menor señal del síndrome de Burnout, busca un tratamiento adecuado y prácticas que te ayuden.

¡Esperamos que te haya gustado de nuestro post!

Aprende también cómo mejorar y desarrollar a los trabajadores de la empresa con estos 5 consejos de oro.

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.