Cerrar

Qué son las soft skills y cómo pueden ayudarte en tu desarrollo profesional

¿Sabes qué son las soft skills y cuáles son las que más buscan las empresas? ¡Descubre las habilidades que pueden impulsar tu carrera!

Ilustración de la imagen de una cabeza y dentro de ella un engranaje representando als soft skills que debe tener un funcionario exitoso.

En un mercado de trabajo cada vez más complejo y competitivo, solo las habilidades técnicas no son suficientes para quienes quieren destacarse. Las soft skills han ganado espacio y también son muy valoradas por empresas y reclutadores.

Eso no significa que no se evalúen más las capacidades técnicas de los profesionales, pero ya no es posible enfocarse solo en eso.

¿Todavía tienes dudas sobre qué son las famosas soft skills y cómo puedes desarrollarlas y demostrarlas durante la búsqueda de empleo? ¡Sigue leyendo y conoce más!

Post index MenuÍndice
¿Qué son las soft skills? ¿Cuál es la diferencia entre hard skills y soft skills? ¿Por qué las soft skills son tan importantes en el mercado de trabajo? 9 soft skills que necesitas desarrollar ¡Desarrolla tus soft skills y prepárate para el futuro!
Volver al índice

¿Qué son las soft skills?

Las soft skills son las habilidades comportamentales que desarrollamos a lo largo de la vida, por eso, son subjetivas y personales.

Generalmente, aprendemos estas habilidades en nuestras experiencias personales y profesionales, y tienen que ver con la manera cómo nos relacionamos, nos comunicamos y lidiamos con conflictos y situaciones desafiadoras.

¿Cuál es la diferencia entre hard skills y soft skills?

Las hard skills son las habilidades técnicas, como la fluidez en idiomas, el dominio de herramientas y el conocimiento sobre áreas o asuntos específicos. 

Esas habilidades pueden ser adquiridas y comprobadas con diplomas, certificados y registros de experiencia, por ejemplo.

Las soft skills, por ser características personales, son más difíciles de aprender en cursos y entrenamientos. ¡Pero no significa que sea imposible! 

Generalmente, es nuestra propia vivencia la que nos ayuda a construir y fortalecer nuestras soft skills, y hay maneras de perfeccionar las que, por algún motivo, no desarrollamos tan bien a lo largo de la vida. 

La diferencia es que exige aún más dedicación y tiempo. Al final, no estamos hablando de aprender cómo trabajar en un software. En este caso, tendríamos acceso a un paso a paso práctico y detallado. Ya con las soft skills es necesario:

  • hacer una autoevaluación;
  • reconocer tus puntos fuertes y débiles; 
  • observar a las personas que desarrollaron bien la habilidad que estás buscando;
  • analizar cómo te comunicas, cómo son tus relaciones interpersonales y muchos otros aspectos.

¿Por qué las soft skills son tan importantes en el mercado de trabajo?

El mercado está pasando por transformaciones que modifican la manera cómo las personas trabajan.

De acuerdo con el Fórum Económico Mundial, en 2025, 85 millones de empleos pueden ser sustituidos, mientras que pueden surgir 97 millones de nuevas funciones, más adaptadas a la división de trabajo entre humanos y tecnología.

Las innovaciones como la inteligencia artificial, big data y tantas otras tecnologías y automatizaciones están asumiendo las tareas más técnicas y mecánicas. 

Pero eso no significa que las personas no tendrán más trabajos, sino que necesitarán reinventarse y desarrollar sus soft skills para asumir funciones cada vez más estratégicas, enfocadas en la gestión y la resolución de problemas. 

Será necesario (y ya lo está siendo) convivir y trabajar con máquinas y robots, en ambientes cada vez más diversos, tecnológicos e incluso remotos. Y no se puede hacer con calidad sin desarrollar habilidades socioemocionales. 

Es decir, todos tendrán que adaptarse: quien busca el primer empleo, quien desea una reinserción laboral, está en transición de carrera o quiere progresar profesionalmente.

El mercado ya lo notó, y ahora los profesionales necesitan demostrar que están preparados para desempeñar esas nuevas funciones. 

A continuación te presentamos 9 soft skills fundamentales para destacarte en tu carrera. ¡No te las pierdas!

9 soft skills que necesitas desarrollar

1. Creatividad

Lidiar con un ambiente en constante transformación y dividir el espacio de trabajo con tantos recursos tecnológicos exige creatividad para proponer soluciones innovadoras.

Además, generalmente es más difícil que la tecnología asuma los trabajos en áreas creativas.

Al final, la creatividad es algo que se alimenta de nuestras vivencias y conocimientos acumulados a lo largo de los años.

Por eso, los reclutadores buscan a personas altamente cualificadas y con experiencias personales y profesionales que contribuyan a que los negocios acompañen la evolución tecnológica y se destaquen en el mercado.

2. Persuasión

Ser una persona persuasiva es interesante no solo para quien trabaja con ventas, sino también para cargos relacionados con la gestión de las personas, marketing y atención a clientes, de manera general.

Saber persuadir a la gente para que comprendan la importancia y el valor de los productos, servicios e ideas no es algo que cualquiera sabe hacer.

Por eso, la persuasión es una habilidad valiosa para quien busca destacarse profesionalmente y asumir nuevos desafíos.

VÍDEO | Persuasión: ¿cómo usar la escritura para vender más? | Hotmart Tips

262

3. Trabajo colaborativo

Los ambientes de trabajo son cada vez más diversos y eso es extremadamente benéfico no solo para los negocios, sino también para los profesionales.

Sin embargo, la junción de personas tan diferentes en un mismo equipo es un desafío que las empresas están teniendo que enfrentar.

No por casualidad, el trabajo en equipo es una de las soft skills que más valoran las empresas.

Saber trabajar de forma colaborativa implica mantener una buena relación con los colegas, respetar las diferencias, contribuir con el crecimiento ajeno y también disponerse a aprender con otras personas y puntos de vista.

4. Adaptación

¿Te acuerdas de los datos del Fórum Económico Mundial que presentamos anteriormente? Las previsiones indican que, en menos de 5 años, la forma como trabajamos va a cambiar profundamente.

Pero eso no es una novedad, ¿verdad? Esos cambios ya están ocurriendo hace tiempo y la pandemia de Covid-19 solo aceleró algunos procesos.

Considerando este escenario, los profesionales necesitan desarrollar sus habilidades de adaptación y también de proactividad.

Al final, será cada vez más importante conseguir adaptarse a las nuevas rutinas, procesos y tecnologías, además de proponer nuevas estrategias y soluciones.

Las demandas de la sociedad se están haciendo más fluidas y, para atenderlas, las empresas necesitan a personas que lidien bien con los cambios y se encajen en diferentes funciones y ambientes.

5. Buena gestión del tiempo

Para tener más productividad y eficiencia, también necesitas desarrollar tus habilidades de gestión de tiempo.

Eso no significa hacerlo todo rápido, sino saber priorizar tareas, optimizar las actividades y organizar la agenda para entregar todas las demandas con calidad y cumpliendo los plazos.

Los profesionales que no saben administrar bien el tiempo pueden tener dificultad para gestionar varios proyectos al mismo tiempo, una exigencia cada vez más frecuente en el mercado.

6. Flexibilidad

Los profesionales flexibles lidian mejor con los cambios en el ambiente de trabajo, en los procesos e, incluso, en el mercado y el mundo, de forma general.

Las empresas están reestructurando sus modos de funcionar, adoptando reglas más fluidas, trabajo remoto, más autonomía en los horarios y en las formas de trabajar, y liderazgos más humanizados y horizontales.

Los profesionales muy rígidos y poco adaptables pueden tener más dificultad para encajarse y destacarse en ambientes así.

Considerando que las empresas que siguen procesos tradicionales son cada vez más raras, desarrolla tu flexibilidad y la capacidad de adaptarte a los constantes cambios para progresar en la carrera.

7. Resiliencia

Principalmente en períodos marcados por transformaciones y disrupciones, es difícil conseguir buenos resultados sin un equipo que sepa enfrentar adversidades y avanzar aún en condiciones desfavorables.

Tener resiliencia es exactamente eso: ser capaz de enfrentar y superar crisis.

Las personas resilientes consiguen encarar situaciones difíciles con más asertividad, elaborar estrategias para minimizar daños y reinventarse siempre que sea necesario.

Esta es una habilidad que ha sido muy buscada por reclutadores y no siempre es fácil encontrarla en los profesionales.

VÍDEO | Resiliencia: La habilidad que necesita todo emprendedor

8. Liderazgo

La tendencia es que los cargos más operativos sean cada vez más automatizados y que los cargos de liderazgo y gestión aumenten y sean aún más estratégicos para los negocios.

Por eso, una de las soft skills más valorizadas últimamente es la capacidad de liderar personas.

En este caso, no estamos hablando solamente de tener un equipo, definir procesos y dar órdenes.

Ser líder es, entre varias otras cosas:

  • actuar con empatía;
  • saber comunicarse;
  • contribuir a la motivación de las personas;
  • garantizar que tengan las herramientas, recursos y conocimientos necesarios para ejecutar sus funciones;
  • servir como ejemplo;
  • lograr que se comprometan con las actividades y la cultura de la empresa.

9. Negociación 

Piensa en cuántas negociaciones son necesarias para ejecutar una única tarea. Plazos, valores, formato de entrega, recursos…

Ya sea para liderar un equipo, trabajar con los colegas, conversar con los clientes, administrar tu propio negocio o contratar servicios y proveedores, vas a necesitar negociar.

La integración de la tecnología en los más diversos ambientes de trabajo, a pesar de tener innumerables beneficios, también contribuye a que, lo que ya era urgente, se convierta en urgentísimo.

Ni tú, ni tu empresa conseguirán atender tantas demandas sin evaluar las posibilidades, flexibilizar condiciones y conducir buenas negociaciones.

Por lo tanto, ser una persona negociadora puede abrir las puertas para oportunidades más estratégicas e importantes en las empresas o, incluso, garantizar el éxito futuro de un emprendimiento.

¡Desarrolla tus soft skills y prepárate para el futuro!

Las soft skills son fundamentales para que los profesionales consigan encajarse en un mercado de trabajo que está siendo prácticamente reconstruido.

Las habilidades técnicas continúan siendo importantísimas, pero en escenarios tecnológicos y acelerados, pueden desfasarse rápidamente.

Por eso, las personas necesitan estar preparadas para reciclar conocimientos, adaptarse a nuevos procesos y administrar crisis. Además de, por supuesto, dividir espacio de forma productiva con máquinas, tecnologías y otros profesionales, cada uno con sus diferencias y contribuciones.

¿Quieres saber más sobre las tendencias del mercado de trabajo? Entonces, ¡no dejes de leer nuestro post para descubrir cuáles son las profesiones del futuro y prepararte!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.