Fechar Notificações

Não perca mais nada!

Ative as notificações do blog para ser avisado sempre que tiver conteúdo novo!

Fechar Newsletter

JUNTE-SE A MILHARES DE EMPREENDEDORES DIGITAIS!

Receba os melhores conteúdos para crescer seu negócio online.

Fechar Black Week Hotmart

Black Week Hotmart - Del 25/11 al 01/12. ¡Inscríbete y entérate de todas las ofertas especiales antes que los demás!

Quiero inscribirme

Spam: ¿qué es y cómo evitar esa práctica?

Spam: ¿qué es y cómo evitar esa práctica?

¿Sabes realmente lo que es el Spam? Descubre por qué no debes cultivar esa técnica de enviar mensajes no solicitados a un gran número de personas.

Incluso antes de que fuera conocido como SPAM, la práctica de enviar contenido no deseado para las personas excesivamente ya era recurrente. Volantes de anuncios recibidos en la calle, cartas de cadenas en los buzones de correo y llamadas telefónicas en diversos productos eran ejemplos de SPAM.

La gran diferencia es que con cartas, folletos y llamadas había que invertir dinero. Pero hoy en día, gracias a Internet, se puede utilizar esta práctica sin tener que gastar demasiado dinero, o incluso no gastar nada.

Además del bajo coste, se puede enviar contenido a varias personas al mismo tiempo a través de la red online. Al principio, esto es genial, porque puedes distribuirles el material de forma rápida a los usuarios en diferentes partes del mundo.

Pero enviar mensajes no solicitados no es una práctica recomendada.

¿Y sabes por qué esto no se debe hacer? En este post, vamos a explicar lo que es el spam y cómo se debe evitar.

¿Qué es SPAM?

SPAM (Sending and Posting Advertisement in Mass) son mensajes electrónicos no solicitados enviados a una gran cantidad de personas. Es decir, es el acto de enviar y publicar publicidad de manera masiva.

En general, la publicidad es el tipo más conocido de spam y el correo electrónico es la forma más común de enviarlo. Pero es un error pensar que esta práctica sólo se produce en el entorno comercial.

Los mensajes que difunden cadenas que inducen al usuario a transmitirlas a los demás, los rumores, las leyendas urbanas, los programas maliciosos diseñados para robar datos personales o financieros, las estafas y la pornografía también se consideran spam.

¿Y por qué esta práctica es tan mala?

El mayor problema de estos mensajes no deseados es que perturban la relación entre el consumidor y la marca.

¿Ya has recibido varios anuncios de productos que no te interesan en tu correo electrónico? ¿Recuerdas lo incómodo que es?

El spam, o correo basura, o correo no deseado, le genera un gran problema al usuario. Cuando recibe muchos mensajes no solicitados, por ejemplo, en su correo electrónico, la bandeja de entrada queda demasiado llena.

Aunque hoy en día ya hay herramientas de email antispam que desvía ese contenido de la bandeja de entrada, algunos mensajes pueden ser confundidos con el spam. Por lo tanto, es posible que la persona no logre ver las informaciones importantes que se ocultaron  entre muchos anuncios.

En ese sentido, es necesario evitar la práctica de spam en cualquier canal de comunicación para generar buenas experiencias.

Sin embargo, el email no es la única manera en la que se produce esta práctica.

Los mensajes no solicitados por los usuarios y enviados para la bandeja de entrada de Facebook, WhatsApp, Twitter o cualquier otra herramienta de comunicación con los usuarios son también ejemplos de spam.

Pero para cada una de esas formas de spam hay una nomenclatura diferente:

  • SPIM es el nombre dado al spam enviado a través de aplicaciones de intercambio de mensajes instantáneos, como WhatsApp y Messenger.
  • SPIT son mensajes que se entregan a través del teléfono. Muy a menudo son anuncios u ofertas de algún producto/servicio.

Entonces podemos definir como spam a toda publicidad o mensaje invasivo, independientemente de los medios por los que tiene lugar.

La historia del SPAM

Ya sabemos que el spam es una práctica no aconsejada de envío de mensajes constantes. Pero ¿sabes cómo empezó?

Hay varios rumores acerca de la historia de la aparición del spam. Pero la más aceptada por el conjunto de reglas y costumbres establecidos para regular el uso adecuado de Internet (RFC 2635) es el del grupo de comedia Monty Python.

Algunos cómicos británicos del grupo fueron a un restaurante para hacer un sketch. La escena estaba compuesta por un grupo de vikingos (representado por los cómicos) que atendía a una pareja que pedía la cena en dicho establecimiento.

Existía una marca de  jamón picante americano enlatado que se comercializó en Inglaterra (de ahí el nombre de SPAM = Spiced Ham). En el restaurante donde se produjo la escena ese jamón se servía en todos los platos. Así que, incluso si los clientes no lo pedían, terminaban por comer el producto enlatado.

Entonces, al notar eso, los cómicos repetían varias veces la palabra SPAM en referencia al jamón, inquietando e incomodando a quien estaba a su alrededor.

En marzo de 1994, dos abogados que participaban en un grupo de discusión para el envío de artículos, enviaron un mensaje automático sobre lotería a varios foros. Pero el mensaje enviado no estaba relacionado con los temas de los grupos.

Eso causó mucha sorpresa entre los participantes de los grupos de los foros. Después de todo, el número de mensajes enviados al mismo tiempo comprometió el rendimiento de la red. (Para acceder a los mensajes del grupo, haz clic aquí).

Durante las discusiones acaloradas sobre el terrible acto de abogados, algunas personas recordaron la escena del grupo de cómicos que fue transmitida en programas de televisión e incluso películas. Entonces, ellos asociaron la perturbación causada por los mensajes de lotería a los problemas generados por la repetición de la palabra SPAM en el restaurante.

Por eso, a partir de allí, a todo lo enviado en grandes cantidades, pero sin el consentimiento del destinatario, se le llamó SPAM.

Cómo identificar el SPAM

Identificar que un mensaje es spam puede ser difícil para algunas personas. Es por ello que muchos proveedores y empresas fabricantes de software y hardware proporcionan servicios de prevención y protección a esta práctica.

Conocidas como filtros antispam, estas herramientas tienen como función impedir la entrada de mensajes inapropiados. Sin embargo, y a pesar de la eficiencia, a veces pueden clasificar unos mensajes legítimos como falsos.

De tal manera, es necesario verificar periódicamente la caja de SPAM para asegurarse de que ninguna información importante fue importada accidentalmente hacia ella.

Pero, más allá de ello, es posible tener en mente algunas de las características que pueden servir de alerta para evitar la entrada de mensajes basura:

  1. Los mensajes de un remitente que no conoces y al que no le has pasado tu información personal de contacto.
  2. Los emails que no esperabas recibir, sobre todo de asuntos no relacionados con los que te interesan en el día a día.
  3. Las ofertas de productos que operan milagros en unos pocos días, como remedios para la pérdida de peso instantánea.
  4. Anuncios con ventajas excesivas.
  5. Noticias sensacionalistas pidiendo que sean compartidas, tales como teorías de la conspiración.
  6. Boletín de noticias de cualquier sitio que nunca has visitado.
  7. Emails con títulos confusos que parecen establecer una conversación contigo. Por ejemplo: “Hola, te acuerdas de mí?”
  8. Los mensajes con enlaces para que hagas clic si quieres recibir un regalo.
  9. Textos con advertencias de que dicho mensaje no es spam. Después de todo, los mensajes legítimos no necesitan decir que ellos no son falsos.

Cómo evitar el SPAM

Si navegas por Internet sólo como usuario, hay algunas maneras de protegerte del SPAM.

Mantén tu antivirus siempre actualizado

Es importante que tengas un antivirus en tu equipo que pueda bloquear posibles ataques a tus datos personales. Pero sólo tener esa herramienta instalada no hará que tu información esté protegida.

Por eso, actualiza tu software de protección cuando sea necesario. Además, utiliza el antivirus periódicamente y hazlo común, tanto en tu ordenador corporativo como el de uso doméstico.

Es importante también instalar este tipo de herramientas en el móvil. Después de todo, es común el uso de teléfonos móviles para acceder a Internet.

Si observas comportamientos inusuales en tu ordenador o dispositivos móviles, recuerda de hacer el rastreo de virus. Y si todavía tienes problemas, es necesario volver a instalar todo el sistema operativo.

No informes tus datos personales

Los datos tales como el email y la información bancaria son muy confidenciales. Por lo tanto, no debes informarlos en páginas sospechosas.

Los códigos maliciosos enviados a tu dirección de email pueden ser capaces de convertir tu sistema en un servidor para envíos de spam. Y por lo general no es fácil ver que tu equipo está infectado. La mayoría de la gente sólo se entera cuando la máquina empieza a estar muy lenta o existen problemas de conexión.

En el caso de las informaciones bancarias, el peligro está en las transacciones no autorizadas que se pueden realizar. Cuando eso ocurre, el usuario puede sufrir pérdidas muy elevadas financieras. Por ejemplo transferencia de un importe alto; pago de facturas o compras no hechas por el usuario.

Evita compartir cadenas

No compartas mensajes dudosos. En general, se utilizan para captar direcciones de correo electrónico y usarlas para enviar spam sin el consentimiento del usuario.

Además, varias historias en cadenas son falsas. Así que asegúrate de la veracidad de la información para no compartir contenido incorrecto.

Utiliza herramientas antispam

El antispam es esencial ya que dirige los mensajes sospechosos a una carpeta de correo no deseado fuera de tu bandeja de entrada. Así que, incluso si no tienes esa herramienta instalada en tu ordenador, trata de utilizar los recursos ofrecidos por los proveedores de acceso.

Separa tus emails por categorías

Si es posible, trata de tener más de un email y separarlos por categorías. Puedes, por ejemplo, tener una cuenta sólo para la suscripción de listas y la recepción de promociones. De ese modo logras evitar que determinados spam lleguen a tu email personal o de negocios.

No creas en todas las promociones

Evita hacer clic en elementos emergentes (pop-ups) y botones que lleven a regalos extraordinarios. Siempre es importante comprobar primero si los regalos siquiera son reales y si el sitio que los ofrece es fiable.

Varias instituciones ya tienen en sus páginas unas informaciones que confirman o no el envío de regalos, promociones y descuentos. Así, haz el análisis de todos los mensajes que recibes antes de hacer clic en todo lo que aparece en Internet.

Cómo no hacer SPAM

Si tú tienes un negocio online, no debes utilizar esta práctica. Al enviar mensajes no solicitados, los usuarios que los recibieron podrán denunciar a tu página. Un ejemplo es Facebook. Las páginas denunciadas pueden ser suspendidas o incluso excluidas de la red.

Por otro lado, el envío de emails a los que no conocen tus productos y servicios puede hacer que las personas pierdan el interés por conocer tu marca.

Pero, ¿es posible promocionar un producto en Internet sin hacer spam?

El email marketing es la prueba de que se puede hacerlo. Sin embargo, es necesario practicar el buen comportamiento online antes de crear tu email comercial.

  1. Pregunta primero si la persona está interesada en recibir lo que puedes ofrecer. Es decir, envía mensajes sólo a los usuarios que se hayan registrado en tu lista de promoción de contenidos, productos o servicios.
  2. Si tienes una lista de emails de clientes, asegúrate de que el mensaje que deseas dirigir es realmente útil para ese grupo de personas.
  3. Sigue las reglas de buena conducta del uso de Internet. Un ejemplo es llenar adecuadamente el campo “asunto” del correo electrónico. Así, describes con veracidad lo que le envías al usuario y él tendrá la opción de no abrir el mensaje si no tiene interés en el tema.
  4. Nunca compres listas de emails o direcciones de uso ofrecidos por terceros. Si lo haces, enviarás contenidos para aquellos que no desean recibirlos.
  5. No mandes propuestas y anuncios engañosos. En otras palabras, no trates de vender productos o servicios que no existen.
  6. Aclara siempre el tipo de contenido que reciben los usuarios cuando se registran en tus páginas. Si ofreces diferentes servicios, no reenvíes los mensajes que no están en el interés de todas las personas. Asegúrate de encaminar el contenido apropiado para cada cliente de acuerdo a lo que le apetece.
  7. Infórmales a las personas que se pueden dar de baja de tus emails en cualquier momento y deja el botón de darse de baja visible en el mensaje.
  8. No realices el primer contacto con un cliente potencial por email. Espera a que te proporcione los datos y sólo entonces encamina los mensajes que él quiere recibir.

Impactos causados por el SPAM

Además de ser un inconveniente para el usuario recibir una serie de mensajes no deseados, hay algunos problemas causados ​​por el spam que se deben tener en cuenta para evitar esta práctica:

Derroche de tiempo

Cada vez que recibe un mensaje no solicitado, el usuario insume tiempo eliminando los mensajes basura.

Reducción de la productividad

Las personas que utilizan el email como una herramienta de trabajo insumen más tiempo para llegar a los mensajes importantes debido a la cantidad de emails inapropiados.

Además, existe el riesgo de hacer clic en un enlace malicioso y dañar datos importantes del ordenador.

No recepción de emails importantes o con archivos adjuntos

Si el buzón está lleno de correo basura, es posible que el usuario no reciba algunos emails, especialmente aquellos que son más grandes y necesitan espacio para ser recibidos.

Fraudes financieros

Algunos mensajes tienen enlaces que instalan programas de fraudes en los ordenadores o inducen a las personas a llenar los datos en los sitios clonados de instituciones financieras.

Mensajes perdidos

Debido a la gran cantidad de emails no solicitados, es posible eliminar los mensajes que eran importantes, olvidarse de leer algunos emails y demorar más tiempo para responder.

Recepción de contenido inapropiado

Es posible que recibas mensajes inapropiados u ofensivos enviados a listas aleatorias de emails, con lo cual se atenta contra tus creencias y valores.

¿Has visto por qué es tan importante evitar la práctica de SPAM? ¡Déjanos tus dudas y sugerencias sobre el tema en nuestros comentarios!

¡Muchas gracias y hasta pronto!

Nosso site utiliza cookies para melhorar sua experiência de navegação.