Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Semana do YouTube

Data: 03/09 a 07/09

Aprenda técnicas para criar conteúdos que engajam e aumente a quantidade de seguidores de seu canal!

Inscreva-se

Tasa de conversión: entiende qué es y cómo puedes aumentarla

Tasa de conversión: entiende qué es y cómo puedes aumentarla

La tasa de conversión es una métrica que todo emprendedor debe conocer. Entiende su importancia para tu estrategia de marketing.

La tasa de conversión es una de las métricas más importantes para medir si tus estrategias están surtiendo el efecto esperado. Pero muchos emprendedores todavía no saben cómo calcularla o suelen relacionarla con las ventas.

Entiende mejor lo que es tasa de conversión y ve consejos para aumentar tu desempeño, ya sea en leads generados o en ventas.

¿Qué es la tasa de conversión?

La tasa de conversión es la relación entre el número de usuarios que visitaron una página y la cantidad de ellos que realizaron la acción propuesta allí.

A diferencia de lo que muchas personas piensan, esta tasa no se refiere sólo a las ventas completadas, sino a todos los resultados alcanzados con acciones de marketing, como relleno de formulario de registro, descarga de material rico, solicitud de presupuesto y suscripción de newsletter, entre otros.  

¿Por qué calcular la tasa de conversión?

Por medio de la tasa de conversión tienes la posibilidad de monitorear los resultados de tus acciones de marketing e incluso comparar dos períodos de tiempo para saber qué estrategias fueron más eficaces para atraer tráfico, captar leads y realizar ventas.

Este dato, sumado a otras métricas, te es útil para optimizar tus gastos con marketing digital, mostrando si tus inversiones en  publicidad pagada, landing pages, email marketing y acciones con influyentes están trayendo retorno financiero para tu negocio o si estás solamente desperdiciando dinero.

Es importante recordar que cuando un negocio está empezando, el beneficio no siempre es inmediato. Por eso, es importante monitorear el desempeño de tus acciones periódicamente, además de realizar varias pruebas hasta descubrir lo que funciona más para el público de tu nicho.

A menudo, un simple cambio en la apariencia de la página/anuncio puede aumentar la tasa de conversión de una campaña que considerabas perdida.

Antes de calcular la tasa de conversión también es importante definir cuál es el objetivo de la campaña.

Si tu intención es atraer visibilidad para la marca, la cantidad de seguidores y el número de los “me gusta” son métricas que deben ser tenidas en cuenta. Si tu enfoque es la generación de leads, el número que te interesa es la cantidad de personas que se han registrado para recibir algún contenido tuyo, pues estos usuarios están un paso adelante en la trayectoria del cliente.

¿Cómo calcular la tasa de conversión?

Ahora que ya sabes lo que es la tasa de conversión, debes estar curioso para saber cómo calcularla, ¿verdad?

Y si no tienes muchos conocimientos en matemáticas, no te preocupes, pues la fórmula es simple: basta dividir la cantidad de personas que realizaron una acción por la cantidad de personas impactadas durante la campaña, y multiplicar ese total por 100 para obtener el porcentaje.

Un ejemplo.

Juan creó una página de destino para divulgar un ebook sobre la decoración de interiores. De los 15.000 visitantes de la página, 4.225 lo descargaron según fueron orientados.

4.225/15.000 x 100 = 28.16%

Es decir, de cada 100 personas que entraron en la página de Juan, al menos 28 lo bajaron.

Veamos otro ejemplo, ahora relacionado con los anuncios.

Silvia está vendiendo un curso sobre arquitectura y diseño. Por eso creó un anuncio en la red de búsqueda de Google para atraer la visibilidad de su producto. De 10.000 personas que hicieron clic, 290 compraron el curso.

290/10.000 x 100 = 2.9%

Proporcionalmente, cada 100 personas que hicieron clic en el anuncio, aproximadamente 3 compraron el curso.

¿Parece un número bajo?

Depende del valor que has invertido para hacer los anuncios, de cuánto has gastado para crear el curso y, principalmente, del valor del producto. Si el curso costase mil dólares, Silvia facturó 290 mil con las ventas realizadas en el lanzamiento. Incluso deduciendo los costos operativos, ese valor todavía es muy expresivo, ¿de acuerdo?

Todavía existe la posibilidad de probar nuevas versiones del anuncio y aumentar más ese beneficio. (Aquellos que quieren ahorrar en la producción del propio curso, también tenemos un post en el blog que explica cómo optimizar tus gastos).

¿Cuáles son los tipos de tasa de conversión?  

Hay dos tipos de tasa de conversión: por medio de acceso directo, que es cuando el usuario escribe la dirección de tu página en la barra del navegador, y vía búsquedas orgánicas, que es cuando el visitante encuentra tu sitio web haciendo una búsqueda en Google.

Lo ideal es que la tasa de conversión vía accesos directos sea mayor, pues está formada por personas que están buscando una solución específica y ya conocen tu producto.

En el caso de la tasa de conversión por búsquedas orgánicas también existe una distinción entre los usuarios que buscaron la palabra clave de tu sitio y aquellos que encontraron la página buscando términos relacionados. En ambos casos, la tasa de conversión debe ser similar, ya que estos usuarios nunca han tenido contacto con tu marca.

Pero no te desesperes, pues es posible aumentar la tasa de conversión vía accesos orgánicos si tienes un buen posicionamiento en los rankings de búsqueda.

Un estudio reciente realizado por la empresa Advanced Web Ranking mostró que el primer lugar de búsquedas orgánicas de Google recibe el 34% de los clics, mientras que el segundo y tercer lugar reciben, respectivamente, el 19% y el 12%.

Por ese motivo necesitas invertir en contenido de calidad y técnicas de SEO (Optimización de motores de búsqueda) para ofrecer la mejor experiencia para el usuario y que tu página sea cada vez más relevante.  

¿Cómo utilizar la tasa de conversión para mejorar tu rendimiento?

Calcular la tasa de conversión de cada campaña por separado es la mejor manera de saber qué acciones y canales están dando los mejores resultados.

Tener esas informaciones es importante para optimizar lo que ya está funcionando y repensar el formato de anuncios, páginas o emails que no están dando buenos resultados.

Es importante resaltar que tu tasa de conversión depende del objetivo de la campaña (generación de leads o ventas), del público que has segmentado y, por supuesto, del nicho en el que desarrollas tu actuación.

Si ofreces un producto gratis, la tasa de conversión de esta campaña probablemente será mayor que la de una página centrada en las ventas, por ejemplo, ya que estás entregando algo de valor a tu cliente sin pedir nada a cambio.

Pero, cuidado, siempre es bueno recordar que el trabajo no termina cuando el usuario acepta formar parte de tu lista de emails. Es necesario nutrir ese lead con contenido, lo que implica efectuar una inversión de tiempo y dinero, aunque menos que en campañas de enlaces patrocinados.

Independientemente de los factores citados anteriormente, tu objetivo debe ser siempre mejorar la tasa de conversión, proponiendo acciones que sean sostenibles a la envergadura de tu negocio.   

¿Cómo aumentar tu tasa de conversión?

Puede parecer un cliché, pero tendrás que enfocarte en la experiencia de tu usuario y en construir una relación de confianza con él antes de pensar en avanzar hacia los próximos pasos de tu embudo de ventas.

A continuación compartimos algunos consejos que pueden ayudarte en este proceso.

Conoce bien a tu público

Para ser certero necesitas, antes que nada, conocer a tu cliente ideal, sus preferencias y problemas, para crear un contenido alineado a esas expectativas.

Las herramientas como Google Analytics y Google Search Console son gratuitas y dan insights importantes sobre los temas que más merecen la pena apostar.    

Ten buenas páginas de destino

Aumentar el tráfico de tus canales es importante, pero la clave es entregarle al usuario valor. Tus páginas de destino deben ser intuitivas y de fácil navegación. Y eso también incluye buenas imágenes y buena distribución de texto, de modo que el visitante encuentre toda la información que necesita de manera rápida y práctica.

Hoy en día hay varias herramientas disponibles en el mercado que pueden ayudarte a crear páginas de alta conversión con una inversión mínima. Sugerimos que busques bastante para encontrar la mejor opción.

Utiliza diseño responsivo

En la mayoría de los países del mundo la mayoría de la población accede a Internet por dispositivos móviles. Por lo tanto, pensar en la experiencia de estos usuarios y usar diseño responsivo dejó de ser un diferencial y pasó a ser una obligación.

Haz pruebas en diferentes tamaños de pantalla para saber si tu contenido está adaptable y observa el tiempo de carga de la página en el móvil, ya que esto también cuenta puntos en el ránking. Una herramienta que puede ayudar a calcular el tiempo de carga de la página es el Google Speed ​​Insights, que también es gratuita.   

Crea textos interesantes  

Otro factor fundamental para el buen desempeño de tus campañas son los textos. Si no son claros, tu público objetivo se sentirá confundido, lo que reduce las posibilidades de conversión.

Este tipo de texto también se denomina copy. Para los expertos en copywriting, un buen texto de ventas es aquel que puede sintetizar la idea principal y los beneficios de tu producto en una sola frase.

Si has rebasado la cantidad de palabras tendrás que revisarlo. Este ejercicio es importante para entrenar tus habilidades, ya que las redes de anuncios tienen límites de caracteres. ¡En el blog tenemos un texto completo sobre copywriting con algunos consejos que pueden ayudarte a crear textos que venden!  

Asegúrate de que el diseño está en consonancia con la copy

El diseño es fundamental para crear un diálogo con tu público objetivo y generar identificación con tu marca, además de transformar la publicación o cualquier pieza gráfica más agradable para la lectura, direccionándola de forma más clara e intuitiva.

Pero, para obtener buenos resultados, es necesario que el diseño de la página sea coherente con la copy y uno le añada información al otro con el fin de que el visitante pueda entender los beneficios de tu producto.

Incluye una llamada a la acción (CTA) visible

La llamada a la acción es el botón en tu página que expresa la acción que esperas que el usuario realice después de ser impactado por tu campaña. Es importante dejar claro, una vez más, que esa acción no siempre está relacionada a la venta, puede ser una descarga, responder una encuesta, firmar una petición, etc.

En primer lugar, tu llamada a la acción debe estar bien visible y situada, ya que evita la dispersión. Utiliza herramientas de mapa de calor (heatmaps) para saber en qué áreas de las páginas tus visitantes hacen más clic.

El botón debe sobresalir del resto de la página y tener colores contrastantes con el fondo y que facilitan la lectura. En este caso, algunas características de diseño o cambio de fuente pueden interferir, por lo tanto, utilízalo con cuidado.

Hay algunos mitos sobre los colores que convierten más, en el caso del verde, por ejemplo, pero sólo lograrás saber lo que funciona para tu modelo de negocio haciendo pruebas.

No busques fórmulas listas en Internet, pues cada emprendedor tiene un público, y lo que funcionó para tu competidor puede surtir el efecto contrario en tu audiencia, aunque vendan un producto similar.

Por último, y quizás la sugerencia más importante: antes de ser interesante, tu call to action tiene que ser funcional. Recuerda esto siempre que estés creando una página, pues el dispositivo de visualización puede ejercer una gran influencia en la manera como el visitante asimila la llamada a la acción.  

Pero, ¿por qué es necesario tener en mente la tasa de conversión?

Piensa de la siguiente manera:

Cuando un emprendedor crea un grupo de anuncios en Adwords o en Facebook siempre existe un cliente potencial que pasa inadvertido debido a cuestiones de segmentación y de presupuesto.

Del total impactado, no todos van a hacer clic en el enlace e ir a la página de checkout, y un porcentaje desistirá de la compra o no tendrá el pago aprobado.

Cuando efectúas el seguimiento de tu tasa de conversión y realizas pruebas con tu audiencia tienes la posibilidad no sólo de “predecir” esas situaciones, sino también de actuar rápidamente en los dolores de tu potencial cliente y, consecuentemente, optimizar tus inversiones en marketing. Eso no siempre quiere decir que gastarás menos, sino de la manera correcta.

¡Esperamos que este texto te haya sido útil! ¡Continúa leyendo nuestro blog para obtener más informaciones sobre emprendedorismo y marketing digital!

¡Hasta pronto!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.