Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

Tasa de rebote: ¿qué es y cómo mejorar la tuya?

Tasa de rebote: ¿qué es y cómo mejorar la tuya?

La tasa de rebote es una métrica muy valiosa para los bloggers y emprendedores digitales. ¡Descubre más sobre el tema!

Hoy hablaremos sobre un tema muy importante cuando se trata de crear un sitio web exitoso: la tasa de rebote.

En múltiples publicaciones del blog hemos recalcado la importancia que tiene para los emprendedores del universo digital la interpretación de las métricas y los datos estadísticos.

Sin embargo, es común observar cómo algunos ignoran por completo este dato tan importante – bien sea por desconocimiento o porque simplemente no conocen estrategias para bajar en lo posible esta tasa.

Por eso, a continuación te explicamos qué es la tasa de rebote y cómo mejorar la de tu sitio web. ¿Preparado? ¡Entonces comencemos!

¿Qué es tasa de rebote?

La tasa de rebote es una métrica muy valiosa para los bloggers y emprendedores digitales, que ayuda a determinar el posicionamiento en buscadores. Ese dato muestra el porcentaje de visitantes que entran a una web y se van sin haber interactuado con otras páginas del sitio.

Según el propio Google, “se origina un rebote cuando en un sitio web se produce una sesión de una sola página”. En Analytics, un rebote se calcula específicamente como una sesión que únicamente activa una solicitud en el servidor de Analytics, por ejemplo, cuando un usuario abre una sola página en su sitio web y, a continuación, sale sin activar ninguna otra solicitud en el servidor de Analytics en esa sesión”.

En otras palabras, es un dato que sirve para detectar qué número de usuarios sale de un sitio sin interactuar con otras páginas de la misma web, bien sea porque no le ha parecido interesante el contenido encontrado, porque no era lo que buscaba o, en algunos casos, porque aquella página fue suficiente para aclarar todas sus dudas y no necesitó seguir navegando.

Conocer el porcentaje de rebote de tu sitio permite medir el nivel de satisfacción de tus usuarios y puede ayudarte a mejorar tus estrategias de contenido, el diseño de tu página, optimizar la usabilidad y otros aspectos determinantes para lograr que un usuario permanezca un buen tiempo en el sitio, interactúe y tenga una experiencia de navegación satisfactoria.

¿Cómo encontrar la tasa de rebote en Google Analytics?

La tasa de rebote es un dato que puedes obtener de una forma muy fácil con la herramienta de Google Analytics.

Para encontrarla, haz clic en “comportamiento”, en el menú de la izquierda. Después, selecciona la opción “Contenido del sitio” y, por último, “Todas las páginas”.

Tasa de rebote - Informes de Google Analytics

Después de seleccionar “Todas las páginas”, verás todos los contenidos de tu página o blog y podrás analizar las siguientes métricas para cada post:

  • Número de visitas a páginas
  • Número de visitas a páginas únicas
  • Promedio de tiempo en la páginas
  • Entradas
  • Porcentaje de rebote
  • Porcentaje de salidas

Tasa de rebote - métricas de post en Google Analytics

Al analizar los principales posts de tu página o blog puedes ver cuáles son los que tienen porcentajes de rebote más altos e intentar pensar en acciones para que el lector tenga ganas de ir hacia otros contenidos y seguir navegando en tu web.

Es importante que desarrolles estrategias que permitan bajar esta cifra lo más posible, la idea es lograr que cada visita recibida sea aprovechada al máximo y que las probabilidades de generar una conversión sean cada vez mayores.

Otros datos importantes que debes analizar

A pesar de que el porcentaje de rebote parece, al principio, algo totalmente malo, es necesario analizar otros datos para entender si realmente es algo preocupante o no en cada contexto.

El promedio de tiempo en la página, por ejemplo, es algo que Google también considera al definir si tu post es interesante o no para el usuario que está buscando una palabra clave relacionada a tu contenido.

Por ejemplo, si ves que la tasa de rebote de un post es muy alta y, además, los lectores se quedan muy poco tiempo en tu página, seguramente tienes un problema.

Sin embargo, si el porcentaje de rebote es alto, pero los usuarios se están quedando mucho tiempo en tu post, puede ser que encontraron un excelente contenido y has conseguido darles toda la información necesaria.

Otro ejemplo en que la tasa de rebote puede no ser negativa es cuando solo tienes una página.  

Entonces, si podemos darte un consejo es que siempre que analices tus datos lo hagas de una forma crítica y consideres todos los otros datos, para entender mejor qué es lo que está bien y qué es lo que está mal.

Cómo mejorar la tasa de rebote

Si ya te has animado a descubrir el porcentaje de rebote de tu sitio y lo único que has visto hasta ahora son números negativos, no te preocupes. A continuación te enseñamos algunas formas con las que puedes mejorar poco a poco tu tasa de rebote.

Es importante que tomes en cuenta que cuando se trata de mejorar la tasa de rebote de una página o sitio de Internet es necesario jugar un poco al ensayo y el error (es decir, hacer modificaciones programadas, medir de nuevo y analizar los datos una y otra vez).

Solo así podrás descubrir en concreto qué es lo que está fallando en tu sitio. Veamos:

Mejorar la velocidad de tu página

Cuando el tiempo de carga de un sitio aumenta, la tasa de rebote también lo hace. Si un usuario cree que tu página tarda mucho en cargar, puede ser que la abandone rápidamente, sin visitar otros enlaces de tu sitio.

Para determinar si la velocidad de tu sitio es buena o mala puedes apoyarte en la herramienta Webmaster de Google.

Tener un texto escaneable

La escaneabilidad de un texto es importante y beneficiosa cuando se pretende mejorar la tasa de rebote. Ofrecer contenidos fáciles de interpretar y atractivos a tus visitantes es esencial, por eso te recomendamos revisar este post en el que damos consejos para lograr textos escaneables.

Responder las dudas del usuario

Cuando un usuario siente a primera instancia que el sitio no es capaz de responder sus dudas o cubrir su necesidad lo abandona de inmediato. Investiga cuáles son las motivaciones de tus usuarios y asegúrate de ofrecer contenido que sea valioso para ellos.

Incluir imágenes y vídeos que llamen la atención

Seamos sinceros: ¿a quién le gustaría entrar a un sitio web saturado de textos y sin ningún tipo de recursos gráficos? A nadie.

Por eso, asegúrate de que tu sitio de Internet tenga buenas imágenes y vídeos que complementen el contenido y llamen la atención del usuario.

En este post te enseñamos algunas opciones de bancos de imágenes gratuitos que pueden ayudarte a mejorar la presentación de tus contenidos y llamar la atención de tus usuarios.

Poner enlaces a contenidos útiles

Colocar enlaces internos permite que puedas darle al usuario más opciones de contenido. Estamos seguros de que ofreciendo contenido variado al lector y la posibilidad de saltar de uno a otro sin hacer mayor esfuerzo permitirá que se enganche mucho más con el sitio y pase mucho más tiempo navegando.

Incluir infografías para resumir el contenido

Las infografías no pueden faltar cuando se trata de ofrecer contenido de calidad; además, sirven para resumir contenidos muy extensos o facilitar el entendimiento en temas que puedan ser muy técnicos o complicados.

Garantizar una buena usabilidad de la página

Mejora la usabilidad y la forma en la que organizas tu contenido. Piensa en tus usuarios y evita que pierdan el tiempo, ofréceles un sitio amigable en el que todas sus funcionalidades estén 100% operativas.

Utilizar un diseño que sea claro y agradable

Las páginas con un mal diseño suelen tener altas tasas de rebote, la razón de ello es porque un diseño poco amigable y complicado de utilizar suele generar desconfianza en el visitante.

Por eso, es importante que analices el diseño de tu sitio y te asegures de que sea claro, responsivo y agradable para quien lo visita.

Tener cuidado para no incluir muchos pop-ups y propagandas

Si hay algún elemento molesto que un usuario no quiere ver nunca mientras navega en Internet es el pop-up. Sabemos que los pop-ups o propagandas son excelentes herramientas para aumentar las conversiones de un sitio; sin embargo, es importante que seas consciente en el uso de este recurso y las coloques únicamente en el momento oportuno y con el mensaje adecuado.

Utilizar un buen CTA

El CTA o llamado a la acción es necesario para indicar el siguiente paso que quieres que un visitante realice dentro de tu página; asegúrate de incluir CTA en tus contenidos, apóyate en verbos imperativos o indicativos, haz textos cortos y fáciles de entender y crea urgencias.

Conclusión

Como te habrás dado cuenta, la tasa de rebote es una métrica muy importante cuando se trata de desarrollar un sitio web exitoso.

Evita compararte con otros sitios, ya que este es un dato que está basado en función al objetivo para el cual el sitio ha sido creado. Lo esencial es que lo evalúes y mejores de forma constante para que tus usuarios siempre estén satisfechos y se generen mayores conversiones.

Asimismo, te invitamos a que una vez que leas tus métricas, tomes en cuenta los aspectos que te mencionamos anteriormente para mejorar este indicador; y si sientes que necesitas aprender un poco más sobre Google Analytics, no te pierdas este post en el que te enseñamos cómo utilizar esta herramienta para conocer a tu público y aumentar tus ventas.

¡Hasta luego y mucha suerte, emprendedor!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.