¡Descubre cómo la Técnica Pomodoro te ayuda a aumentar tu productividad!

¡Descubre cómo la Técnica Pomodoro te ayuda a aumentar tu productividad!

¿Te cuesta administrar tu tiempo? ¡Aprende a transformar tu productividad con esta técnica!

¿Tienes dificultades para ser productivo y cumplir tus tareas dentro de un plazo? La técnica Pomodoro puede ser la gran solución. Creada por un estudiante italiano a fines de los años 80, esta técnica tiene una premisa muy simple: ¡aumentar la productividad sin dejar de descansar!

Diversos factores afectan nuestra productividad, principalmente el exceso de estímulos, informaciones, interrupciones voluntarias e involuntarias, redes sociales, falta de planificación, notificaciones en el celular, etc.

La lista es infinita y dificulta mucho nuestra agilidad mental. Al final del día, la sensación es de frustración y de que la misión no ha sido cumplida. 

Por eso, te recomendamos que aprendas a aprovechar ahora mismo la técnica Pomodoro, que te ayuda a concluir tus tareas. Ah, la mejor parte es que puedes aplicarla inmediatamente. ¿Comenzamos?

Significado de la palabra Pomodoro

La técnica Pomodoro es un sistema de gestión de tiempo que ayuda a las personas a trabajar con el tiempo de que disponen y no contra él. Con este método, fraccionas tu jornada de trabajo y haces pequeños intervalos para descansar.

Pomodoro es una palabra italiana que significa tomate. Resumidamente, el italiano Francesco Cirillo descubrió el método utilizando un temporizador de cocina en forma de tomate.

Usando la técnica Pomodoro, puedes dividir tu jornada en partes de 25 ó 30 minutos y hacer intervalos de 5 minutos. Cada cuatro Pomodoros, puedes hacer una pausa más larga, de 15 a 20 minutos. 

La técnica Pomodoro es especialmente poderosa para personas que:

  • Tienen problemas para mantener el enfoque, incluso en pequeñas tareas;
  • Encuentran distracciones todo el tiempo;
  • Terminan el día de trabajo sintiéndose mentalmente agotadas;
  • Tienen muchas cosas que hacer y necesitan terminarlas rápidamente.

¿Cómo la técnica Pomodoro ayuda a superar la cultura de las distracciones?

¿Cuántas veces tocas la pantalla del celular y te distraes? De acuerdo con este estudio, un usuario lo hace, aproximadamente, 2.617 veces al día. 

Es un flujo constante de informaciones, notificaciones de redes sociales, mensajes y correos que ocupan nuestro tiempo. ¿El resultado? Nuestra productividad disminuye cada vez más.

La cuestión no es la distracción, sino el tiempo y la energía que cuesta concentrarse de nuevo en el trabajo o el estudio. Demora alrededor de 20 minutos recuperar la concentración total y, luego de ceder al impulso de darle un vistazo a Facebook, tardamos 20 minutos más.

¿Cómo podemos enseñarle a nuestro cerebro a resistir a todas estas autointerrupciones y entrenarlo para que se concentre totalmente en una tarea? ¡Es aquí donde entra la técnica Pomodoro!

El método en la práctica

La técnica Pomodoro se hizo mundialmente conocida después de la publicación del libro La Técnica Pomodoro, de su creador, Francesco Cirillo. Se le conoce como el sistema que cambió la forma de gestionar nuestro tiempo y nuestra forma de trabajar.

Cirillo, como ya explicamos, usó un temporizador con forma de tomate como su cronómetro personal. Esta solución surgió de su deseo de combatir la ansiedad y enfocarse en sus estudios universitarios.

Al fraccionar el tiempo y descansar después de cada período, se dio cuenta de que era más fácil enfocarse completamente en la tarea y concluirla, y de que eso relajaba su mente.

Al difundir este método en el mundo, se descubrieron otros beneficios, como:

  • Alivio de la ansiedad;
  • Mejora de los procesos de estudio o trabajo;
  • Manutención de la determinación para conquistar objetivos;
  • Aumento de la concentración;
  • Impulso y constancia de la motivación.

Pero, en la práctica, ¿cómo funciona la técnica Pomodoro? ¡Lo vamos a descubrir ahora!

1. Haz una lista de las tareas que tienes que realizar

Con un lápiz y un papel, el primer paso es hacer una lista de las tareas (o la tarea) que debes realizar y concluir lo más rápido posible. Puede ser algo pequeño o grande, o que estás postergando hace años.

No importa cuál sea la tarea. Lo importante en esta etapa es que sea algo que merezca toda tu atención. 

Spoiler: ¡más adelante aprenderás la importancia de anotar tu lista en un papel!

2. Minimiza las distracciones

Cierra la pestaña del correo, las redes sociales, apaga el teléfono o déjalo en modo silencioso, ponte audífonos antiruido y cierra la puerta.

Aprender a minimizar y administrar las distracciones es una de las principales habilidades que la técnica Pomodoro te enseñará. Al principio no es nada fácil, pero, con el tiempo, se hará un hábito.

3. Comienza el primer Pomodoro

Una vez que hagas la lista de tareas, llegó la hora de darle el máximo de atención posible. Si la tarea es algo grande, divídela en pequeñas tareas que se puedan hacer en poco tiempo.

Busca el cronómetro (que puede ser una aplicación, que te vamos a mostrar más adelante) y comienza los primeros 25 minutos. 

Durante este tiempo, no debe haber ninguna interrupción. Tu atención debe estar exclusivamente en la tarea. Recuerda: ¡son solo 25 minutos!

4. Aprovecha tus 5 minutos de pausa

¡Muy bien, primera sesión concluida!

Cuando toque el temporizador, aléjate del lugar de trabajo o estudio durante 5 minutos. Haz un paseo corto, bebe agua, un café, responde correos, aprovecha para ir al baño, etc. 

Utiliza ese pequeño espacio de tiempo para despejar la mente y prepararte para el próximo Pomodoro.

5. Repite la sesión

Después de la pausa corta, prepara el cronómetro para hacer otra sesión de 25 minutos. Si terminaste la tarea anterior, táchala de la lista y comienza la próxima. 

Si no, anota el estado del progreso (70% concluido, por ejemplo), ¡y vuelve a concentrarte completamente!

6. Haz una pausa más larga

Después de un ciclo de cuatro Pomodoros, haz una pausa más larga (también conocida como “pomodori”), de cerca de 20 minutos. 

Este intervalo es esencial para descansar realmente y darle más energía al cerebro.

7. ¡Tacha la tarea en el papel!

No hay mejor sentimiento que el de deber cumplido. Y eso es lo que la técnica Pomodoro nos ayuda a lograr. ¡Después de finalizar la tarea, táchala en el papel y celebra! 

Este es el primer gran paso para cumplir tus objetivos y correr en dirección al éxito.

Aplicaciones que te ayudarán

En la era de los smartphones y las computadoras, el temporizador en forma de tomate se jubiló y dio lugar a las aplicaciones que marcan el tiempo, pero también organizan las tareas. 

Seleccionamos 4 opciones gratuitas que te ayudarán a usar la técnica Pomodoro. Échales un vistazo:

1. Focus To-Do

La aplicación Focus To-Do, disponible para Android, iOS y Windows, combina el temporizador Pomodoro con un gestor de tareas. 

De acuerdo con los desarrolladores, es una aplicación basada en ciencia, que te motivará a mantener el enfoque y a cumplir las tareas que te propusiste.

En la aplicación, puedes añadir y organizar tareas en listas, además de definir cuántos pomodori se necesitan para finalizar cada tarea. Después de terminar, solo tienes que marcarla como concluida. 

También se pueden configurar recordatorios, plazos, crear subtareas, definir prioridades y escribir notas para las tareas. 

2. Be Focused

Este es un consejo para quienes buscan una aplicación para utilizar la técnica Pomodoro en tareas del día a día y para proyectos profesionales. 

Be Focused está disponible para iOS y, como la anterior, tiene funciones que van más allá del temporizador.

Además de crear y gestionar tareas, la app también presenta un informe sobre tu progreso y es completamente personalizable.

3. Tomato Timer

El sitio web Tomato Timer es una versión básica del temporizador con un único y simple objetivo: marcar el tiempo del Pomodoro y de las pausas. 

Este es el formato ideal para quien desea enfocarse en una sola tarea, principalmente en la computadora.

Al presionar Start, el temporizador comienza a contar 25 minutos y, transcurrido ese período, toca una alarma y vuelve a cero. En la pausa corta, el cronómetro cuenta un intervalo de 5 minutos y en la larga, uno de 10.

En caso de que quieras personalizar el tiempo, el volumen del temporizador o el sonido, solo tienes que entrar en Settings (Configuraciones).

4. Pomello

Pomello es una aplicación exclusiva para desktop (Windows, Mac y Linux), ideal para quien desea utilizar la técnica Pomodoro en el trabajo y de forma más potente.

Su pequeña particularidad es que funciona exclusivamente sincronizada con Trello. Pero eso no representa un gran problema, ya que Trello es una herramienta de gestión de tareas muy utilizada y eficaz.

¡Descubre más herramientas para ayudarte con la productividad!

La técnica Pomodoro es un método simple, práctico y funcional. Mucha gente que la adopta en su rutina de trabajo o estudio siente que está cumpliendo sus tareas sin dejar de descansar.

Claro que cada persona la usa a su forma. Por lo tanto, es esencial que encuentres el tiempo que funciona para ti. 

Además, es un método totalmente gratuito. Puedes utilizar las aplicaciones que te mostramos, o intentarlo a la antigua, con el cronómetro en forma de tomate.

Pero, si crees que solo la técnica Pomodoro no será suficiente para aumentar tu productividad, ¡no entres en pánico! Lee nuestro artículo con consejos y hacks para hacer tu rutina de trabajo más productiva.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.