Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

Participa en nuestra formación presencial y aprende a vender más en menos tiempo

¡Asegura tu lugar!

10 técnicas para encontrar temas para escribir en tu blog

10 técnicas para encontrar temas para escribir en tu blog

Alternativas simples para organizar tu producción de contenido.

Para ser exitoso con tu blog no solo tienes que escribir bien, sino también abordar temas relevantes para tu audiencia y ayudar a solucionar problemas. La ecuación es simple: cuanto más valor ofreces, superiores son las posibilidades de que se enganchen con tu contenido y se lo recomienden a otras personas.

Imaginamos que en este momento te debes estar preguntando: “pero ¿cómo voy a descubrir los temas para blog que son del interés de mis visitantes?”.

Con el avance de Internet y sus herramientas es cada vez más fácil descubrir qué tipo de información los usuarios están buscando cuando llegan a tu página y, a partir de eso, ser más certero en la producción de contenido.

¡Lee con atención nuestra lista con 10 estrategias para encontrar los temas para blog más relevantes!  

1. Utiliza la barra de búsqueda de Google/YouTube

Cuando comienzas a escribir en la barra de búsqueda de motores como Google y YouTube, la propia herramienta completa tu frase con los términos más buscados por los usuarios, según el ejemplo abajo.

Temas para blog - Barra de búsqueda de Google

Barra de búsqueda de Google

En el caso de Google, estas sugerencias de palabras también aparecen en el pie de la página de resultados en el campo de búsqueda relacionada.

Estos términos ya son un buen punto de partida para tu producción de textos, pero si deseas ir más a fondo en tu análisis, busca el volumen de búsquedas de cada uno de ellos en el Google Keyword Planner y utiliza herramientas como Moz o SemRush para descubrir el grado de dificultad para rankear dicho término. Así identificas si tiene recursos suficientes para competir por esa palabra clave.

Es importante resaltar que el volumen de búsquedas no debe ser el único factor a ser considerado a la hora de escribir un contenido. Más importante que eso es evaluar si ese término es relevante para tu negocio. Por ejemplo: un blogger que habla de viajes no es la persona más indicada para hablar sobre maquillaje, ya que hay otros bloggers especializados en este tema.

2. Visita Google Trends

Google Trends efectúa un listado de los temas más buscados en el momento. La herramienta entrega un gráfico con un volumen de búsquedas en el período que has determinado y los países en los que el asunto se ha investigado más, además de los principales términos relacionados.

Asimismo, es posible filtrar los resultados por categoría (“artes y entretenimiento”, por ejemplo) o por país, para llegar a un resultado aún más específico.

Esas informaciones son importantes porque si el volumen de búsquedas está creciendo significa que mucha gente está investigando sobre el asunto, o sea, vale la pena invertir tiempo creando un contenido inédito sobre él.

Para ejemplificar, hicimos un rastreo sobre el volumen de búsquedas de “cursos online”, en los últimos tres meses, en México.

Temas para blog - Rastreo de búsquedas de "cursos online" en Google Trends

Google Trends

Una sugerencia importante a la hora de hacer la búsqueda es que los períodos de tiempo sean más grandes (por encima de 90 días), pues de esa forma evitas escribir sobre asuntos que fueron muy buscados en la última semana, pero que no tendrán relevancia alguna dentro de un mes.

Intenta privilegiar contenidos perennes que pueden seguir generando valor para tus lectores, independientemente de cuánto tiempo pase.

3. Haz un análisis del rendimiento del blog

Si ya tienes un blog hace tiempo, el análisis del rendimiento de la página te ayudará a descubrir el contenido más accedido y el comportamiento de los visitantes.

Pero, ¿por qué es importante? Al saber los contenidos que más se acceden, puedes producir más materiales enfocados en el asunto y resolver otras dudas de tus usuarios.

Existen dos herramientas fundamentales para esta tarea, una de ellas es Google Analytics. Para tener acceso debes tener una cuenta de Google, ya que todos los servicios están vinculados. 

En el menú de la izquierda, haz clic en Comportamiento> Contenido> Todas las páginas. Con este comando verás los posts más visitados de tu blog, el tiempo promedio de permanencia en la página y la tasa de rechazo.

También puedes usar Google Search Console, que muestra qué palabras los usuarios buscaron para encontrar tu blog. Para averiguar cuáles son, selecciona Tráfico de búsqueda> Search Analytics> Consultas y listo: la herramienta entrega una lista con los términos que más traen tráfico a tu sitio y la cantidad de accesos provenientes de cada uno.

Aún en el Search Console, en el menú Páginas puedes descubrir qué posts tuyos están rankeando en Google y para qué términos. Esta información es fundamental para medir los resultados de tus estrategias de SEO.

4. Busca en grupos de Facebook

La mayoría de las personas que están en línea también utilizan Internet para socializar. Con eso, los grupos en redes sociales como LinkedIn y Facebook se convirtieron en espacios para compartir experiencias, recabar dudas y expresar opiniones sobre productos y servicios.

Para saber los asuntos que los usuarios están comentando, cuáles son sus problemas y dudas, es importante formar parte de esos grupos de discusión y, siempre que sea posible, interactuar con las personas.

Muchos bloggers/emprendedores confunden participar en grupos con hacer publicidad de sí mismo todo el tiempo, y eso es exactamente lo que debes evitar.

Piensa que estás allí como un mero espectador, para descubrir los temas que más interesan a tu audiencia. Esto significa que no debes compartir enlaces y, cuando quieras hacerlo, tendrás que entregar valor a las personas que están participando en la discusión.

5. Analiza lo que escribe tu competencia

Monitorear el sitio de la competencia es bueno por dos razones:

  • Puedes hacer un análisis comparativo con tu blog: calidad de los textos, tipo de lenguaje usado, imágenes, etc.
  • Es útil para identificar los asuntos que están siendo descuidados por tu mercado y que pueden ser interesantes para tu audiencia.

Es importante que entiendas que trabajar como blogger está mucho más relacionado a identificar problemas y proponer soluciones, que crear algo inédito y nunca visto antes. En ese caso, saber lo que tu competidor está haciendo es fundamental para proponer nuevos enfoques y crear un contenido original, incluso si estás hablando de un tema parecido.

6. Consulta Facebook Insights

Facebook Audience Insights es una herramienta analítica disponible para cualquier emprendedor que tenga una página en Facebook. Por medio de ella, es posible obtener datos demográficos y comportamentales de tus seguidores, que pueden ser útiles para descubrir los temas que más interesan a esos perfiles.

7. Lee los blogs extranjeros sobre el tema

A la hora de escribir, cuanto más referencias tengas, mejor. Por eso, sugerimos que, además de los competidores nacionales, busques blogs extranjeros, pues ellos pueden darte ideas de asuntos para abordar, incluso con datos mundiales.

De todos modos, hay que estar muy precavido en ese tema, porque los públicos a los que estos blogs se dirigen son muy diferentes, por lo que un asunto que atrae mucha atención en otro país puede no tener el mismo impacto aquí. Después de identificar posibles temas, será necesario rastrear el volumen de búsqueda de esa palabra clave en tu región de origen, así como lo explicamos en el primer tópico del texto.

Recordemos que el contenido debe ser 100% original, ya que el plagio es penalizado y puede ocasionar daños graves a tu credibilidad, ¿vale?

8. Renueva los contenidos obsoletos

Para tener buenos contenidos no siempre necesitarás escribir textos desde cero. También puedes revitalizar posts antiguos para añadir informaciones más relevantes y actuales. Esta es una buena manera de asegurar que tus materiales continúen generando valor, incluso años después de la publicación.

Pero el hecho de “reaprovechar” un contenido no significa que tendrás menos trabajo. En primer lugar necesitarás averiguar qué posts tuyos están atrayendo tráfico, pero todavía no están en las primeras posiciones de los rankings de búsqueda (ten en cuenta hasta la segunda página de resultados).

A continuación, haz una búsqueda sobre el tema para saber si ha pasado por algún cambio relevante desde que se publicó el post. También es interesante analizar los posts de la competencia con el fin de pensar en nuevos enfoques.

Por último viene la etapa de reescribir el texto. Como ya estás más acostumbrado al proceso de escritura, es posible que esa sea la parte más sencilla.

No te olvides de seguir los accesos después de la actualización para saber si los cambios trajeron retorno en tráfico.

9. Haz encuestas de opinión

¡La forma más simple de descubrir lo que la gente quiere es preguntando, y en el caso del blog, no es diferente!

Ponte en contacto con tus lectores por email y pregunta qué tipo de contenido les gustaría leer en tu página. Esto no sólo te ayudará a encontrar temas para blog, sino una forma de nutrir la relación con tu base.

Actualmente existen varias herramientas que permiten realizar encuestas de opinión gratuitamente, como los formularios de Google. Dicho de otra manera, tú no necesitarás gastar nada para conocer mejor a tu público, y a cambio de la participación de las personas en la encuesta puedes ofrecer un contenido más asertivo.

10. Crea un calendario editorial

La última técnica no es exactamente para encontrar nuevos temas, sino una manera de mantener organizada la producción de tu contenido.

El calendario editorial es un cronograma de todas las estrategias de marketing de tu negocio. En él puedes incluir publicaciones de redes sociales, posts para blog, envío masivo de newsletters y todos los contenidos que sean esenciales para divulgar tu marca.

Con un calendario predefinido tienes una visión macro de tus estrategias, puedes organizar mejor tu tiempo de acuerdo a cada demanda y tienes más tranquilidad para medir los resultados.

Cómo crear un calendario editorial en solo 3 pasos

1. Establece tu objetivo

Son múltiples los objetivos a ser alcanzados con un blog, por ejemplo convertirse en una autoridad en un tema, aumentar el tráfico de tu página, incrementar la conversión de los textos, etc.

2. Define la mejor herramienta

Después de elegir tu objetivo debes definir la mejor herramienta para crear y administrar el calendario editorial. Algunas opciones son: Google Calendar, Asana y Trello. Para no confundirte con los plazos es importante que agrupes las tareas de acuerdo con los canales: blog, redes sociales o email marketing, y los clasifiques por orden de importancia.

De esta forma puedes saber qué posts son prioritarios y cuáles pueden ser agendados para otra fecha. Pero te recordamos que el calendario es sólo un documento para orientar tu producción de contenido, por lo que no te preocupes si tienes que editarlo para adecuarlo a las demandas de tu audiencia.

3. Determina la frecuencia

El último paso es definir la frecuencia ideal para la publicación de los posts. Este cálculo debe tener en cuenta la importancia de la demanda y la cantidad de tareas que consigues llevar a cabo.

En suma: sea cual sea la técnica elegida, lo más importante es poner los intereses de tu audiencia en primer lugar y crear un contenido original. Ahora que ya sabes cómo definir un objetivo y elegir temas para blog, echa un vistazo a nuestro post con ideas para ganar dinero con un blog.

¡Hasta la próxima!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.