Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Aprende a crear una tienda virtual en 9 pasos

Aprende a crear una tienda virtual en 9 pasos

¡Entiende todo lo que debes analizar para hacer tu negocio realidad!

Crear una tienda virtual es una tarea compleja que hay que estructurar para reducir al máximo la posibilidad de perderse en el camino, por lo que te mostramos ahora su “ecosistema” y te proponemos un paso a paso que te ayudará a minimizar impactos y maximizar los resultados.

El sueño de tener el propio negocio es antiguo y común a muchas personas, y más recientemente están siendo los e-commerce los que están convirtiéndose en objeto de deseo para quien quiere emprender. Mientras tanto, entender cómo montar una tienda virtual puede ser una tarea no tan simple como muchos pueden pensar.

Eso porque, además de tener que atender a todas las cuestiones relativas a la apertura, gestión, finanzas, etc. de un negocio físico, una tienda virtual también requiere una serie de cuidados técnicos propios.

Es necesario pensar en la infraestructura, gestión y estrategia de marketing adecuada al ambiente virtual.

Pero recuerda que eso no significa que no sea ventajoso abrir un e-commerce, solo que existen unas formas más acertadas que otras para hacerlo.

Por lo tanto, en este artículo te traemos una guía completa sobre cómo montar una tienda virtual. ¡Compruébalo a continuación!

Tienda virtual: debes saber si realmente vale la pena

Tiempo atrás era muy común que un emprendedor o comerciante estableciera una empresa en un punto de venta y permaneciera allí. Esa era la regla, independientemente del producto o servicio ofrecido. Las personas sabían qué comprar y dónde encontrarlo.

Sin embargo, las cosas han cambiado mucho. Hoy, con solo hacer una búsqueda rápida en Google se puede encontrar una infinidad de tiendas donde podremos encontrar nuestro producto deseado.

De hecho, el crecimiento del comercio electrónico ha ocurrido de manera infinitamente más rápida que el del tradicional.

Aunque todavía haya personas que prefieren el contacto personal con los vendedores, la comodidad, practicidad y atención cada vez más personalizada del ambiente virtual ha conquistado a muchos consumidores.

tienda virtual. Mujer recibiendo un paquete de compra en casa

Pero, ¿qué representa este crecimiento para alguien que desea montar un negocio digital? Enumeramos aquí los principales puntos a los que debes prestar atención antes de saber cómo montar una tienda virtual. ¡Mira!

1. Diferencia de costos

No siempre abrir una tienda virtual es tan barato como se piensa. Si por un lado se economiza, por ejemplo, con el espacio físico, por otro se necesita invertir en infraestructura digital, en elementos como hospedaje de sitios web o dominios.

De esta forma, una inversión baja en recursos físicos puede tener su contrapartida en la necesidad de contratar a profesionales más cualificados, tales como especialistas en tecnología de la información, marketing o logística.

2. Diversidad de productos

Un punto muy positivo para las tiendas virtuales es la variedad de productos que se puede ofrecer en ellas. Estos productos no deben necesariamente estar en tu stock, desde que utilices una buena cadena de suministros.

Esta oferta también puede depender del tipo de producto. Es mucho más fácil poner a disposición del público una gran variedad de televisores, smartphones y otros productos electrónicos que algo que necesite más personalización.

Aun así, en los últimos años ha crecido mucho la cantidad de gente que compra ropa, zapatos y otros artículos que hasta hace poco se pensaba que fueran de difícil adhesión.

Ha favorecido la transformación de este escenario la mejoría de los sistemas de intercambio de mercaderías, así como las nuevas tecnologías de inteligencia artificial que, por ejemplo, pueden ofrecer ofertas personalizadas en función de los artículos seleccionados previamente por el internauta.

3. Amplitud de alcance de clientes

En tesis, casi todo lo que está en Internet puede ser adquirido por cualquiera en cualquier lugar del mundo, siendo que muchas tiendas virtuales y marketplaces consiguen altos niveles de facturación con las ventas internacionales, al contrario de las tiendecitas de barrio, que tienen siempre un público muy limitado.

Sin embargo, en algunos casos el valor del flete puede inviabilizar la venta para distancias largas. Por ello el e-commerce es ventajoso si se pueden superar, más que las barreras físicas, las logísticas.

También es importante desarrollar estrategias adecuadas para atraer a un público cualificado y realmente interesado en comprar tus productos. Y aquí es donde entra el marketing digital, con anuncios y otros recursos dirigidos a la conversión en ventas.

4. Horario de atención

Esta es una de las ventajas más evidentes de una tienda virtual, tanto para los clientes como para los comerciantes. Un e-commerce funciona 24 horas por día, 7 días por semana. Eso quiere decir que el cliente no necesita más someterse al horario de funcionamiento del comercio convencional, comprando cuando y donde le sea más conveniente.

Es importante recordar que existe la restricción del backoffice, pues la facturación, la entrega y otras rutinas que necesitan de trabajo humano todavía están sujetas a los horarios de los trabajadores.

Pero el cliente no necesita limitarse a comprar en esos horarios, realiza los pedidos cuando quiere. Así, no pierdes una venta por falta de horarios de atención.

5. Accesibilidad al ambiente virtual

El crecimiento del e-commerce se debe en gran parte a la popularización de Internet y a la creación de servicios de banda ancha. Es decir, que con la facilidad de acceso de la gente a la web, se tornó no solo viable sino también muy interesante invertir en tiendas virtuales.

De esta forma, si en una tienda física debe existir la preocupación por la accesibilidad, de proporcionar un fácil acceso a todos, de ofrecer un ambiente agradable y con una buena disposición de los productos, a la hora de crear una tienda online esto también debe considerarse.

Así, en un e-commerce debe pensarse siempre en medios de favorecer la compra, destacando los productos frente a los públicos interesados y cuidando todos los aspectos técnicos necesarios para garantizarles la comodidad y el acceso a los clientes.

6. Precios y formas de pago

En este aspecto, el e-commerce se destaca por la posibilidad de poner a disposición del público varias formas de pago, como tarjetas de crédito y débito o solicitudes de pago, entre otras.

Los precios también pueden ser más competitivos si se cortan algunos costos. Aquí hace mucha diferencia invertir en tecnologías, tanto en gateways de pago como en herramientas que optimicen el proceso de compra.

Sin embargo, muchos clientes todavía se quejan de la dificultad de negociar condiciones especiales de acuerdo con las necesidades de cada uno. Por ello, una tienda virtual puede crear estrategias como ofrecer planes de descuentos o de fidelidad, que aumentan la satisfacción de los clientes.

tianda virtual. Gif con un hombre comprando online

Cómo montar una tienda virtual: 9 pasos para lograrlo

¿No sabes cómo montar una tienda online? A continuación, detallamos 9 pasos para que abras tu e-commerce. Los pasos no están necesariamente en orden, pues muchos pueden y deben hacerse simultáneamente. ¡Compruébalo!

1. Haz una planificación estratégica

De la misma forma como ocurre en las tiendas físicas, es fundamental realizar una planificación estratégica para orientar todos los procesos y acciones a ser implementados en la organización.

La principal diferencia en el caso de las tiendas virtuales es que estas suelen estar más abiertas a cambios, teniendo en cuenta las transformaciones más rápidas que ocurren en el medio digital.

Después de todo, una característica marcada del e-commerce es tener un mercado fluido. La competencia crece cada día, surgiendo nuevas tiendas, y también las tendencias de comportamiento del público pueden cambiar.

Por lo tanto, para que tengas éxito con tu tienda necesitas saber cómo hacer el seguimiento de la competencia y del público, además de adaptarla a cualquier transformación que pueda ocurrir.

Para eso es fundamental tener una planificación bien trazada de acuerdo con tu tipo de negocio, público objetivo y objetivos, para alcanzar estos últimos de forma eficiente.

2. Realiza los controles financieros

Otro punto importante a la hora de crear una tienda virtual es no descuidar la planificación financiera. Aunque tengas un buen dinero para invertir es necesario que sepas usar todos los recursos de la mejor forma. De lo contrario, la inversión puede ser perdida.

En ese momento hace mucha diferencia realizar una buena gestión financiera y con los controles adecuados, que ayudarán a entender la situación real de la organización. Será necesario conocer todas las entradas y salidas, los balances y los flujos de caja, entre otras informaciones.

3. Define un nicho de mercado

Como ya mencionamos, la competición entre las tiendas online puede ser muy grande. Es difícil mantener la competitividad sin una buena infraestructura, sin inversiones en inventarios, logística y marketing. Por eso mismo, los pequeños e-commerces suelen sufrir al comienzo.

En el caso de los pequeños negocios online, la mejor forma de manejar esta situación es invertir en la segmentación. Al encontrar un nicho de mercado, escoge un público objetivo bien específico y preferiblemente aún poco explorado.

Esto se debe hacer con base en las características de quien podría interesarse por determinado producto. Personas de qué sexo, edad, localización o situación financiera, entre otras características.

Por ejemplo, ¿cuál sería el perfil de alguien que busca equipos de montañismo? La verdad es que existe una infinidad de cosas para vender online, basta encontrar el cliente acertado.

4. Cuida la relación con el cliente

No solo después de adquirir una base sólida de clientes es que debes oírlos. Al contrario: desde el primer momento en que empiezas a planificar el negocio es necesario dialogar hasta con los potenciales clientes.

Por eso, haz una investigación de mercado ni bien hayas escogido cuál será tu nicho y modelo de empresa.

Luego, de ahí en adelante, será siempre necesario mantener una buena relación para construir la credibilidad de tu organización. Puedes entender cuáles son los problemas y puntos de mejora o crecimiento directamente a partir de los usuarios de tu servicio o producto.

Eso se puede hacer por medio de canales eficientes de comunicación, tales como email, chat, Skype o teléfono, entre otros, además de formar un equipo bien entrenado para atender a los clientes.

Obviamente, de nada vale oír sin responder a los problemas y ofrecer soluciones de la mejor forma posible, dando siempre un retorno.

5. Monitorea resultados y metas

En cualquier negocio se necesita tener metas muy específicas y lograr monitorear todos los resultados. Entretanto, administrar una tienda virtual significa que el plazo para alcanzarlas suele ser mucho menor. Después de todo, se trata de un mercado mucho más fluido y sujeto a fluctuaciones.

Y eso no debe ser visto como algo negativo. Las transformaciones del mercado son desafiadoras, lo que hace necesario monitorear todos los resultados de cerca, pero afortunadamente existen varias herramientas que facilitan este proceso, con indicadores basados en datos realistas.

6. Diseña tu estrategia de marketing digital

No entraremos en la discusión de decir cuáles son las estrategias de marketing más eficientes para impulsar una tienda online. Pero, es importante destacar que estas son fundamentales para la divulgación del negocio y para poder alcanzar así a los clientes que verdaderamente estén interesados en adquirir tus productos o servicios.

El marketing digital procura, exactamente, atraer y retener públicos potenciales de acuerdo con el comportamiento y las preferencias de cada cliente.

Así, estos pueden ser impactados de modo cualificado, lo que es algo importante tanto para las tiendas virtuales, que logran definir estrategias más efectivas, como para los clientes, que encuentran lo que realmente desean.

7. Desarrolla una buena relación con los proveedores

Es siempre bueno rodearse de aliados de negocios que ofrezcan excelentes productos y servicios y sean comprometidos con la entrega. Pero esto es aún más verdadero cuando hablamos de un e-commerce.

A fin de cuentas, si necesitas aumentar la entrega o reponer rápidamente tu stock, los proveedores han de ser capaces de atender bien esa demanda.

Comparado con otras de tus preocupaciones, seguro que este detalle podrá parecerte pequeño, sin embargo, tus alianzas comerciales pueden ser decisivas para tu crecimiento a largo plazo.

8. Invierte en tecnología

Diversas herramientas tecnológicas pueden ser tus aliadas a la hora de montar una tienda virtual. Son muy importantes para captar y transformar datos en insights, que ayudan a tomar decisiones.

Además, sirven para automatizar diversos procesos en la gestión, como los controles financieros. La propia interfaz con los clientes puede ser simplificada por medio de sistemas inteligentes que te ayuden a poner tu producto digital a disposición del cliente o en el proceso de pago, por ejemplo.

9. Control de stock

Muchas organizaciones cierran por falta de abastecimiento. Por ello, ¡jamás descuides la gestión de tu stock!

Si un cliente te hace un pedido que no se concreta porque no tienes existencias del producto, puedes perderlo, perjudicándose además tu reputación.

De la misma forma, el control de stock es necesario para verificar las fechas de caducidad de los productos, el tiempo gastado con los pedidos a proveedores o las condiciones de almacenaje, entre otras cuestiones. Todo esto debe ser cuidadosamente monitoreado.

Cómo puede ayudarte la tecnología: 9 herramientas para e-commerce que necesitas conocer

Si estás pensando en cómo montar una tienda virtual no necesitas hacerlo solo. Hay varias herramientas que facilitan bastante el trabajo. Descubre algunas de ellas:

1. Google G suite

Se trata, no de una, sino de varias herramientas de Google con soluciones adaptadas a los negocios. Así, puedes usar su email, sus hojas de cálculo, funcionalidades específicas como Analytics y Adwords, etc.

2. MailChimp

Es una de las herramientas de disparo de emails más usada en las organizaciones. Con ella se puede enviar email marketing de forma segmentada y programada. También se pueden crear newsletters con layouts personalizados.

3. JivoChat

Consiste en una plataforma de chat que puede usarse tanto para interactuar con los clientes como para cerrar ventas más rápidamente. Es compatible con la mayoría de los servicios de e-commerce, y puede integrarse a aplicaciones y a tu página de Facebook.

4. Instapage

Es un auxilio para la producción de landing pages. Si todavía no sabes qué son estas, vale la pena echarle un vistazo a nuestro artículo sobre landing page. ¡Ya te adelantamos que es un excelente recurso para optimizar la conversión en ventas!

5. OptinMonster

Es una herramienta para crear pop ups, esas ventanas que se abren con promociones y avisos en las páginas.

6. JungleScout

Es un servicio que ayuda a verificar cuáles productos tienen mejor desempeño con relación a las ventas. Así, con él se pueden comparar los resultados y optimizar las campañas.

7. SEMRush

Puedes usar el SEMRush para ayudarte a analizar datos sobre tu sitio web y los de tus competidores, principalmente con relación al posicionamiento en los navegadores.

A pesar de ser más usado en blogs y páginas de contenido, también es una herramienta interesante para orientarte sobre cómo mejorar el ranking de tus productos por medio de la aplicación de SEO para e-commerce.

8. CrateJoy

Se trata de un sistema para incluir recursos técnicos en las plataformas digitales de forma automática, tales como inventarios, carritos de compras, suscripciones para productos digitales, etc.

9. TradeGecko

Finalmente, te presentamos esta herramienta que ayuda a controlar todas aquellas acciones que no son visualizadas por el usuario. Sincroniza pedidos, origina informes y administra el inventario, entre otras actividades.

Emprendimiento digital: otras opciones además de las tiendas virtuales

Montar una tienda digital no es la única, ni siempre, la mejor opción para quien desea vender en Internet. A fin de cuentas, uno tiene que lidiar con el stock, los proveedores y con toda una serie de cuestiones burocráticas que no siempre valen la pena.

Afortunadamente existen otras opciones disponibles de acuerdo con tu tipo de producto, servicio y modelo de negocio. Todo va a depender de tus posibilidades de inversión y compromiso. ¡Observa!

Modelo de marketplace

Una manera de comenzar a vender en Internet sin necesariamente crear una tienda online es colocar tus productos en un marketplace. Algunos de ellos ya son muy famosos, como es el caso de Amazon. En realidad, casi todos los grandes minoristas hoy actúan con ese modelo, valga el ejemplo también de otros actores globales como Walmart o Ikea.

Para quien está comenzando puede ser una idea interesante, teniendo en vista que no es necesario montar la infraestructura de una tienda, pues se usa la del marketplace.

Se paga solo una tasa por producto vendido sin necesidad de contratar mucha mano de obra o invertir en logística.

Otra gran ventaja de estas organizaciones es que ya tienen el reconocimiento del público, quien muchas veces ya busca los productos directamente en sus sitios web.

Tienda virtual alquilada

Este modelo de e-commerce puede ser una opción para quien ya tiene más experiencia e incluso una buena base de clientes pero no quiere o puede invertir en una tienda online propia.

Permite un cierto grado de personalización, como por ejemplo las opciones de incluir un logotipo, elegir temas de pantalla o registrar productos, pero siempre sin alterar la infraestructura de la web.

Para este tipo de tienda la inversión es mucho más baja y la organización administradora de la página se encarga de su mantenimiento.

Ser un Productor Digital

Los productos digitales se desarrollan y distribuyen online, en formato digital. Son las aplicaciones, e-books, vídeos, y otros.

Ya son una realidad hace algún tiempo, pero comenzaron a ser vistos como productos solo recientemente. Un buen ejemplo son los cursos online en plataformas específicas.

Una gran ventaja de este tipo de producto es que solo tiene un costo de desarrollo. Suelen tener un gran alcance en el mercado y son escalables. Es decir, que su rentabilidad es cada vez mayor a medida que se van conquistando más clientes, quienes se beneficiarán a causa de varios factores como, por ejemplo, su accesibilidad.

Ten calma al montar una tienda online

El medio digital es muy amplio y podemos decir que hay espacio para todo el mundo, desde las tiendas muy pequeñas hasta los grandes comercios, y por ello el mercado crece continuamente, con diversos modelos diferentes de e-commerce y excelentes oportunidades de negocios.

Pero para acertar es fundamental pensar bien, analizar a la competencia, comparar datos y tomar decisiones con base en informaciones consistentes. Es mejor no aventurarse sin tener metas y objetivos bien definidos.

Así, investiga intensamente para entender cómo montar una tienda virtual. Conversa con otros comerciantes y personas del área, con Productores Digitales y Asociados. Haz una investigación con tus clientes en potencial y no tengas miedo de buscar todo tipo de ayuda posible. Existen diversas empresas especializadas en este servicio.

¿Te gustó saber cómo crear una tienda online? ¿También te interesaste en ser un Productor Digital? Entonces, descubre 66 ideas de nichos de mercado para crear productos digitales. En este ebook vas a poder aprender cosas desde cómo utilizar tus habilidades hasta cuáles son los mercados más prometedores para actuar.

 

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.