Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar Hotmart Start

¡Hotmart ha llegado a México y queremos encontrarnos contigo en un momento increíble!

México ¡Me interesa!

Los 12 tipos de entrenamiento más eficientes para las empresas

Los 12 tipos de entrenamiento más eficientes para las empresas

Conoce las modalidades que traen más resultados en productividad.

Entrenar a las personas que trabajan contigo es la manera más segura de capacitar a los equipos, reducir costos, aumentar las ventas y optimizar los procesos dentro de una organización.

En el texto de hoy vamos a compartir los 12 tipos de entrenamiento más eficientes para aumentar la productividad de tu equipo y mantenerlo motivado.

¡Descubre las diferentes opciones que existen para que sepas cuál de ellas se aplica mejor a tu ambiente de trabajo!

Tipos de entrenamiento

No se puede decir que existe un modelo de entrenamiento mejor que el otro, todo va a variar según tu objetivo y el perfil de los empleados.

Conoce algunas opciones.

1. Gamificación

Prácticamente todo el mundo se siente estimulado por algún tipo de juego, sea por la competitividad, por la voluntad de perfeccionarse o simplemente por diversión.

El entrenamiento en formato de game utiliza dinámicas de juegos en otros contextos para incentivar el compromiso, el aprendizaje y la interacción entre las personas del equipo.

Las empresas que apuestan en ese método reconocen la importancia de transformar el aprendizaje en algo dinámico, creativo, que despierte la curiosidad y el interés de los empleados.

Otro punto positivo de este tipo de entrenamiento es la posibilidad de ofrecerles recompensas a los empleados, lo que puede servir como motivación y aumentar las posibilidades de adhesión.

2. Entrenamiento online

Muchas empresas han dado preferencia a los entrenamientos online debido a la practicidad que ofrecen tanto para quienes la aplican, como para los estudiantes.

Por ser suministrados en un ambiente virtual, los empleados pueden acceder al contenido desde donde estén y en cualquier momento.

Siendo así, la institución no necesita reservar un espacio físico donde quepan todos los participantes, ni preocuparse de conciliar las agendas de todo el mundo.

La empresa tiene la opción de elaborar las capacitaciones online según la demanda, ponerlas a disposición en la plataforma elegida y disponer el acceso a los empleados, que serán los responsables de organizarse para completarlas dentro del plazo.

Esta flexibilidad de horarios aumenta el alcance del entrenamiento y facilita la participación de los empleados, que no necesitan desplazarse y pueden encajar el momento educativo en sus rutinas.

3. Programas de orientación

El programa de orientación o de mentor se basa en la elección de uno o más mentores dentro de la propia organización para que compartan lo que saben con los participantes.

Una de las mayores ventajas de este formato es la posibilidad de transmitir conocimiento tácito, o sea, aquel conocimiento adquirido en la práctica, durante la experiencia en la función, y que no puede ser formalizado en documentos.

El contacto directo entre mentor y alumno también permite un diálogo más cercano sobre los retos que se enfrentan en el día a día, el relato de casos y resolución de dudas en tiempo real, que tal vez pasan desapercibidos en otros formatos.

4. Coaching empresarial

El proceso de coaching empresarial sirve para ayudar a los profesionales a trazar metas consistentes y desarrollar las habilidades y competencias necesarias para alcanzar tales metas.

El uso de las técnicas y herramientas de coaching garantiza la asertividad del proceso, que se centra en el reconocimiento de los potenciales, dificultades y cualidades de los profesionales y en la búsqueda del equilibrio entre ellos para alcanzar resultados mejores, en un proceso muy similar a la mentoría.

El proceso es beneficioso tanto para las empresas como para los participantes, pues aumenta la confianza de los trabajadores y líderes, optimiza el desempeño de los equipos y garantiza la alineación de los empleados con los objetivos estratégicos de la organización.

5. Grupos de estudio o grupos focales

Los grupos de estudio son formados por los miembros de la empresa que están involucrados en determinado proyecto, área o asunto.

Pueden ser creados puntualmente para la resolución de un problema específico, o ser constantes para posibilitar el intercambio de informaciones y discusión de temas relevantes para la organización.

Este tipo de entrenamiento facilita la conversación entre los empleados, fomenta el trabajo en equipo y permite la creación conjunta de nuevas estrategias para ser aplicadas en la rutina de trabajo.

6. Desarrollo de prototipos

Si tu empresa está pasando o pasa por algún cambio significativo, una buena manera de entrenar a las personas y asegurarte de que tienen las habilidades necesarias para manejar las nuevas funciones es el desarrollo de prototipos, también conocido como MVP.

Al crear proyectos pilotos es posible simular el funcionamiento de un nuevo producto, servicio o rutina, lo que hace que los empleados tengan una experiencia rica y completa.

Así, es más fácil asegurar que las dudas serán solucionadas antes de la implementación del proyecto real y que los profesionales estarán preparados para poner en práctica todo lo que aprendieron con los feedbacks.

7. Entrenamientos interdisciplinarios

Muchas empresas tienen áreas distintas, con profesionales de variados ramos y que a menudo no se comunican en el día a día.

Para reducir esta distancia entre las áreas, lo ideal es apostar en un tipo de entrenamiento interdisciplinario.

La interacción entre los profesionales hará que conozcan otros puntos de vista, se den cuenta de las ramificaciones de su trabajo y piensen juntos en la mejor manera de lidiar con los desafíos enfrentados dentro de la organización.

8. Cursos de reciclaje

Una rutina intensa de trabajo puede hacer que algunos conocimientos se pierdan o pierdan su actualidad, principalmente aquellos más técnicos, teóricos y que involucran burocracias.

Implementar un curso de reciclaje dentro de tu empresa sirve para actualizar a los empleados proporcionando las herramientas necesarias para que revisen lo que ya saben y perfeccionan sus habilidades.

Los cursos de reciclaje pueden ser elaborados para recordar prácticas y asuntos importantes y calificar a los profesionales de acuerdo con las mejores tendencias del mercado.

9. Workshops

La realización de talleres o conferencias es una práctica común que la mayoría de las empresas ya ejecutan desde hace algunos años.

Normalmente, son capacitaciones breves y con un enfoque específico, impartidas por personas con conocimiento profundo en un asunto.

Es común que las empresas preparen este tipo de entrenamiento en ocasiones especiales o para lidiar con temáticas que involucren un número mayor de empleados.

Los talleres también pueden ser presenciales u online, contar con certificación para los participantes y servir como un excelente espacio de crecimiento personal y profesional.

10. Entrenamientos en asociación con instituciones educativas

El creciente reconocimiento de los entrenamientos empresariales ha hecho que muchas organizaciones busquen el apoyo de instituciones de enseñanza para ofrecer sus capacitaciones internas.

En este caso, se crean cursos estratégicos, pensados específicamente para los empleados o gerentes de una determinada empresa.

El objetivo es ofrecer la formación necesaria para la realización del trabajo usando los recursos de una herramienta educativa ya consolidada y experimentada.

Aquí se pueden elaborar cursos de idiomas extranjeros, de gestión o para operar máquinas o programas, por ejemplo.

Con el apoyo de instituciones de enseñanza, es más fácil construir una estructura adecuada para el aprendizaje y el desarrollo de las competencias deseadas.

11. Gestión del conocimiento

Principalmente en los días de hoy, cuando vivimos una época de creación e intercambio de datos tan significativa, es fundamental saber cómo gestionar todo el conocimiento que circula dentro de una empresa.

Sin embargo, no es fácil saber todo lo que la gente efectivamente sabe si no existe el hábito de registrar, controlar, analizar y compartir información.

Por lo tanto, muchas organizaciones han invertido en la creación de un sistema de gestión de conocimiento. Esta práctica pretende organizar el uso de todo el conocimiento de la empresa para mejorar los resultados y adquirir una ventaja competitiva.

Para ello, es necesario invertir en la creación de espacios para diálogos entre las personas, como reuniones periódicas con empleados de diferentes áreas que puedan transferir y sumar conocimientos.

Otra posibilidad es la construcción de ambientes y herramientas que incentiven a las personas a compartir lo que saben, puede ser a través de las redes sociales, paneles y eventos internos, por ejemplo.

Lo importante es que la empresa permita e incentive que los colaboradores intercambien conocimientos dentro del ambiente de trabajo, lo que puede suceder, incluso, en momentos de interacción, durante una merienda o una conversación en el pasillo.

12. Intercambio de papeles

El intercambio de papeles consiste en hacer que los empleados aprendan y ejerzan otras funciones por un período determinado.

Esta práctica le permite a las personas comprender cómo funcionan todas las etapas del trabajo e identificar los impactos de sus acciones en el producto o resultado final.

Además, este es uno de los tipos de entrenamiento que incentiva el trabajo en equipo dentro de la empresa y el intercambio de conocimientos y experiencias entre los trabajadores.

Ha llegado el momento de entrenar a tu equipo

En este texto has visto varios tipos de entrenamiento listos para ser aplicados en tu empresa y tener un equipo capacitado y motivado para traer los mejores resultados.

Con el crecimiento del mercado de la educación a distancia, muchos emprendedores han dado preferencia al entrenamiento online, por ser una opción práctica, económica y flexible, que puede adaptarse a las necesidades de tu negocio.

¿Tienes interés en el asunto, pero todavía no sabes por dónde empezar? ¡No te pierdas nuestro post con todo lo que necesitas saber para implementar entrenamientos online en tu empresa!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.