Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Cerrar Minicurso Hotmart

Você é professor?

Já tem conteúdo para ensinar?

Comece 2019 com o pé direito e sendo dono de seu próprio negócio.

Aprenda a criar seu curso online de forma gratuita.

QUERO ACESSAR O MINICURSO
Cerrar ¿Cómo crear el ebook perfecto para venderlo en Internet?

¿Cómo crear el ebook perfecto para venderlo en Internet?

Aprende a transformar tu conocimiento en un ebook con nuestra guía gratis.

¡DESCARGA EL MATERIAL!

¿Vale la pena tener un trabajo extra?

¿Vale la pena tener un trabajo extra?

Echa un vistazo a las ventajas y desventajas de diversificar tus fuentes de renta.

¿Has notado ya cómo cada vez más personas vienen buscando un trabajo extra para complementar sus ingresos?

Las razones para ello son las más variadas:

  • Para resolver problemas inmediatos, como un accidente o la compra de algo urgente;
  • Aumentar los ingresos familiares y, consecuentemente, la calidad de vida de quienes dependen de esa renta;
  • Hacer un viaje;
  • Ahorrar dinero por un período de tiempo para una acción específica, como un curso universitario o una fiesta de bodas.

Independientemente de cuál sea tu razón, hay algunas informaciones importantes que deben darse para que tengas seguridad de que tener un trabajo extra puede ayudarte a cumplir tus metas y objetivos.

Ahora, una pregunta: ¿estás pensando en diversificar tu fuente de ingresos, pero no sabes sus pros y contras?

A continuación exponemos las 5 principales ventajas y desventajas de tener un trabajo extra:

Índice
VENTAJAS: 1. Tener 1 renta extra para el ocio 2. Ahorrar dinero 3. Hacer el viaje de tus sueños 4. Invertir en un curso de capacitación 5. Trabajar haciendo lo que te gusta DESVENTAJAS: 1. Aumento del cansancio físico y mental 2. Falta de tiempo libre 3. Falta de enfoque 4. Falta de tiempo para estudiar 5. Dificultad de ahorrar dinero

¿Qué es un trabajo extra?

El trabajo extra significa tener un empleo fijo oficial y, además, después del horario de trabajo, o en tu tiempo libre (como fines de semana), te dedicas a otras actividades que también pueden generar ingresos.

A diferencia de lo que algunas personas piensan, el trabajo extra no necesita ser algo completamente diferente de lo que acostumbras hacer.

Por supuesto que puedes elegir formalizar tu hobby y ganar dinero con él, pero estas tareas también pueden suceder en otro trabajo convencional.

Por ejemplo:

Puedes tener dos empleos de carga horaria de 6 horas. O puedes también utilizar tu tiempo libre para armonizar las actividades freelancer y garantizar un dinero extra al final del mes.

Si tu hobby es la fotografía, puedes mantener tu empleo convencional, de lunes a viernes y, los fines de semana, actuar como fotógrafo en fiestas de bodas.

Si trabajas en una oficina, pero te gusta escribir, puedes convertir este hobby en una actividad rentable escribiendo a terceros, haciendo posts patrocinados para empresas y marcas y mostrando anuncios por Google AdSense.

Sin contar con profesiones como influencer digital y Afiliados, que son ejemplos de actividades que puedes realizar desde cualquier lugar en el que estés y que no demanda necesariamente una exclusividad en la actividad (a pesar de que si te dedicas solo a eso, tendrás un resultado mejor).

Estas son solo algunas opciones que puedes conciliar con tu rutina de trabajo.

¿Por qué tener un trabajo extra?

Para entender el fenómeno que conlleva la elección de tener un trabajo extra necesitamos conocer el concepto de economía colaborativa.

Ella se enfoca en la percepción de que debemos ser menos consumistas y dar preferencia a los productos y servicios centrados en relaciones humanas.

Un indicio de que esta es la nueva tendencia del momento es el aumento del número de plataformas que facilitan el intercambio y las alianzas de servicios y productos.

Ejemplos de lo dicho anteriormente son los casos de Uber y Airbnb, aplicaciones de transporte y casas compartidas, respectivamente.

Estos negocios conectan a los consumidores que quieren tener transporte y alojamiento más baratos a las personas comunes que están ofreciendo estos servicios.

Ante este nuevo escenario, surgen nuevas oportunidades de negocio y nuevos modelos de relación entre clientes y profesionales que quieren compartir su conocimiento y sus experiencias a través de la prestación de servicios.

¿Cuáles son las posibilidades si quieres tener un trabajo extra?

Como dijimos anteriormente, las posibilidades de trabajo para generar ingresos extra pueden surgir de algún conocimiento de algún hobby que ya posees.

Pero también es posible identificar oportunidades en tu día a día y actuar para atender demandas que antes eran descuidadas.

Vamos a ver algunos ejemplos:

1. Alquilar una habitación en tu casa

Si tienes una habitación vacante, puedes alquilársela a las personas que están queriendo conocer la ciudad en la que vives, ofreciendo una experiencia más personal de alojamiento.

Puedes hacer esto a través de plataformas como Airbnb o promocionando esta información en grupos de Facebook para los viajeros.

Pero ten cuidado cuando vayas a alquilar la habitación por tu cuenta, ya que no tendrás un servicio para intermediar tu relación con el consumidor.

Por lo tanto, debes cuidar de buscar posibles referencias sobre el interesado, hablar por Skype, solicitar copia de documentos o un anticipo del 50 % del valor del pago.

2. Vender productos digitales

Si ya tienes un amplio conocimiento sobre algún tema, puedes ayudar a otras personas creando un producto digital, por ejemplo un curso online o ebook, y venderlo en Internet. Esta es una buena alternativa para generar ingresos recurrentes, ya que ganas dinero mientras el producto está disponible y atraes a nuevos compradores.

Otra ventaja de este servicio es que, para ponerlo a disposición, no necesitas haber hecho un curso técnico o carrera formal, ya que puedes explorar múltiples nichos y, aún más, logras producir materiales de calidad gastando poco.

(Aprovecha y lee nuestra guía completa con el vídeo que te enseña cómo crear cursos online).

3. Crear un blog profesional

Si tienes interés y conocimiento sobre un tema, puedes crear un blog propio para compartir tu experiencia.

Además de poder monetizarlo con anuncios, también puedes asociarte con alguna empresa que venda productos relacionados con tu nicho y anunciar estos productos específicos cobrando un porcentaje por cada venta realizada, por ejemplo.

Otra sugerencia importante para quien quiere trabajar con blog es invertir en marketing de contenidos y en técnicas de SEO, pues eso aumentará el tráfico de su página y, consecuentemente, las oportunidades de nuevos negocios.

4. Prestar pequeños servicios

Como ya lo hemos mencionado antes, si ya tienes un hobby, puede ser fotografía, música o trabajos manuales como carpintería y costura, puede comercializar tus servicios a terceros. El primer paso es difundir la novedad a familiares y amigos, para que indiquen a los consumidores potenciales.

Si deseas hacer una promoción más profesional, puedes invertir en redes sociales como Facebook e Instagram para anunciar tus servicios. Pero recuerda elegir los canales de promoción de acuerdo con el público que deseas alcanzar.

La comercialización de servicios es una gran oportunidad para las madres emprendedoras, ya que pueden utilizar Internet para conectarse con sus clientes y atenderlos a la demanda, de acuerdo con su disponibilidad de tiempo.

Ventajas de tener un trabajo extra

Ahora ya tienes una idea de qué servicios puedes ofrecer para ganar un dinero extra, vamos a las ventajas y desventajas de tener uno.

1. Tener 1 renta extra para el ocio

Puedes utilizar el dinero extra que ganes con el segundo empleo para actividades de ocio, dejando tu salario principal para costear los gastos fijos del mes, gastos imprescindibles o eventuales emergencias.

2. Ahorrar dinero

Como el dinero que está entrando es complementario al que ya posees, serás capaz de hacer el tan soñado ahorro o buscar otras inversiones.

3. Hacer el viaje de tus sueños

La mayoría de la gente tiene el sueño de conocer el mundo y, con un trabajo extra, eso es posible.

¿Quieres irte de mochilero por toda América Latina o Europa, o tu sueño es escalar las siete cumbres más altas del mundo?

El dinero de un segundo empleo posibilita esos logros personales, incluso aquellos que jamás imaginaste realizar teniendo apenas tu empleo fijo.

Incluso, en algunos casos, es posible trabajar viajando.

¿Imagínate conocer ciudades históricas y tener experiencias gastronómicas increíbles y, al mismo tiempo, ganar dinero extra?

Si tienes un blog o produces contenido para los medios sociales, por ejemplo, esto es perfectamente posible.

4. Invertir en un curso de capacitación

Otra ventaja de tener un trabajo extra es que puedes invertir el dinero haciendo un curso de capacitación para poder, por ejemplo, ganar una promoción en tu empleo fijo, aumentar tu lista de clientes o hasta fortalecer tu autoridad en un asunto de tu interés.

(Lee las 10 opciones de cursos online gratuitos de marketing digital que puedes empezar ya mismo.)

5. Trabajar haciendo lo que te gusta

Si tienes un hobby que te gusta mucho y crees que es un tipo de servicio que puede ser comercializado, el trabajo extra es una oportunidad de ganar dinero con algo que realmente te gusta.

Además de ofrecer tus servicios, tienes la posibilidad de crear un curso online con tus conocimientos.

De ese modo compartes lo que sabes de mejor y además logras ganar dinero.

(¿Quieres aprender a crear un curso online, pero no sabes cómo empezar? Conoce el Desafío 30 días de Hotmart, un curso totalmente gratuito que te enseña el paso a paso desde la planificación hasta la venta de tu producto digital).

trabajo extra - llamada para el desafío 30 días - haz clic aquí

Desventajas de tener un trabajo extra

Así como todo lo que existe, tener un trabajo extra no solo brinda ventajas.

Conoce las 5 principales desventajas que trae consigoel aumento de tu fuente de ingresos:

1. Aumento del cansancio físico y mental

Con un trabajo extra, puedes tener un desgaste físico y mental mucho mayor de lo normal.

Por supuesto, este puede ser un fenómeno apenas inicial y, con el paso de los meses, tu cuerpo puede acostumbrarse al nuevo ritmo y tendrás un desgaste más suave.

Lo importante es poner en la balanza lo que es más importante para ti: el dinero extra o el descanso.

2. Falta de tiempo libre

Con un segundo empleo, tendrás menos tiempo para salir con quien gustes.

Sin embargo, el tiempo disponible puede ser de más calidad que antes, ya que tendrás un dinero extra solo para aprovechar estos momentos.

Otra ventaja es que puedes ejercer este segundo trabajo en casa, lo que puede aumentar el tiempo que pasas con tu familia.

3. Falta de enfoque

Uno de los principales problemas que pueden ser generados por un eventual segundo empleo es la falta de enfoque.

Como estas actividades generalmente son diferentes, necesitas ejercer actividades distintas para alcanzar la excelencia en los dos puestos de trabajo.

Una buena sugerencia es crear una rutina diaria que objetive la productividad. Así te convertirás en una persona más centrada y disciplinada y podrás alcanzar mejores resultados.

Hay siete consejos básicos para que puedas transformar tu rutina y mejorar tu enfoque:

  1. Durante el trabajo, busca ambientes que ofrezcan menos distracciones;
  2. Intenta practicar meditación;
  3. Haz ejercicios físicos;
  4. Crea listas de tus tareas diarias y define prioridades;
  5. Ejercita tu memoria;
  6. Divide las tareas grandes en varias partes;
  7. Establece plazos realistas.

(Lee nuestro post con otros consejos para gestionar mejor tu tiempo.)

4. Falta de tiempo para estudiar

Si optas por el trabajo extra, seguramente vas a darte cuenta de la falta de tiempo para estudiar, a pesar de tener más dinero disponible para frecuentar cursos, conferencias y talleres a los que debes estar acostumbrado.

Sin embargo, es necesario volver a las opciones que son posibles a través de Internet, como cursos de educación a distancia, los famosos EAD, en los que puedes hacer los módulos de acuerdo a tu disponibilidad de tiempo.

5. Dificultad de ahorrar dinero

A menudo puedes sentirte frustrado por no lograr cumplir la meta de ahorrar el dinero del trabajo extra. Esto puede suceder porque este dinero acaba siendo usado para pagar las cuentas del día a día.

Sin embargo, es necesario perseverar, porque a través de una adecuada planificación es posible llegar a un equilibrio financiero.

Y tú, ¿tiene un trabajo extra?

Muchas personas están convencidas que es fundamental generar un dinero extra, en especial cuando los gastos son mayores que el salario fijo.

Sin embargo, son también muchos los que consideran que no se trata del escenario ideal, ya que puedes quedarte sin tiempo para realizar tus proyectos personales.

Entonces, si tienes un trabajo extra, ya sea puntual o frecuente, es esencial que te planees bien no solo para garantizar una vida financiera sana, sino también para que esta nueva actividad no perjudique tu rendimiento en tu trabajo principal.

¿Y tú? ¿Estás pensando en conseguir un trabajo extra, pero todavía no sabes cómo empezar? Lee más sobre cómo ganar dinero extra.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.