Trabajo home office: 7 tips para mejorar tu productividad en casa

Descubre los mejores consejos para aumentar la productividad en tu trabajo home office y dejar de lado la procrastinación.

Trabajo home office: 7 tips para mejorar tu productividad en casa

En los últimos años, los conceptos de “trabajo” y “casa” se han acercado cada vez más. El trabajo home office llegó para quedarse y, actualmente, es la principal forma de empleo para muchas personas que trabajan de forma independiente o no. 

Sin dudas, uno de los principales motivos es la situación mundial a causa del coronavirus, iniciada en 2020. Pero esta no es la única “culpable”. 

El trabajo en casa es un modelo ideal y necesario para muchos negocios y profesionales. Sin embargo, hay un desafío a superar: cómo mantener la productividad en el trabajo home office.

VÍDEO | Acciones que te ayudarán a ser más Productivo

Trabajar en casa es posible gracias al perfeccionamiento de la tecnología de comunicación. Con las redes sociales y plataformas de trabajo cada vez mejores, este modelo se fortalece continuamente. 

Pero, equilibrar las actividades profesionales con las domésticas no siempre es fácil. Hay que tener en cuenta varios factores como ruidos externos, la rutina de las demás personas que viven en la casa y las diversas distracciones que hay en cualquier hogar.

El trabajo home office tiene muchos beneficios, sin embargo, tener el rendimiento esperado no es tan sencillo. Por eso, en este post te hablamos sobre 7 tips para mantener la productividad en casa. ¡Descúbrelos!

Índice
1. Prepara un espacio para trabajar 2. Establece una rutina 3. Huye de las distracciones 4. Aprende a priorizar tareas 5. Usa la tecnología para no procrastinar 6. Comparte tu agenda con quienes viven contigo  7. Entiende cuándo es hora de parar Tip extra: toma una ducha y cambiáte

1. Prepara un espacio para trabajar

El primer consejo para aumentar la productividad en el trabajo home office es tener un lugar adecuado para trabajar.

Este espacio debe estar bien determinado: es donde trabajas y no donde descansas o duermes. Por eso, nada de trabajar en la cama o en el sofá.

Claro que hay excepciones, y si lo haces alguna vez por un motivo especial, no hay problema. Pero, debe ser un espacio que te permita concentrarte y tener un mínimo de comodidad para hacer tus tareas.

Lo ideal es que sea una habitación exclusiva o una parte de la casa en la que no haya mucho tránsito de otras personas. Debe ser cómodo y seguir, dentro de lo posible, las orientaciones sobre ergometría, iluminación y temperatura. Y también estar apto para hacer videoconferencias, cuando sea necesario.

Tenlo siempre bien organizado, con las principales herramientas de trabajo a tu alcance y limpio. Evita ocuparlo con otros ítems de la casa, principalmente los que compartes con las personas que viven contigo.

Si no cuentas con un ambiente exclusivo, piensa en un espacio de tu cuarto u otro lugar en que puedas estar a solas, sin distracciones.

2. Establece una rutina

Independientemente de si trabajas en tu casa o en una oficina, tu rutina debe estar bien definida.

Si eres independiente o tienes horarios flexibles, determina un horario para empezar y terminar de trabajar y conviértelo en un hábito. Puede que cada día tengas alguna actividad diferente y debas adaptarte un poco. Pero no dejes de planificarlo.  

Trabajar administrando tu propio tiempo te da más libertad, pero también mayores responsabilidades. 

Por lo tanto, usa el poder a tu favor para establecer tus horarios y prioridades, respetando siempre los plazos de tu cliente o de la empresa en la que trabajas. 

Organiza también un tiempo para las actividades domésticas y recreativas. Puede ser antes o después de la rutina de trabajo o cuando hagas una pausa entre una actividad y otra. 

3. Huye de las distracciones

Este es uno de los puntos más difíciles en el trabajo home office: en casa hay muchas más distracciones que en una oficina.

Trabajando fuera de la vista de tus colegas o de tu jefe, puede que uses más el celular o pares para ver un sitio web que no tiene nada que ver con lo que estás haciendo y pierdas la concentración

Por eso, empieza a trabajar silenciando las notificaciones del celular para no distraerte. Si es muy importante ver los mensajes, crea pequeñas pausas para hacerlo. 

Otro punto importante tiene que ver con algo que ya hemos dicho: el lugar de trabajo que elegiste en tu casa. Avísale a las demás personas que es necesario respetar tu ambiente y tiempo de trabajo. 

Ciertamente, si tienes hijos pequeños este límite puede ser un poco más difícil de establecer. Y en este caso, lo ideal es tener también rutinas claras para ellos y más pausas en tus actividades para que puedas atenderlos cuando lo necesiten.

4. Aprende a priorizar tareas

Muchas veces, quienes trabajan en home office tienen el tiempo a su favor. Pero, es imprescindible que respetes los plazos de tus tareas, independientemente de si las hayas definido tú u otra persona. 

Por eso, saber cuáles actividades debes hacer primero es esencial. Por más que puedas manejar tu tiempo, prioriza las tareas más urgentes o importantes, crea plazos, respétalos y comunícate con quien sea necesario siempre que tengas dudas o algún problema para cumplir con lo acordado. 

Un consejo importante: adelanta todas las tareas que puedas. Esto es importante porque previene incumplimientos por situaciones imprevistas. Si al final del día te sobra tiempo, puedes usarlo para explorar el ocio creativo o descansar.

Otra sugerencia es evitar ser multitareas y querer hacer más de lo que puedes. Recuerda que no eres una máquina y es mejor que te concentres en entregar un servicio de calidad ante todo.

5. Usa la tecnología para no procrastinar 

La tecnología está de tu lado. Sirve para entender cómo hacer un mejor trabajo en home office no solo ofreciendo medios de comunicación más prácticos, sino también herramientas para evitar procrastinar

Si clasificáramos los enemigos del trabajo home office, probablemente la procrastinación estaría en primer lugar. Se alimenta de las notificaciones indebidas del celular, una charla con la familia, una compra que llega a cualquier hora o hasta una siesta fuera de horario. 

Por eso, decimos que la tecnología puede ayudarte. ¿Cómo? Existen aplicaciones que silencian el celular de una forma más eficaz, te incitan a tener una rutina más productiva usando técnicas como la pomodoro, o te guían para priorizar tareas de la mejor manera.

Además, cuentas con otras herramientas online que te ayudan a recordar las tareas pendientes, reuniones y eventos importantes. Si las usas de forma inteligente, sin dudas tu trabajo en home office será mucho mejor.

6. Comparte tu agenda con quienes viven contigo 

Si por un lado en una oficina todas las personas están en sintonía con un propósito en común, en casa no es así.

Puede ser que vivas con tu familia o con amigos, pero, más allá de eso, todos deben saber que tu casa también es tu lugar de trabajo, y es importante que respeten los tiempos. 

La mejor manera de lograrlo es estableciendo reglas claras y compartiendo tu agenda. Si lo crees necesario, puedes avisar con anticipación cuáles son los horarios en los que necesitas más silencio, como durante una reunión. 

Haz hincapié en tus necesidades. Una acción simple que evita malentendidos es mantener cerrada la puerta del lugar donde trabajas. Pero, si no te gusta la idea de aislarte tanto y sabes esquivar posibles distracciones, puedes manejarlo un poco diferente. 

Esa conversación también será importante para establecer las actividades domésticas que se hacen en conjunto, como limpiar, cocinar o hacer las compras.

7. Entiende cuándo es hora de parar

Por último, pero no menos importante: ¡para! 

Es indispensable descansar a lo largo del día y, más aún, saber cuándo debes parar de trabajar y dedicarte a otras cosas o simplemente no hacer nada.

Respeta tu cuerpo y tu mente. Haz actividades físicas dentro de lo posible, como caminatas o ejercicios y clases online. 

Nada más importante que saber que, a partir de un cierto horario, apagarás la computadora, dejarás tu trabajo y no pensarás en eso por algunas horas. 

El ocio es un excelente medio para aumentar la productividad ya que permite descansar la mente que no trabaja bien cuando está muy cansada.

Ve a otros ambientes de la casa, conversa con las personas, pasa tiempo con tus hijos, usa tus redes sociales, lee un libro, riega las plantas o haz las cosas de la casa. 

La intención es que puedas desconectarte de las obligaciones del trabajo y pensar en otras cosas. Al otro día volverás con más motivación y, si has puesto en práctica nuestros tips, ese tiempo de descanso no significará una preocupación.

Tip extra: toma una ducha y cambiáte

Ahora, un consejo más que puede ayudarte mucho cuando empiezas un trabajo home office. 

Hay algunas actividades que te permiten pasar mejor de la rutina doméstica a la profesional, y viceversa.

Darse un baño y cambiarse de ropa son dos de las que te harán sentir que estás empezando una nueva jornada, ayudando al cerebro a entender que es momento de trabajar o de descansar.

No hace falta que te vistas como si fueses a la oficina, pero quedarte en pijamas, por más que sea cómodo, es una actitud muy casera que dificultará que el cerebro entienda que es hora de trabajar.

De verdad, ¡pruébalo!

¿Cómo mantener la productividad en el trabajo home office y llevar una vida saludable en casa?

Trabajar en casa es un sueño de realización personal y profesional para muchas personas, pero puede ser una condición impuesta para otras, ya sea por la pandemia mundial o porque el mundo está en constante transformación.

Es importante saber que el trabajo home office tiene muchas ventajas, y al mismo tiempo muchos desafíos.

Por eso, recuerda:

  • Prepara un espacio de la casa solo para trabajar;
  • Ten una rutina;
  • Huye de las distracciones para alcanzar una mejor productividad;
  • La tecnología puede ayudarte;
  • Todas las personas que conviven contigo deben conocer tu rutina de trabajo;
  • Entiende y respeta el momento de parar de trabajar. 

Definir todos estos puntos no solo te ayudará a saber cómo aumentar la productividad en tu trabajo home office, sino también a tener una vida saludable en casa sin el estrés que una jornada de trabajo puede provocar. 

Si te gusta la idea del trabajo home office y quieres asumir esa responsabilidad, pero no sabes cómo, aquí te dejamos 42 ideas para trabajar desde casa. Esperamos que te inspires para empezar a ganar dinero y vivir bien sin tener que ir a una oficina.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.