Cerrar Notificaciones

¡No te pierdas más nada!

¡Activa las notificaciones del blog para avisarte cuando hay un nuevo contenido!

Cerrar Newsletter

¡ÚNETE A MILES DE EMPRENDEDORES DIGITALES!

Recibe los mejores contenidos para hacer crecer tu negocio online

Aprende a dar feedbacks con la Ventana de Johari

Aprende a dar feedbacks con la Ventana de Johari

Todo sobre esta poderosa herramienta de gestión

La comunicación y el intercambio de información son esenciales para el funcionamiento de cualquier equipo. Parte de esta dinámica es comprender cómo las relaciones interpersonales te pueden ayudar en este contexto y a aceptar feedbacks, tan importantes para el crecimiento personal y profesional.

Aceptar y crecer a partir de los feedbacks es esencial para lograr el éxito. Y para que esto suceda de la mejor manera posible, es interesante contar con herramientas que ayuden en este proceso, como la Ventana de Johari.

¿Conoces este concepto? En este post, te vamos a explicar qué es la Ventana de Johari y cómo te puede ayudar con los feedbacks. ¡Síguenos!

¿Qué es la Ventana de Johari?

Creada en 1955 por los psicólogos estadounidenses Joseph Luft y Harrington Ingham, la Ventana de Johari es un modelo de autoconocimiento que tiene como objetivo demostrar gráficamente la interacción entre nuestra propia percepción y la forma como las demás personas nos ven.

Esta herramienta conceptual facilita la comprensión de los aspectos de la comunicación interpersonal y las relaciones entre los participantes de un grupo.

Aplicable a muchas situaciones, su nombre deriva de la combinación de los nombres de sus creadores: Jo(seph) + Hari(ngton).

Los cuadrantes de la Ventana de Johari

La representación de la Ventana de Johari está basada en la construcción de dos ejes.

En general, el eje horizontal representa nuestro propio autoconocimiento, dividido en dos cuadrantes: lo que el individuo conoce y lo que desconoce.

El eje vertical representa el conocimiento que otras personas tienen sobre el individuo. También se divide en dos cuadrantes, uno es lo que el grupo sabe sobre el individuo y el otro es lo que desconoce de él.

La intersección de estos conceptos forma cuatro posibilidades diferentes, a saber:

  1. Área pública: lo conocido por todos, tanto por el grupo como por la persona;
  2. Área ciega: lo conocido por el grupo, pero desconocido por la persona;
  3. Área oculta: lo conocido por la persona, pero desconocido por el grupo;
  4. Área desconocida: lo desconocido para el grupo y el individuo.

Ventana de Johari: Área pública: lo conocido por todos, tanto por el grupo como por la persona; Área ciega: lo conocido por el grupo, pero desconocido por la persona; Área oculta: lo conocido por la persona, pero desconocido por el grupo; Área desconocida: lo desconocido para el grupo y el individuo.

Aplicación de la Ventana de Johari

La aplicación de la Ventana de Johari parte de un presupuesto de honestidad. Es decir, es esencial que no tengas ningún tipo de juicio o interpretación subjetiva y que evites molestarte por las respuestas que obtengas a través de las percepciones grupales.

El autoconocimiento incluye aceptar las percepciones de los demás sobre ti. Por lo tanto, rellenar los cuadrantes de la Ventana de Johari es una excelente manera de evaluar la imagen que les transmitimos a otras personas.

Una buena manera de rellenar la Ventana es usar una lista de atributos. Estos atributos se pueden dividir en positivos, los que consideres virtudes, y negativos, los que consideres defectos — o, más eufemísticamente, aspectos que puedes mejorar.

La imagen de ti mismo

El primer paso es descubrir qué imagen tienes de ti. Para eso, enumera las características que sabes que tienes (o crees que tienes).

Sin prejuicios, ten en cuenta las cualidades y los defectos que mejor se adapten a tu personalidad.

Para facilitar el procedimiento de análisis, limítate a 10 virtudes y 10 defectos, tratando de elegir los que mejor representen tu personalidad.

Tu imagen ante los demás

Después de hacerte un autoanálisis, es el momento de dar el paso más delicado.

En tu círculo de relaciones (personales o profesionales, dependiendo del propósito de la aplicación de la herramienta), elige apróximadamente 5 de las personas más cercanas a ti. Es importante que sean personas de tu confianza y que te conozcan bien.

Luego, si estás utilizando la lista de virtudes y defectos, entrega una copia a cada persona y pídeles que realicen el mismo procedimiento que has hecho en el primer paso, marcando las características que más representan tu personalidad.

Recuerda advertirles que las respuestas son anónimas y deben limitarse a 10 positivas y 10 negativas.

Si hace falta, sella las respuestas en un sobre para que la persona se sienta cómoda y lo haga lo más sinceramente posible.

La comparación de las respuestas

Después de recopilar las impresiones de las personas, llegó la hora de comparar cada respuesta con la tuya.

Si quieres, haz una tabla con las características para facilitar la contabilidad.

Los puntos en común entre tus respuestas y las de los demás serán parte del “área pública”.

Lo que los demás hayan señalado, pero tú no, forma parte de tu “área ciega”.

Las características que hayas marcado, pero nadie más haya señalado, son parte de tu “área oculta”.

Tu “área desconocida” es una incógnita, que se puede analizar con otras herramientas.

¿Cómo la Ventana de Johari te ayuda en el proceso de autoconocimiento?

Después de haber construido tu Ventana de Johari, llegó el momento de analizar el cuadro.

El “área pública”, como su nombre lo indica, es todo lo que es público acerca de tu personalidad. Estas son las características que conoces y transmites a las personas.

El “área ciega” representa las características que no conoces, pero transmites a las personas sin darte cuenta. Corresponde a lo que haces sin saberlo o inconscientemente.

Este es, quizás, uno de los puntos principales que puedes analizar como feedback a partir de la Ventana de Johari, porque el “área ciega” se percibe por la forma cómo hablas, cómo te expresas verbal y no verbalmente, cómo te comunicas y reaccionas a diferentes situaciones.

A su vez, el “área oculta” corresponde a las características que no deseas que los demás conozcan y que, de hecho, permanecen ocultas. Esta “área” puede permanecer oculta por temor a juicios y reacciones negativas, o simplemente porque no mostramos estas características de manera clara y objetiva.

También puede representar una incongruencia de percepciones, como en las personas que se consideran liberales pero que en realidad adoptan actitudes conservadoras y estables.

Por último, el “área desconocida” corresponde a áreas que aún no han sido exploradas.

Aunque la Ventana de Johari no es exactamente la mejor herramienta para analizar esta área, puedes buscar entre las características lo que ni tú ni las otras personas hayan señalado e intentar ver qué podrías mejorar.

Sin embargo, lo ideal es buscar el asesoramiento de expertos para ponerte en contacto con tu “área desconocida”.

La Ventana de Johari y los feedbacks

La aplicación de la Ventana de Johari es, por sí misma, una excelente manera de analizar los feedbacks. Sin embargo, aún puedes hacer varias preguntas dentro de la herramienta, como:

  • ¿Cuáles son las características de cada “área” de tu Ventana?
  • ¿Qué imagen das y te gustaría cambiar?
  • ¿Qué te gustaría mostrarles a los demás que no se está notando?
  • ¿Cómo cambiar la imagen que las personas tienen de ti?

La Ventana de Johari es una gran herramienta para analizar cómo te percibes a ti mismo y qué imagen tienen de ti las personas de tu círculo social o profesional. Con ella, podemos motivarnos a buscar cambios, intentando mejorar siempre.

¿Te gustó nuestro artículo? ¿Quieres recibir más posts como este? Entonces, ¡ve al final de esta página, suscríbete a nuestro boletín y ten acceso exclusivo y en primera mano a nuestros textos!

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.