Descubre las 4 C del marketing, la evolución del Marketing Mix

Descubre las 4 C del marketing, la evolución del Marketing Mix

¡Ha llegado el momento de descubrir la estrategia que coloca al consumidor en primer lugar: ¡Las 4 C del marketing!

Probablemente ya has oído hablar sobre las 4 P del marketing, ¿verdad? Sin embargo, la P no es la única que tiene fama en esta área.

Digamos que este concepto ha evolucionado y hoy lo que está de moda son ¡las 4 C del Marketing!

Como casi todo en esta vida, el marketing también ha cambiado mucho, se ha transformado y aborda conceptos cada vez más complejos. Y es por eso que ahora es posible crear mejores estrategias para conquistar más clientes y comprender mejor su comportamiento.

Y en el marketing mix siempre hay novedades. Las 4 C es una de ellas, un concepto totalmente enfocado en el consumidor.

Bueno, pero al fin y al cabo ¿de qué se trata?

Donde todo empezó: las 4 P del marketing

Aunque este concepto todavía esté en la mente de muchas personas que trabajan con estrategias de marketing, no está de más recordarlo, ¿verdad?

Fue elaborado por Jerome McCarthy, basado en los estudios de Neil Borden, en los años 50.

Las 4 P del marketing, o marketing mix, son: Producto, Precio, Plaza y Promoción.

En el centro de este concepto está el producto. Y por eso es la primera de las P. Además de la mercancía o el servicio en sí, este punto se refiere a todo lo relacionado con él, como el embalaje, el diseño, la garantía, etc.

La segunda P es la de Precio. Se trata del valor del producto y todo lo que tiene que ver con este aspecto, como descuentos, financiación y condiciones.

La P de Plaza se relaciona con el lugar donde se encuentra el punto de venta y la distribución completa del producto. Es decir que aquí están los aspectos logísticos de tu negocio.

Y, por último, la Promoción, que se refiere a la promoción del producto, como enlaces patrocinados o incluso merchandising en los medios de comunicación tradicionales.

Estas son las 4 P que, durante mucho tiempo, fueron los pilares principales del área y han evolucionado hacia las 4 C de marketing, los personajes principales de este texto.

Por eso, lee y descubre cómo cada una de las 4 C te ayuda a la hora de diseñar el plan de marketing de tu negocio.

Descubre las 4 C del marketing digital

Si las P se centran en el producto, ahora es el momento de poner la atención en quién compra, sus necesidades, su satisfacción, conveniencia y, por supuesto, cómo te comunicas con ellos.

Esta idea dentro del marketing mix se ha venido desarrollando desde los años 90 por Robert F. Lauterborn.

Aunque es una “evolución”, lo cierto es que los dos conceptos pueden coexistir, lo que hace posible tener una estrategia más asertiva que se adapte mejor a la jornada del consumidor.

Pero ¿sabes qué significa cada una de las C del marketing?

1. Consumidor

La primera C se refiere precisamente al protagonista de esta estrategia, el consumidor.

Uno de los aspectos más importantes al crear una estrategia de marketing es conocer bien al público objetivo. Al fin y al cabo, solo así será posible ofrecer una solución a los problemas que enfrentan los clientes potenciales.

En este sentido, crear tu buyer persona es esencial, ya que va más allá del público objetivo tradicional. Incluye, también, los hábitos, el estilo de vida e incluso sus deseos.

¡Todo lo que sea posible saber! Es que, una vez que conoces a tu cliente en profundidad, se vuelve mucho más fácil crear productos y servicios de calidad.

Por eso, en las 4 C del marketing, primero piensa en tu cliente que todo lo demás puede venir de una manera más sencilla.

2. Costo

En las 4 P, este sería el momento de hablar sobre el Precio. Pero no es el caso. De hecho, no pienses que hemos cambiado una palabra por un sinónimo. Después de todo, el costo no es lo mismo que el precio.

Aquí, lo que debemos pensar es en el Costo en su conjunto. Esto incluye todo lo que el consumidor (fíjate que aparece aquí otra vez) necesitará gastar para adquirir su producto o los gastos que tu empresa pueda tener para ofrecerlo.

Y el costo también tiene en cuenta otros factores además del precio en sí. Por ejemplo, el tiempo que le tomará al consumidor tener el producto en mano (un factor muy importante en el caso de los ecommerce) o el desplazamiento hasta tu punto de venta.

Y, por supuesto, también incluye los beneficios que el consumidor tendrá con tu producto o servicio, que deben medirse al tomar la decisión definitiva sobre el costo final.

3. Conveniencia

Antes, Punto de venta. Ahora, Conveniencia.

Si el Punto de venta se refiere a la ubicación exacta donde se encuentra tu tienda, la conveniencia abarca más elementos. Este factor está estrechamente relacionado con el acceso del público a tu producto.

Según el comportamiento de tu buyer persona, deberías poder saber si tus clientes prefieren comprar en tiendas físicas o en línea y qué están dispuestos a hacer para comprar tu producto.

Por lo tanto, mucho más que de aspectos físicos, también estamos hablando de la experiencia del usuario con tu marca.

Si no le parece conveniente cerrar un trato contigo, es probable que el público decida comprar con la competencia.

4. Comunicación

La cuarta y última de las 4 C del marketing ocupa el antiguo lugar de la Promoción. Este ítem trata sobre la forma cómo te relacionas con el cliente.

Es en este punto que el profesional de marketing necesita posicionar su marca en el mercado, mantener la reputación del negocio y comunicarse a través de los medios que utiliza el cliente.

La comunicación tiene que ver con el diálogo, con el cómo la empresa puede encantar al público objetivo. Esto es diferente de la Promoción, cuando era necesario persuadir a una persona para que comprara.

Por lo tanto, la comunicación está directamente relacionada con la interactividad. Y las redes sociales se encuentran entre las principales herramientas para crear este diálogo.

Pero no pienses que la comunicación incluye solo el engagement en las redes sociales. Abarca, también, la creación y la distribución de contenidos relevantes para la audiencia.

Debes acordarte de que esta interacción siempre va a variar según la jornada del consumidor. Al fin y al cabo, en cada etapa el público necesita un enfoque y contenidos diferentes.

¿Y cuál es la importancia de estas 4 C hoy?

Como has podido leer a lo largo de este texto, el marketing sufre cambios constantemente. A cada momento, los nuevos elementos, especialmente los que provienen de Internet, hacen que el consumidor actúe de maneras diferentes.

Y las 4 C del marketing se preocupan en entender el comportamiento y los hábitos del cliente y en cómo esto puede ayudarte a vender más y mejor.

¡Crea un sitio web con un flujo intenso y llega a más clientes!

Las 4 C del marketing ayudan mucho a la hora de crear una estrategia más efectiva, que agrega valor al producto y, principalmente, satisface las necesidades del consumidor. 

Y esa estrategia, por supuesto, también depende de otros factores relacionados con el marketing de contenido.

Y tenemos un excelente texto sobre el tema, para que sepas cómo aumentar el tráfico de tu sitio web utilizando el marketing de contenido.

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.